Policiales
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Un chico de 13 años mató de un balazo a un ladrón que entró a su casa

En los últimos meses se registraron un gran número de casos en los que las víctimas de un robo actuaron en legítima defensa sin esperar la intervención de las autoridades, aun cuando recomiendan no hacerlo. Anoche nuevamente ocurrió un episodio con esta característica, pero a diferencia de los anteriores, tuvo una particularidad: fue un menor quien decidió enfrentar el asalto y hacer "justicia por mano propia".

Ocurrió en una casa de la localidad bonaerense de Francisco Álvarez, partido de Moreno. Allí, un chico de 13 años mató a balazos a un ladrón que entró a robar junto a cinco cómplices que escaparon. La banda irrumpió alrededor de las 21:15, en una vivienda ubicada en la esquina de las calles Tirso de Molina y Diagonal Nápoles, a dos cuadras de la colectora de la Autopista del Oeste.

Según se informó, el menor estaba en su dormitorio y observó que su madre era metida a los empujones hacia el interior de la casa por los asaltantes que llegaron en un auto Chrysler Voyager. Estaban todos armados con ametralladoras, chalecos antibalas y reclamando la entrega de dólares y dinero en efectivo.

En ese momento, el adolescente tomó un arma de fuego de los padres y enfrentó a los delincuentes a los tiros. Le dio dos balazos en una de las axilas a uno de los ladrones, quien cayó muerto en el patio de la propiedad. Los cómplices, por su parte, escaparon del lugar sin concretar el robo.

Intervino la fiscal Luisa Pontecorvo, a cargo de la fiscalía descentralizada 3 de Moreno. El arma de fuego utilizada por el chico fue un revólver calibre 9 milímetros, registrada a nombre del papá.
Fuente: Infobae

Comentarios