Santa Fe
Domingo 03 de Julio de 2016

Un aficionado quiere crear una granja de mariposas en Santa Fe

Proyecto. La inédita iniciativa busca sumarse como propuesta turística y cultural para la ciudad, donde los visitantes puedan conocer la diversidad de especies existentes y por supuesto su importancia ecológica

"Santa Fe puede tener un mariposario o granja de mariposas", afirmó en diálogo con Diario UNO Pablo de Dominicis, el propietario de este novedoso e inédito proyecto que busca sumarse como una importante propuesta turística y educativa para la ciudad en donde los interesados puedan conocer más sobre la cría, cuidado e importancia ecológica de las mariposas en favor de un futuro sustentable.
En ese marco, el joven detalló que su objetivo es generar un espacio de gestión pública que permita el libre acceso a la comunidad y por tanto ya presentó la idea a los gobiernos provincial y municipal con el fin de encontrar un respaldo de financiación, el cual detalló "no sería tan importante".
Y es que Pablo de Dominicis desde hace años se dedica a la investigación de estos insectos y ya cuenta con un criadero propio que actualmente tiene 200 plantas, las cuales aseguró "quiere poner a disposición de la idea" y "serían un elemento indispensable" para dicho funcionamiento.
"Yo ya le presenté la idea también al director del Inta Regional Santa Fe, a la Fundación ArgenINTA y a la Escuela Agrotécnica Lucía de Aráos, todos lugares en donde recibí respaldo para ponerla en marcha, pero me faltan los recursos", contó.

Mari2.jpg

—¿Cuál sería el aporte social que tendría el mariposario, más allá de lo educativo y turístico?
—Contar con un espacio de estas características en la ciudad sería de gran ayuda para conectar a la sociedad con su ambiente natural, ya que a través de la mariposa los ciudadanos podrían sensibilizarse sobre el cuidado que requiere el medio ambiente para su uso y disfrute. En conservacionismo se dice que utilizar los recursos en forma sustentable es la forma de poder interesas a la sociedad en el cuidado de los mismos, ya que está comprobado que si la gente no tiene un conocimiento o un valor sobre un recurso es más probable que lo destruya.
—De las 160.000 especies que hay en el mundo, ¿cuántas mariposas podrían criarse o subsistir acá?
—La mariposa tiene una estrecha relación con la vegetación. Cada mariposa pone un huevo de una especie o género en particular, por lo que si esa planta desaparece pasa lo mismo con el insecto y es por ello que el número que mencionás está en peligro de reducirse en la actualidad por la falta de cuidados existentes. Asimismo, y yendo a tu pregunta, hay que decir que cada región en particular tiene predisposición al crecimiento y cuidado de ciertas especies, y de hecho algunas se comparten en distintas partes del mundo. En Santa Fe, en particular, si bien no es la región en donde más abundan las especies de mariposas, sí tenemos una gran cantidad de especies y muchas de ellas son ricas desde el punto de vista ornamental. Las más conocidas son la mariposa del limonero, la espejito y la que se llama «de las cuatro ventanas».
"Las poblaciones de mariposas están siendo diezmadas por factores adversos como ser el monocultivo, el uso indiscriminado de agroquímicos y la destrucción o fragmentación de áreas naturales; junto con las mariposas desaparecen muchas otras especies de la fauna provocándose una ruptura en la cadena trófica (proceso de transferencia de sustancias nutritivas a través de distintas especies de la comunidad biológica) para microinsectos, reptiles, roedores o aves".
En esa línea, consultado respecto del período de vida que tienen estos insectos, el experto detalló que dependerá de la especie y la generación de la misma. "Por lo general pueden vivir dos semanas, aunque hay mariposas nocturnas que pueden vivir una semana, porque de hecho las mismas no tiene aparato succionador para alimentarse ya que viven con la reserva de energía que acumulan en su etapa de oruga", dijo y completó: "Asimismo, las últimas generaciones de algunas especies al hibernar pueden vivir varios meses para luego entran en estado reproductivo, poner el huevo y ahí sí terminar su ciclo".
Por otro lado, al hacer mención sobre el objetivo que tienen en el medio ambiente, Pablo de Dominicis detalló: "Cuando hablamos de mariposas hablamos de su estado adulto del insecto, cuyo fin es reproductivo y su beneficio medioambiental es el de ser agente polinizador responsable de la reproducción vegetal de casi el 70% de las plantas con flores incluyendo dos tercios de las especies de cultivo para alimento".
Por último y puntualizando sobre el proyecto del mariposario, el aficionado aseveró que existen dos similares en el país en la zona de Misiones y especificó que en el mundo históricamente "están asociados a los zoológicos, parques temáticos y reservas naturales".

Para destacar

Pablo Dominicis comenzó a trabajar en la reproducción de mariposas, empleando un método de cría ex situ, en el año 2009. Su trabajo tenía como objetivo conocer la viabilidad y el alcance de la cría para su aprovechamiento en forma viva.
Su afición por estos insectos lo llevó a trabajar en la investigación sobre plantas hospederas, enfermedades, parásitos, predadores, técnicas de manipulación y técnicas de cría, pasos que lo llevaron a montar en 2010 un criadero que cerró un año más tarde por falta de financiamiento.
"En la actualidad trabajo en la cría experimental de diferentes especies de mariposas que habitan la región, aunque principalmente me dedico a la mariposa monarca, que es sin dudas la de mayor popularidad a nivel mundial", concluyó.

Comentarios