A un click
Domingo 18 de Septiembre de 2016

Un dibujo la salvó de ser encerrada en un manicomio

Una joven periodista con una rara enfermedad fue salvada por un médico que, tras pedirle que dibujara un reloj, descubrió la raíz del problema.

Susannah Cahalan, una joven periodista de Nueva York, habría terminado internada en un hospital psiquiátrico de no ser por la labor de un médico que le pidió hacer un simple dibujo. La tarea, aparentemente banal, fue decisiva para determinar que la raíz del trastorno de Susannah no era neuronal, sino que afectaba el sistema inmune, informó 'New York Post'.

En el 2009, la joven estadounidense, en ese entonces de 24 años de edad, comenzó a notar una serie de cambios emocionales y de comportamiento sin una aparente explicación, además de un leve entumecimiento en el lado izquierdo del cuerpo. Pese a recurrir al neurólogo y luego de exámenes médicos más exhaustivos, no fue posible encontrar explicación a su estado, que empeoraba cada vez más.

Tras comenzar a sufrir ataques epilépticos y alucinaciones fue internada en un hospital y los médicos estudiaron la posibilidad de trasladarla a un centro psiquiátrico. "Comencé a patear y golpear a las enfermeras tratando de escapar. Creía que se transformaban en otras personas y me estaban engañando. Veía cosas que no existían", relató Cahalan.

El neuropatólogo Souhel Najjar, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, se enteró de la situación de la periodista y consideró que el problema podría ser de origen biológico y no neuronal. Por tanto, decidió someter a Cahalan a una simple prueba: le pidió que dibujara un reloj en una hoja de papel. La joven siguió sus indicaciones y dibujó un reloj que tenía una particularidad: todos los números estaban colocados al lado derecho. Esta extraña interpretación, según señaló el experto, evidencia un daño cerebral, concretamente, del hemisferio izquierdo.

Najjar, luego de algunas pruebas adicionales de sangre, descubrió que Susannah sufría encefalitis autoinmune, una enfermedad en que los anticuerpos en la sangre bloquean al neurotransmisor conocido como NMDAR, provocando cuadros psicóticos y crisis epilépticas. Posteriormente, y tras estar hospitalizada durante un mes recibiendo el tratamiento médico adecuado, la joven no solo derrotó la dolencia, sino que evitó ser encerrada en una psiquiátrico por equivocación.

Superada la experiencia, Cahalan decidió en 2012 escribir el libro 'Brain on Fire' ('El cerebro en llamas'), donde narra su historia. Además, próximamente se estrenará una película con el mismo título con la participación de la actriz estadounidense Chloë Grace Moretz.

Comentarios