Espectáculos
Domingo 12 de Junio de 2016

Trenchi muestra el video: así quedó tras operarse con Lotocki

Se ve a la vedette con los ojos encintados, con una traqueotomía y una parálisis que no le permitía cerrar su boca ni mover sus brazos.

Todavía tengo el tema de la parálisis y se me traba toda la cara cuando me pongo nerviosa”. Con esta frase explicaba Gabriela Trenchi las secuelas que le quedaron luego de haber sido intervenida por el polémico cirujano Aníbal Lotocki.
Y es que la dueña de la casa de ropa Monna Madau, en Ramos Mejía, permaneció por más de un mes en coma luego de hacerse una cirugía estética con Lotoki, quien le realizó varias otras intervenciones sin su consentimiento.

Luego de las denuncias por mala praxis, el juez de Instrucción Número 11 Pablo Raúl Ormaechea procesó al mediático doctor por "estafa en concurso real con lesiones culposas". Además le dictaron un embargo de un millón de pesos y a su vez, el “cirujano de las estrellas” está imputado por lesiones graves y se espera que lleguen otras denuncias por más casos de mala praxis.


Según explicaron los abogados de la víctima en el programa conducido por Diego Poggi y Fernanda Arena, en C5N, "el juzgado lo procesó en la causa de Gabriela por el delito de lesiones y estafas".
En el video se puede ver a la empresaria, luego de ser intervenida por el cuestionado cirujano en un deteriorado estado de salud. Sus ojos están totalmente encintados, su boca permanece abierta en todo momento y apenas puede mover sus brazos.
“Duermo con los ojos encintados y con un aparato que me ayuda a traer la mandíbula para adelante que me está deformando la dentadura. Todos los días tengo que hacerme estudios”, había explicado Trenchi, quien se mostró en más de una oportunidad denunciando a Lotocki.

Pero Trenchi no es la única en denunciar al cirujano. A la larga lista de famosas que sufrieron el deterioro de sus cuerpos a causa de las cirugías del cuestionado médico,se sumó Pamela Sosa quien también denunció penalmente a Aníbal Lotocki por los presuntos delitos de "estafa y lesiones".
La participante del Bailando por un sueño denuncia que tiene "arritmias y ataques de pánico", y consecuencias renales, que la obligarán, a sus 30 años, "a cuidarme como si fuera una persona mayor". La morocha asegura que el médico perjudicó su salud y que la utilizó como "conejillo de indias" para sus experimentos.

Fuente: BigBangNews.

Comentarios