informacion_general
Lunes 27 de Julio de 2015

Tres bebidas para quemar grasas

La alcachofa es una verdura que se consume poco en nuestro país. Sin embargo, es un alimento muy útil para estimular la regeneración del hígado, lo que mejora la desintoxicación de nuestro cuerpo. Es rica en vitaminas B y C. Últimamente se habla mucho de las propiedades de la alcachofa para quemar grasa.
Las alcachofas no aportan grasa, contribuye a regular la absorción de las grasas debido a una sustancia llamada cinarina, que se encarga de estimular la secreción de la bilis por parte del organismo.
Metaboliza de manera más óptima las grasas y aprovecharlas al máximo evitando su acumulación.
Vale la pena destacar que las alcachofas también son diuréticas y, por si fuera poco, tienen un valor calórico que no llega a 50 calorías cada 100 gramos, lo que las convierte en perfectas aliadas para las dietas.
Bebidas para quemar grasa hechas con alcachofas
1. Té de hojas de alcachofa. Coloca un montón de hojas de alcachofa en una olla con agua hirviendo. Cuando esté en ebullición, retira cuidadosamente las hojas y deja la infusión en reposo de 5 a 8 minutos.
Se aconseja beberla antes de cada comida, pero no es recomendable para aquellas personas que padecen de cálculos biliares así como en niños pequeños, mujeres en estado de embarazo o en período de lactancia, porque sus condiciones de seguridad no están clarificadas.
Cuando se toma el té de hoja de alcachofa antes de cada comida, se pueden disminuir los niveles de colesterol malo del organismo y con ello alcanzar un riesgo menor de contraer alguna enfermedad cardiovascular.
Además, facilita la digestión, reduce la posibilidad del estreñimiento, y combate la acidez estomacal, la distensión abdominal y la diarrea.
2. Agua de alcachofa. Lava y corta una alcachofa sin su tallo por el medio. Colócala en el fuego con abundante agua. Permite que hierva hasta que se ponga color marrón y déjala en ebullición 15 minutos más. Consérvala en el refrigerador.
Bebe un vaso en ayunas al día y mantendrás tu organismo libre de toxinas.
Debido a los compuestos activos que tiene la parte carnosa del núcleo y las hojas de la alcachofa (cinarina, luteolina, apigenina, estigmasterol y beta-sitosterol), este agua permite incrementar el flujo de bilis, ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y con ello, colaborar en la disminución de los riesgos de contraer la diabetes.
También fortalece el sistema inmunológico y es muy útil para expulsar toxinas del organismo y obtener una piel mucho más clara.
3. Jugo de alcachofas. Como ya hemos visto, esta valiosa verdura aumenta el metabolismo, favorece la eliminación de grasas y además mejora el funcionamiento hepático.
El jugo es excelente para acompañar una dieta y ejercicio físico para bajar de peso.
Coloca alcachofas crudas en una licuadora o procesador y bebe un vaso todos los días en ayunas durante una semana cada dos meses para mantener tu peso ideal.
Fuente: Salud 180
 

Comentarios