santafe
Domingo 08 de Mayo de 2016

Un basural enoja a vecinos de Loyola y exigen su limpieza

Está ubicado en Camino Viejo a Esperanza y Schmidt. Desde 2009 está el reclamo en el municipio pero aún no fue resuelto. Además piden la solución para la plaza del barrio que tiene agua acumulada de manera permanente.

Nuevamente barrio Loyola Norte insiste con la erradicación de un basural ubicado en Camino Viejo a Esperanza y Schmidt. Hace casi siete años los vecinos reclaman por la limpieza del lugar, pero no solo sigue ahí sino que además crece día a día. A la preocupación e indignación de los vecinos se le suma que la única plaza del barrio tiene agua permanentemente y además un cable de media tensión pasa por el lugar -aún sin electricidad- y los niños no pueden disfrutar del espacio público.
“Hace desde 2009 que estoy insistiendo en la Municipalidad por la limpieza y erradicación de un basural que se formó en la esquina de Camino Viejo a Esperanza y Schmidt. Hace un tiempo se crearon zanjones para el desagüe de la avenida Blas Parera y los desechos los fueron tapando. Además hay reservorios que desemboca en la casabomba Nº 6 y está todo lleno de basura”, así pintó el panorama Ángel Armando, un vecino de Loyola Norte quien en representación de sus vecinos no solo se refirió a los problemas en la salud que este lugar a cielo abierta provoca, sino además trae inconvenientes a los que viven en este gran sector del noroeste de la ciudad cada vez que llueve.
Este vecino contó que hace siete años iniciaron el reclamo al municipio a través de una nota con imágenes y la firma de los más afectados, pero además Armando insistió en varias ocasiones llamando al 0800. “Averigüé en la Municipalidad y tras investigar dónde estaba el expediente con nuestro reclamo me dijeron que el problema había sido archivado porque figuraba como resuelto”, contó. En definitiva las denuncias en forma particular aún siguen dando vuelta por el sistema, pero la carpeta que ingresaron con todos los detalles no está más, eso significa que tendrán que iniciar otra vez el trámite.
Ángel no dudó en contar que además de la basura acumulada por vecinos que llegan a tirarla desde otros lados, “la misma Municipalidad llega con camiones y deja ramas”, dijo y luego agregó: “Cuando vino la vicepresidenta Gabriela Michetti a visitar La Tablada limpiaron la zona de Teniente Loza y toda la basura vinieron y la dejaron en este lugar. Hoy además de la basura hay montañas de ramas y gajos que trajeron de la fuerte tormenta en Santa Fe”. A este panorama se le suma que Loyola Norte no tiene recolección de residuos de manera diaria sino una sola vez a la semana por el estado de las calles y si llueve directamente no pasa el camión, “es por eso que los propios vecinos son los que tiran la basura en ese lugar”, dijo Armando. 
Una plaza inundada
Otro de los reclamos es el agua acumulada en la plaza ubicada en Hugo Wast, Alfonsina Storni y Larrechea. “Es un triángulo y cada vez que llueve el agua queda acumulada por muchos días y ahora se le sumó que está pasando un cable de media tensión que va a la avenida Circunvalación. Por lo que se ve es subterráneo y si bien aún no tiene energía, los chicos ya no van por el miedo a que en algún momento tenga electricidad”, detalló este vecino a Diario UNO.
Este reclamo no es nuevo, sino que en varias ocasiones pidieron por este espacio verde y el año pasado el reclamo también pasó por la falta de iluminación. Hoy la luz fue colocada y “es el único avance que hubo”, dijo. De todas maneras, en Loyola Norte –está dividida de San Ignacio Loyola Sur por la vía– no son los únicos reclamos. Aún siguen esperando por las calles y el agua potable.

Comentarios