santafe
Domingo 23 de Agosto de 2015

Trombofilia, el mal silencioso que afecta a muchas santafesinas

Lucha. Esta patología afecta a mujeres en edad fértil y provoca la pérdida del embarazo. A pesar de que se puede diagnosticar y tratar, falta información sobre el tema y concientización

No pide permiso, de manera silenciosa puede acabar con el tesoro más codiciado para muchas mujeres: la vida de su propio hijo. La trombofilia es un mal que aqueja a un importante número de personas en edad fértil y que provoca la pérdida de embarazos tanto en las primeras semanas como en la última etapa de gestación. A pesar de que esta patología se puede diagnosticar y tratar, la falta de información sobre el tema y la escasa concientización por parte de los profesionales de la salud, los casos vinculados a esta patología se siguen registrando.
Es un trastorno de la coagulación que tiene tendencia a formar trombos o microtrombos, y estos hacen que la sangre más espesa que forma trombofilia provoca que el bebé no se alimente ni oxigene como corresponde. “Por lo cual produce una pérdida de embarazo o un nacimiento demasiado prematuro”, aclaró Yanina Libra de los Ríos, integrante y administradora de la agrupación local en diálogo con Diario UNO.
La agrupación “Trombofilia y embarazo” está conformada por mujeres que atravesaron el doloroso momento de la pérdida en una o más oportunidades, la ONG que funciona a nivel nacional desde hace once años cuenta con una sede en la capital de la provincia, la cual se conformó hace un año y ya cuenta con un total de 119 integrantes que se unieron bajo la misma consigna: evitar los padecimientos que ellas sufrieron.
Desde la agrupación local se manifestaron preocupadas por esta problemática que aqueja a las mujeres en edad reproductiva. “Somos mujeres que además de tener esta patología estamos apuntando a la trombofilia y al embarazo”, explicó Libra quien aclaró que el objetivo es luchar puntualmente con los trastornos que esto genera en el embarazo.
Uno de los principales objetivos que persigue el colectivo es difundir de qué se trata esta enfermedad, ya que no todos están al tanto de que esta puede ser una causal de pérdida. 
Y aseguraron que los médicos que se dedican a atender a mujeres en edad fértil pueden reconocer la patología a través de una rutina de laboratorio. 
“Eso sería una de las metas. Y luego de que todos los médicos estén concientizados o paralelamente, que se apruebe o dicte la ley de trombofilia”, aseguró Libra quien explicó que este último paso colaboraría con la incorporación de los análisis al programa médico obligatorio. 
En la actualidad las prestaciones no forman parte del programa médico obligatorio, es por esto que desde la agrupación trabajan para que los estudios se soliciten antes de que la mujer quede embarazada. De esta manera se podría lograr un diagnóstico certero antes de atravesar el mayor problema que es la pérdida. 

En los últimos años
La patología ganó lugar en el ámbito de la salud hace 20 años. Hoy los datos son certeros y estiman que entre un 10 y 15 por ciento de la población padece este mal. 
Sin embargo, desde “Trombofilia y embarazo Santa Fe”, recalcaron que un importante porcentaje de personas que sufren la pérdida de sus embarazos desconocen las causas, ya que tampoco se solicitan los estudios correspondientes. “Ese porcentaje puede o no tener esta patología, puede ser aún más grande el número, pero no se sabe porque no se estudia”, agregó Libra al mismo tiempo que aclaró que en la actualidad los médicos argumentan que “una mujer tiene que perder dos o tres embarazos para solicitar los análisis de trombofilia”.
“Obviamente nosotros lo que pedimos es que se hagan de rutina antes de buscar el embarazo”, reiteró Libra al mismo tiempo que aclaró que el diagnóstico precoz colaboraría a evitar atravesar una etapa traumática. “Uno ya se predispone de cierta manera y no tenés que pasar por todas las pérdidas que tuvimos que pasar todas nosotras para llegar a tener un bebé”, relató la integrante de la agrupación.
En su experiencia personal Libra sufrió la pérdida de seis embarazos, hoy luego de un gran padecimiento es madre de dos pequeños, Santino (7) y Allegra (1). “Una mujer puede haber tenido un embarazo totalmente normal y después los otros no, como me sucedió”, explica la mujer que antes de tener a su primer hijo sufrió dos pérdidas, sin embargo logró quedar embarazada. Pero antes de poder quedar embarazada de su hija, hubo cuatro intentos fallidos.
Existen dos tipos de trombofilia: la hereditaria y la adquirida, en el primer caso se adquiere de uno o ambos padres y la adquirida que se da en algún momento de la vida, cuando se tiene un desorden hormonal. En ocasiones los cambios que se dan durante el embarazo pueden derivar en una trombofilia adquirida. A pesar de las traumáticas experiencias, valoró el hecho de que estas se dieron en los primeros momentos de la gestación, ya que otras mujeres pueden sufrirlo en estadios avanzados del ciclo. “El que no lo vive no lo sabe, solamente la persona que vive y pasa por esto puede llegar a entender la magnitud sobre lo que estamos hablando y que causa la trombofilia”, manifestó la referente del grupo local. “Entonces si hay posibilidad de ser diagnosticada, si hay médicos que lo tratan y hay tratamiento, no entendemos por qué no se piden de rutina y por qué no se actúa en base a eso”, evaluó Libra. Esos fueron los motivos que convencieron a las integrantes de la agrupación a difundir la problemática, para que la gente y los profesionales de la salud se informen y se pueda lograr la aprobación de la ley.

Comentarios