Policiales
Martes 15 de Diciembre de 2015

Un abogado mató a puñaladas a su esposa delante de su hijo de once años

Los vecinos avisaron a la Policía Federal, que rápidamente intervino y detuvo al homicida, por los gritos del hijo de la víctima, una mujer de 50 años de apellido Beck.

Un abogado fue detenido esta mañana tras asesinar a su esposa, de nacionalidad alemana, de varias puñaladas delante del hijo de ambos, un chico de once años, en un departamento del barrio porteño de Belgrano.

El crimen se produjo en el sexto piso del edificio situado en Amenábar al 1870, de ese barrio de la zona norte de la Ciudad, informaron fuentes policiales.

Los vecinos avisaron a la Policía Federal, que rápidamente intervino y detuvo al homicida, por los gritos del hijo de la víctima, una mujer de 50 años de apellido Beck.

El victimario resultó ser Claudio López Rossi, un abogado de 54 años, que se había desempeñado como docente en varios colegios y también se dedicó a la venta de propiedades y automóviles.

López Rossi fue sorprendido en el garaje del edificio por efectivos de la comisaría 33 de la Policía Federal, con el cuchillo en la mano totalmente ensangrentado, cuando intentaba escapar en su automóvil Fiat, indicaron fuentes de la fuerza.

La pareja se había separado y presentaba denuncias mutuas por violencia doméstica, además de una medida de restricción de acercamiento para el hombre y la tenencia del menor en manos de la mujer.

Al parecer, el hombre habría violado la medida de restricción utilizando el control remoto del garaje del edificio y logró acceder de esa manera al edificio, aunque todavía no se había establecido la forma en la que llegó al departamento.

Una de las posibilidades es que el asesino haya logrado convencer a su hijo para que le abra el departamento.

Una vecina contó al canal C5N que el hijo de la pareja precisó que su padre había atacado a su madre y que no sabía si estaba viva.

“Ahora no se con quien me voy a quedar”, sostuvo la mujer que dijo el menor, quien también sostenía que no quería ver más a su papá, y aseguró que intentó contenerlo al decirle que seguramente iba a ir con sus abuelos.

“Yo le dije al nene que se quedara tranquilo, que podía vivir con sus abuelos. El abogado ya tenía problemas con otra mujer y tuvo restricciones para ver a su otro hijo. Es abogado, profesor, docente y vendía coches. Tenía una restricción de tres meses para ver a su exesposa”, sostuvo la mujer llamada Alicia.

Comentarios