santafe
Sábado 30 de Enero de 2016

Tres de cada cuatro accidentados asistidos en el Cullen iban en moto

En los últimos tres meses del año pasado se atendieron 1.117 personas con lesiones generadas por colisiones en birrodados sobre un total de 1.470. La erogación promedio de atención de un politraumatismo de cráneo con una internación de 30 días no baja de los 300.000 pesos. 

El domingo pasado, un joven de 28 años falleció luego de chocar su moto contra un auto en Guadalupe Oeste. Este es uno de los tantos siniestros con víctimas fatales que se producen en la ciudad. De acuerdo al último informe “Santa Fe Cómo Vamos”, que cuenta con datos del Observatorio de Seguridad Vial de la provincia, en 2014 se produjeron 52 fallecimientos por accidentes de tránsito; de los cuales el 73,1% se trasladaba en moto o ciclomotor.
Sean de Santa Fe, o de la región, la gran mayoría de los accidentados por esta causa termina siendo atendido en el Hospital Cullen, desde donde informaron que en los últimos tres meses del año pasado hubo un leve descenso en la cantidad de asistencias por colisiones de motos respecto de 2014. 
En octubre hubo 546 atenciones por accidentes, y 402 fueron de moto (73%), en noviembre 428 en total y 332 de motos (77%), y en diciembre 496 accidentes, y 383 de motos (77%). En tanto, en el mismo período del año anterior (2014), en octubre se atendieron 508 accidentados, de los cuales 393 fueron personas que viajaban en ciclomotores (77%), en noviembre de 607 atenciones, 455 fueron motos (74%), y en diciembre de 508 accidentes, 393 conducían motovehículos (77%).
Según estos números, la cantidad de accidentados que ingresan y son atendidos en el hospital público es de más de 12 por día en promedio. 
“En la mayoría de los días hay 13 o 14, accidentados, y el día que menos hubo fue el 9 de diciembre pasado con cinco, pero después un día hubo 21, y eso hace un promedio de más de 10 por día”, contó a Diario UNO el subdirector del nosocomio, Juan Pablo Poletti.
Más allá de que la mayor cantidad de atenciones por accidentes son protagonizadas por conductores o pasajeros de motocicletas, es al menos llamativo el alto porcentaje que representan estos accidentados, ya que en promedio siempre ronda el 75%. Es decir, tres de cada cuatro colisionados que ingresaron por lesiones, iba en uno de estos vehículos.
“Ese es el porcentaje que nos llega, más allá de que puede llegar a aumentar, porque no estamos hablando de cantidad de motos, sino de accidentados. A veces en una moto van tres y hasta cuatro personas, y generalmente son dos personas mínimo”, aclaró el director. 
“Independientemente de que el vehículo de menor porte es el más dañado, el guardabarros de la moto son las piernas de la persona que conduce, o del que acompaña, y el paragolpes la cabeza. Estos son los dos tipos de golpes que más se atienden: fracturas y traumatismos de cráneo”, expresó y apuntó fundamentalmente a la imprudencia como el motivo de tantos accidentados.
Costos para el Estado
El precio de la imprudencia de los motociclistas se refleja también en los costos de atención. En este sentido, Poletti explicó que un traumatismo de cráneo que pasa 20 días en terapia, y después 10 días en una sala común, conlleva un costo de atención aproximado que no baja de los 300.000, lo que supone unos 10.000 pesos por día. 
“Esto incluye la posibilidad de colocar prótesis, tornillos, reintervenciones, anestesias, quirófanos, etcétera. Es un cálculo estimativo en base a 30 días de internación que es más o menos lo que demora en sanar un traumatismo de moto grave”, indicó. 
De todas formas el profesional prefirió no hacer hincapié en el dinero que representa la atención, y al respecto agregó: “No queremos hablar tanto de costos, porque el hospital está preparado para brindar la atención que sea necesaria, después que por supuesto los gastos de prevención no salen del mismo lugar que los de salud, pero es más o menos lo que se puede informar desde el punto de vista presupuestario de lo que sale una internación de un politraumatizado grave en una terapia como la del Cullen”.
Por último, el director del efector dijo que la gente no toma conciencia del peligro que conlleva manejar una moto sin casco y dijo que “la mayoría de los accidentes con politraumatismos graves son por no usar casco, o imprudencias de ir más de dos en una moto”.
Coqui Toum / Diario UNO 

Comentarios