Ovación
Domingo 20 de Diciembre de 2015

Un año a toda orquesta

  Ovación conversó con Leonardo Aguilar, Coordinador de Preparadores Físicos de las Divisiones Menores y Director Deportivo de la Escuelita de Fútbol Diego Barisone, sobre lo que fue el evento “Despedida de año”, que se realizó en el estadio 15 de Abril

En la actualidad, Leonardo Aguilar cumple una doble función en el Club Atlético Unión, ya que desde hace tres años es el Coordinador de Preparadores Físicos de las divisiones inferiores. Llegó en su momento de la mano de Nicolás Frutos y ahora trabaja junto a la dupla Alejandro Trionfini y Diego Mosset. Pero también desde hace nueve años es el Director Deportivo de la Escuela de Fútbol, en la cual se inició en el 2002 como profesor con grupo a cargo. De esta manera el profe ya hace 14 años que trabaja en la institución por la que también sufre como simpatizante Tatengue.
 
En esta oportunidad el motivo de la charla con Aguilar fue hacer un balance de lo que significó para la Escuelita este año que se termina, destacando el gran evento que se desarrolló en el estadio 15 de Abril.
 
“Realizamos por tercer año consecutivo el cierre de temporada con la participación de 320 chicos (son 450 los que vienen) que abarcan desde categorías 2002 a 2011... Los chicos tuvieron la oportunidad de pisar y jugar en el campo de juego donde lo hace el plantel profesional y eso la verdad que para ellos fue algo emocionante, además cumplimos con el minuto de silencio para Dieguito Barisone ya que como todos saben ahora nuestra escuela lleva su nombre, pero también quiero dejar en claro que el querido Bari, fue uno de los que siempre se prestó a colaborar con nosotros, como lo hicieron otros tantos muchachos que llegaron a jugar en Primera División, pero lo de Diego y la forma de ser de él siempre se destacó con nosotros...  Nunca se olvidó de dónde salió y eso es lo que le inculcamos a los chicos”, fue el primer concepto que le brindó Aguilar a Ovación, en donde no solo se refirió al agasajo que se realizó sino también las palabras que tuvo para el recordado Diego Barisone.

Este es el grupo de trabajo: dirigentes y entrenadores, todos con el mismo objetivo.
 
—¿Con qué sensación te quedaste una vez que finalizó el evento en el estadio?
—La verdad que fue algo impagable, creo que la misión se cumplió como nos habíamos comprometido a principio del 2015; fue un cierre de primer nivel para el cual no conozco otro club de Primera que haga todo esto, fue algo hermoso.
 
—Uno se imagina que fue un trabajo duro y cansador, no solo organizar todo con los directivos de la Escuelita sino realizar cada una de las actividades en la cancha.
—Es así, porque no es fácil tener más de 300 chicos jugando en el estadio controlando la emoción de ellos y también de los padres en la platea. Fijate que también me tocó tomar el micrófono y explicar cada trabajo y etapa de cada niño... Siguen siendo impagable esas caritas y más para mí que a algunos los sigo viendo en los escalones más altos de las inferiores.
 
—No se puede dejar de citar la forma en que trabajan los directivos.
—Seguro, estoy agradecido por todos los directivos que hicieron posible un año recontra exigente como fueron el 20°aniversario de la Escuelita, desde el Primer Torneo de Fútbol Infantil organizado por Unión a nuestro cargo y hasta la Cena multitudinaria de festejos en el Malvicino y por eso es justo mencionar a los pilares como Mario Buccolini, Juan Carlos Cíceri, Juan Gaitano, Carlos Trovetti a un plantel de ocho profesores que se desviven en capacidad y ganas de enseñar el deporte más lindo del mundo.
 
Un año a pleno
“El 2015 fue un año especial, de muchas actividades y con un golpe duro por la ida de Bari, por eso se dio, como mencioné el re-bautismo, con el Honor de llevar su nombre en nuestra bandera”, sostuvo el profe tatengue.
 
Y yendo a lo que dejó desde el aspecto competitivo, el Coordinador también expresó: “Desde una sincera humildad somos y pretendemos ser uno de los semilleros más grandes del país, para esto seguiremos creciendo, el 2016 nos espera en carpeta proyectos como cruzar la frontera con torneos en países limítrofes; apertura de filiales en Paraná y Santo Tomé, la nueva edición del Torneo nuestro buscando aumentar calidad y cantidad de clubes”.
 
—El ámbito social también es otro punto vital en lo que es el desarrollo de la Escuelita, más allá de lo que es la actividad interna...
—Es cierto porque este 2015, se colaboró haciendo la Campaña del Juguete para el día del Niño con la Copa de Leche Virgen de los Milagros de Alto Verde, y este mes con donaciones a la Fundación Mundo Pequeño.
 
—¿Y en lo deportivo? 
—Estuvimos en más de 35 torneos y encuentros, mientras que la categoría que más se destacó fue la 2008, donde obtuvieron tres campeonatos en Copa de Oro, Argentinos de San Carlos, Pilar y Humboldt.
 
—Una de las cuestiones, que siempre es bueno remarcar, porque es el objetivo central, es la famosa frase, lograr “el sentido de pertenencia”...
—El sentido de pertenencia se logra con el trabajo a conciencia que se hace desde abajo y ahí es cuando nosotros empezamos con los más chicos para que sepan lo que significa vestir los colores de nuestra institución. Además otro aspecto que enmarca como están comprometidos los padres con nosotros que a pedido de ellos, durante las vacaciones continuaremos con la Escuela de Fútbol en Verano.
 
—O sea, poco descanso...
—Así parece, pero lo hacemos orgullosos de trabajar para y por Unión, pero en esta ocasión modificaremos, los horarios por el calor: lunes, miércoles y viernes la actividades serán de 18 a 19 para las categorías 2003 a 2007 y de 19 a 20 para las divisiones 2008 a 2011.
 
Las reflexiones que realizó Leonardo Aguilar, deja bien en claro que las divisiones formativas de la entidad están pasando por uno de sus mejores momentos y eso se debe al trabajo mancomunado que realizan todos, más allá de los cargos.
Claudio Cáplan / claudio.caplan@uno.com.ar / Ovación

Comentarios