santafe
Jueves 12 de Mayo de 2016

Trasladarán los restos del Padre Cirilo a la parroquia San Pablo

  El Concejo aprobó un pedido de la comunidad para que el cuerpo del sacerdote descanse en la iglesia que fundó. Para esto se edificará una estructura a los pies de la torre y del santo

La semana pasada el Concejo Municipal aprobó el traslado de los restos del presbítero Cirilo Zenklusen desde el Cementerio Municipal, donde actualmente se encuentra inhumado en el nicho Nº 4828 del identificado panteón San Jerónimo, al recinto de la parroquia San Pablo. Vale recordar que el Padre Cirilo falleció el pasado 23 de enero, a los 86 años, tras dedicar la mayor parte de su vida al servicio y trabajo por la comunidad.
 
En ese entonces los restos del párroco fueron trasladados al Cementerio Municipal; sin embargo ya estaba latente la idea de poder trasladarlo a la parroquia que él mismo fundó. El pedido fue hecho tanto por la comunidad como por el actual párroco. La aprobación del traslado tomó por sorpresa a los seguidores y a los familiares de Zenklusen.
 
“Nos dijeron que era algo que dependía de un montón de reuniones y tratamientos, que se podía demorar un poco”, sostuvo el presbítero Hugo Dalla Fantana, quien actualmente está al frente de la comunidad de San Pablo. “Mejor que salió ahora”, agregó. A pesar de no contar con una fecha precisa sobre el futuro traslado del cuerpo, el ahora responsable de la comunidad que fundara Cirilo adelantó que los restos se instalarían al frente de la iglesia, a los pies de la imagen tallada de San Pablo.
 
La estructura tendrá características imponentes, con mármoles y rejas que servirán para enaltecer el descanso de quien fuera el fundador de la iglesia en la que ahora descansará y podrá ser visitado por la comunidad santafesina que lo conoció. “En esa ubicación los fieles podrían acercarse”, adelantó Dalla Fontana. El proyecto que está a cargo del arquitecto santafesino Hugo Lazzarini también incluirá reformas tanto en la iglesia como en el salón parroquial.
 
En principio la idea original era tener preparado el espacio para el próximo 25 de septiembre, en coincidencia con el cumpleaños de Cirilo. Sin embargo, la noticia en torno a la rápida aprobación del traslado generó dudas sobre los plazos y ahora se deberá analizar una nueva fecha. Lazzarini acompañó en los proyectos que llevaron a la construcción del templo y ahora estará al frente de las modificaciones que realizará a su propia obra.

En ese sentido, el sacerdote destacó que los tres trabajos que se deben afrontar se están delineando de manera conjunta. “Nosotros estábamos a la espera de que el traslado saliera”, aclaró el párroco, al mismo tiempo que agregó que “la idea es trabajar por parte teniendo como prioridad la estructura que albergará los restos del Padre Cirilo”.
 
Plano en mano, el cura Dalla Fontana brindó las explicaciones técnicas sobre los cambios que sufrirá la fachada de la iglesia. “Las rejas que están al frente se colocarán al costado y el sector se cerrará en una zona, mientras que otra quedará abierta para que los fieles puedan pasar”,adelantó el párroco.
 
El espacio en el cual descansarán los restos del Padre Cirilo tiene prioridad en relación a los demás trabajos que la comunidad proyecta encarar. Como una forma de continuar el legado que dejó el fundador de este templo ya se está pensando en agrandar una parte del templo, lo cual se haría hacia el lado norte del mismo para que de esta manera la puerta de entrada pueda coincidir con el altar. “Va a haber cambios en general”, sostuvo Dalla Fontana
 
Privilegiado
En relación al espacio elegido para que el cura pueda descansar y al mismo tiempo reciba los saludos de los fieles y de la comunidad en general, el cura no dejó pasar la oportunidad que se le presentaba para destacar: “Es espectacular el lugar, acompañado del monumento destaca el espacio donde se instalará”.
 
En la entrada del templo se puede observar que debajo del campanario hay una imagen de San Pablo, tallada a mano, esta tiene más de dos metros de alto. Imponente es la palabra que surge al momento de contemplarla. A los pies de este santo se ubicará la tumba de Cirilo, la cual estará rodeada por rejas para permanecer segura y será enaltecida con mármoles que adornarán el lugar.
 
En coincidencia con su labor, que se tradujo en un constante accionar y contacto con los fieles, el párroco volverá a estar con ellos en un lugar abierto y común y sin barreras.
 
En tanto los boy scouts están barajando la posibilidad de instalar en una de las salas del salón parroquial un espacio dedicado a los recuerdos de su fundador. “Para que quede una especie de pared o rincón del Padre Cirilo en diferentes etapas de su vida, hay varias imágenes”, explicó Dalla Fontana.
 
Por último, pero no menos importante, el presbítero que estará al frente de los trabajos adelantó que solicitarán el cambio de nombre de la plaza instalada frente al templo. Si bien esta fue bautizada como Gregoria Matorras, los vecinos la conocen como plaza San Pablo . Ahora el objetivo es bautizarla bajo el nombre de Cirilo Zenklusen. El pedido fue hecho como parroquia y ahora será repetido por los scouts. “Es más significativo para el barrio”, destacó Dalla Fontana.

Comentarios