El mundo
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Un análisis de heces revela la vida de un obispo que vivió hace 300 años

Pese a los cientos de años que pasaron, los restos de comida encontrados en las heces revelaron un tipo de dieta particular, que solo podía pertenecer a una persona.

Investigadores del Museo Moesgaard de Aarhus, Dinamarca, lograron identificar a un obispo que vivió hace 300 años en la ciudad de Aalborg gracias a unos restos de heces hallados en una botella de vidrio. El resultado del análisis de la muestra reveló que procedían de una persona con una dieta exótica que incluía higos, uvas, pimienta y trigo sarraceno. Esto les llevó a concluir que pertenecían al obispoJens Bircherod, que provenía de una isla cuyos residentes consumían ese tipo de alimentos, informó 'BBC'.

"Todo cuadra perfectamente con el obispo. En aquella época, la dieta usual de los habitantes de Aalborg era avena, col, cerdo y ternera, pero el trigo sarraceno era típico de la isla de Fionia (la segunda isla más grande de Dinamarca), a unos 200 kilómetros de distancia. El obispo tenía una dieta propia de la clase alta", según Jette Linaa, trabajadora del museo. El equipo de Linaa está realizando trabajos de investigación sobre las migraciones entre las ciudades danesas entre los siglos XV y XVII.

Los objetos hallados recientemente por los investigadores del museo proceden de la letrina de la casa del obispo donde vivió entre 1694 y 1708. Aparte de las heces, los arqueólogos también descubrieron piezas de una vajilla de porcelana procedente de la ciudad holandesa de Delft, incluyendo una jarra, un tazón y un frasco de cristal.

Comentarios