Política
Sábado 18 de Julio de 2015

Tras el apartamiento de Bonadío, Rafecas quedó al frente de la causa Hotesur

La Cámara consideró a esa convocatoria como una irregularidad ya que no está prevista en el Código Procesal Penal y porque tampoco les informó a las partes acerca de su decisión.  

El juez federal Daniel Rafecas quedó ayer a cargo de la causa Hotesur, en la que se investiga a la presidenta Cristina Kirchner y su entorno por presunto lavado de dinero en sus emprendimientos hoteleros. De hecho, el magistrado ya recibió el expediente principal, pero no así los incidentes del caso y la documentación, entre ellas todo lo obtenido en los procedimientos realizados el lunes pasado por su par Claudio Bonadío en Santa Cruz.

   Se prevé que haya novedades en la causa recién en agosto próximo, cuando finalice el receso judicial de invierno, ya que ninguna parte solicitó la habilitación de la feria para su tratamiento.

   Por su parte, el fiscal Germán Moldes pidió aclarar los alcances de la nulidad dictada por la Cámara Federal y la diputada nacional y precandidata presidencial Margarita Stolbizer apeló, como querellante, la resolución que apartó a Bonadío.

   La Sala I de la Cámara apartó el jueves, por mayoría, a Bonadío de la causa Hotesur al declarar la nulidad de la convocatoria que hizo del juez de peritos de la Corte Suprema para que lo asesoraran en el expediente.

   La Cámara consideró a esa convocatoria como una irregularidad ya que no está prevista en el Código Procesal Penal y porque tampoco les informó a las partes acerca de su decisión.

   La determinación fue tomada tres días después de que Bonadío realizara 35 procedimientos en el sur del país, entre ellos en la inmobiliaria de Máximo Kirchner y en la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez.

   Tras el apartamiento de Bonadío, la Cámara sorteó ayer al nuevo juez del expediente y salió Rafecas, quien este año intervino en la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la jefa del Estado por presunto encubrimiento en la causa por el atentado terrorista contra la sede de la Amia (ver página 14) y la desestimara por inexistencia de delito.

   Asimismo, el fiscal de la causa continuará siendo Carlos Stornelli porque el desplazamiento de Bonadío solo la afecta él.

   En tanto, Stolbizer sostuvo que “la decisión del apartamiento del juez es desmesurada y arbitraria y demuestra la intención de aplicar una sanción política al magistrado que tres días antes llevó adelante un procedimiento para obtener información sobre las sociedades de la familia Kirchner”.

   La precandidata presidencial apeló ante la Cámara Federal de Casación Penal la remoción de Bonadío y la nulidad dictada por la Sala I.

   También Moldes presentó un escrito para que la Cámara explique los alcances de su decisión de nulidad y qué actos del expediente que realizó Bonadío fueron declarados inválidos.

Perfil. Rafecas, en tanto, no sólo se va a encontrar en el expediente con el nombre de Cristina sino con el de sus hijos, Máximo y Florencia.

   El fallecido antecesor y marido de la presidenta, Néstor Kirchner, fue quien designó a Rafecas en 2004 como juez, en lo que fue una renovación del fuero federal.

   Con mucha academia, prestigio y el background de estudio y especialidades en temas de lesa humanidad y genocidio, Rafecas llegó al barro de la Justicia que investiga al poder político.

   La primera causa de impacto que tuvo fue la de los sobornos en el Senado, en la que envió a juicio al ex presidente Fernando de la Rúa (terminó absuelto con el resto de los acusados) y que le valió duras críticas y una denuncia por mal desempeño por parte del Tribunal Oral que hizo el proceso.

   Rafecas fue el primer juez de la causa Ciccone y, en ese rol, allanó el departamento de Amado Boudou, pero terminó apartado por la misma Sala de la Cámara que sacó a Bonadío porque se descubrieron mensajes de WhatsApp entre el magistrado y quien fue abogado hasta 2008 de José María Núñez Carmona, amigo y socio del vicepresidente, en los que hablaban sobre el expediente.

   Tras ese apartamiento, Rafecas salió del centro de la escena a pesar de que recibió y tiene a su cargo las causas por presunto enriquecimiento ilícito del ex jefe del Ejército César Milani y el titular de Aerolíneas Argentinas (AA), Mariano Recalde.

Comentarios