Policiales
Lunes 17 de Octubre de 2016

Tras tres años, comenzó el juicio por la muerte de Serena Martínez

Con tres imputados en el caso, la Fiscalía y la Defensa expusieron sus alegatos de apertura. Este martes declara el padre de la niña y los peritos de la Policía Científica

Después de tres años de espera, este lunes, en la Sala VI del primer piso de tribunales se dio inicio al juicio oral y público por la muerte de Serena Martínez, la nena de siete años que recibió un impacto de bala en la cabeza a causa de un conflicto armado en Alto Verde en la tarde del 29 de noviembre del 2013. Por el hecho son juzgados Carlos Roberto Vega (24), Luis Antonio Cabrera (32), alias "Pizi" y Lucas Maximiliano Fernández (21), alias "Cepillín".

Desde la Fiscalía Nº 3, a cargo de Mariela Jiménez, se solicitó una pena de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, "homicidio calificado por armas de fuego, por la participación de un menor de edad y el concurso premeditado de dos o más personas en grado de tentativa en perjuicio de dos personas que protagonizaron un conflicto armado previamente a la balacera que derivó en la muerte de Serena. En la misma sintonía, la querella de la familia pidió lo mismo, pero sumó dos agravantes más: que los hechos se dieron en perjuicio de la menor fallecida.

Por su parte, la defensa de los imputados Fernández y Cabrera, patrocinada por Horacio Paulazzo, solicitó la absolución. Del mismo modo, pidió lo mismo la defensora pública de Vega, Fabiana De Feo.
Embed

No dijeron nada

Tras culminar los alegatos, el tribunal de jueces, compuesto por Orlando Pascua (presidente), Jorge Pegassano y Darío Sánchez, llamaron al banquillo de los acusados a cada uno de los imputados, pero todos se negaron a declarar. En este sentido, el abogado de Cabrera y Fernández justificó la posición de sus defendidos al manifestar que ya lo habían hecho en cuatro oportunidades en la etapa de investigación.
Para este martes, a las 8, está previsto que declaren el padre de la víctima, Facundo Martínez, el cual se encontraba en el club Regatas en la tarde del 29 de noviembre. En tanto, harán lo mismo los peritos de la Policía Científica que intervinieron en el caso.
Serena2
Club Regatas. Todo ocurrió el 29 de noviembre del 2013.
Club Regatas. Todo ocurrió el 29 de noviembre del 2013.

Disparos y desenlace fatal

En su acusación, la fiscal Jiménez detalló que el conflicto armado que causó la muerte de Serena, fue a raíz de una balacera que tuvo como protagonistas a los imputados y a otros sujetos, los cuales ya cuentan con condena.

Según la funcionaria judicial –del sistema residual de causas– ese cruce de disparos se dio a las 18.04 en adyacencias del corralón Méjico de Alto Verde. Los imputados fueron interceptados por tres hombres –Jonatán Miranda, Néstor Cano, Antonio Segovia y un menor de 16– que con disparos amedrentaron a los imputados Fernández y Cabrera, los cuales circulaban en moto en su vuelta del trabajo.

Como consecuencia de aquel tiroteo, resultó herido Carlos Borgo, quien por aquel entonces se desempeñaba como encargado del corralón. Por esta razón, quedó documentada en la central del 911 una llamada que alertaba de los momentos de tensión vividos.

Embed

Aquel tiroteo no iba a tener su final allí, sino que "Cepillín" y "Pizi" intentaron vengarse de sus atacantes y fueron en busca de Vega. Más tarde, según la versión de Fiscalía, los imputados se dirigieron armados en tres caballos –ya que la motocicleta sufrió un desperfecto– hasta la zona de donde impartieron los disparos contra sus atacantes. Uno de los proyectiles atravesó -550 metros- la laguna e impactó en la cabeza de Serena Martínez, quien se encontraba junto a sus amigos en una despedida de año en el club Regatas.

"La muerte de Serena era una conducta previsible en los imputados", dijo Jiménez en su alegato de apertura. "Vega, Fernández y Cabrera conocían la capacidad mortal que podían generar", agregó.

Cruzados

En la vereda opuesta, el defensor particular de Fernández y Cabrera, caratuló la acusación de "anómala" a lo largo de todo el proceso. Con fe y convicción sostuvo: "En este caso va a triunfar la lógica de la experiencia". En tal sentido, anticipó que a lo largo del debate comprobará la inocencia de sus defendidos, por lo cual pedirá la absolución de culpa y cargo.
De igual manera, lo hizo la defensora de Vega, De Feo, quien pidió la absolución y además dijo que comprobará que su defendido no se encontraba en el lugar de los hechos. Para fundamentar ello, argumentó que habrá dos testimonios que darán cuenta de la ausencia de su defendido en el tiroteo que causó la muerte de Serena.

Sostienen que hubo un "dolo eventual"

En diálogo con Diario UNO, la fiscala del caso, Mariela Jiménez, destacó que la línea que seguirá la Fiscalía Nº 3 será la de comprobar que existe un dolo eventual en la muerte de Serena Martínez. "Es decir, la posibilidad que tuvieron los tres imputados en generar la muerte de un tercero ajeno al conflicto –explicó. Azarosamente, Serena estaba a 550 metros del conflicto, pero podría haber sido cualquier persona", agregó.

Serena3.jpg
Mariela Jimènez, fiscala del caso Serena Martínez
Mariela Jimènez, fiscala del caso Serena Martínez

"La Fiscalía entiende que estaban las condiciones para que cualquiera de las personas que estaban en ese momento podían salir lesionadas o incluso llegar a la muerte", refirió la funcionaria judicial.
"Nosotros vamos a probar en el debate que primero se produjo un tiroteo por lo cual ya hay tres personas condenadas, y estos disparos que los enjuiciados efectúan contra los integrantes de la banda opositora ocurren casi 35 minutos después. Esto es lo que vamos a probar a lo largo del juicio. Todo eso es posible y realmente así sucedió", aseguró Jiménez.

Comentarios