santafe
Sábado 11 de Julio de 2015

“Tratamos de que el club continúe vigente”

En su segundo ciclo como presidente, Manuel Sikh habló sobre el presente institucional y económico. “Tenemos un buen movimiento y crecemos”, dijo.

Siempre se dice que llegar a la cima es más fácil que mantenerse, porque eso requiere constancia y mucho esfuerzo. Lo mismo ocurre con clubes que, desde sus inicios, buscan progresar y avanzar en la sociedad. En contadas ocasiones el destino atenta con cualquier expansión, con lo cual es necesario una tarea responsable y a conciencia para seguir adelante.
Así es como cada estamento logra mantenerse, algo que por estos días es harto complicado. Entonces, saber que existen lugares indelebles es un dato alentador pensando en el futuro, ya que permite avizorar una idea social magnífica.
Alguien que valora cada uno de estos puntos es el presidente, Manuel Sikh, que lleva tres años en el cargo y que aprecia el trabajo que se hace. Habló sobre el presente del club y algunos detalles más a tener en cuenta.
“Veo a una institución muy ordenada, mucho más si tenemos en cuenta que actualmente los clubes sociales están prácticamente en extinción. No descubrimos nada si decimos que las actividades fueron decreciendo, incluso la juventud un poco también yéndose a otro lado, entonces quedamos un cachito relegados. Pero dentro de esa escueta actividad, nosotros tenemos un buen movimiento y crecemos cada día más a través de los grupos de danza y la participación en la Fiesta de las Colectividades. Dentro de lo que nos permiten las instalaciones buscamos darle también algún impulso al deporte con las artes marciales. Por ese lado, sumado a la acción social de nuestras fiestas, tratamos de que el club siga vigente”, apuntó.
Por otra parte, hizo alusión al aspecto económico: “Diría que estamos tranquilos, porque somos bien ordenados. Pero está claro que todo el tiempo hay que hacer malabares, porque son instituciones con un caudal social relativamente chico y, si tuviéramos que vivir de la cuota, tendríamos que cerrar mañana. Uno se la rebusca mediante las actividades, con eventos y demás con el fin de ir recaudando. Somos prolijos y tratamos de tener un gasto necesario”.
Asimismo, acotó: “Siempre hay que valerse de opciones para crecer. Por ejemplo, nosotros tenemos un acontecimiento de real importancia, la Fiesta de las Colectividades, que es de interés municipal y provincial. Allí nos permiten mostrar las cosas típicas de nuestra tierra para así poder recaudar fondos. Lógicamente que el objetivo también es compartir junto a nuestra gente. De esta manera avanzamos. Otra cosa que nos enorgullece son los eventos benéficos que se realizan para ayudar a gente. Yo soy partidario de que las instituciones tienen que ser un medio para brindarle al socio y a la gente que se acerca un beneficio. El dinero guardado sin un fin para nosotros no tiene sentido. En ese caso tratamos de ayudar. Lo bueno es que logramos reformar varias de las instalaciones y que necesitábamos hacer, más que nada por la demanda de los socios. Esto es como una casa, sino la arreglás se viene abajo, entonces buscamos mantener todo en pie”.
 Más adelante, resaltó cuáles son los objetivos que tiene el club para con la sociedad: “Logramos concretar un par de alianzas estratégicas para brindarle al socio algún que otro incentivo. Hoy lo más importante que tenemos es con la Universidad Católica de Santa Fe, con quien tenemos un ida y vuelta. Le prestamos las instalaciones para el dictamen de clases y demás, cosa que nos sirvió un montón, porque es un beneficio para el chico que quiere estudiar. Algo parecido hicimos con el Sirio-Libanés de Buenos Aires, para que los socios que quieran estudiar en dicha ciudad reciban una beca para hacer más fácil su ilusión. Esta es un poco la idea que tenemos”.
En el final, recalcó: “Es importante el sentido de pertenencia para estar en el club, aunque no es prioritario. Nosotros tenemos muchachos en la comisión que no tienen nada que ver con lo árabe y se fueron identificando, como que se hicieron hinchas. Eso nos da una alegría mayor, porque eso quiere decir que esto va más allá de cualquier otra cosa. En este caso me toca ser presidente y, sin darme cuenta, me gusta lo que hago. Digo que estoy como en otro negocio, porque demanda tiempo y responsabilidad. Se necesita dedicación, pero uno lo hace con gusto”.

Comentarios