Ovación
Sábado 28 de Mayo de 2016

Un guerrero de mil batallas

El 30 de junio Adrián Bastía finaliza su contrato  con la institución sabalera. De todos modos, el volante seguiría en el club dado que esa es su pretensión 

Cuando se fue de Colón a mediados del 2013 daba la sensación que Adrián Bastía no volvería a vestir la camiseta rojinegra. En aquel momento el entrenador era Rubén Forestello y no lo tenía entre sus prioridades. En consecuencia se marchó para jugar en Atlético de Rafaela por dos temporadas. Sin embargo y cuando nadie presumía tal desenlace, el Polaco fue anotado en el cierre del mercado de pases y se sumó al plantel cuando se iniciaba el torneo.
Resultó una sorpresa, dado que en ningún momento Darío Franco había solicitado su contratación y además el entrenador estaba en la búsqueda de un mediocampista con características diferentes. Pero eso no fue impedimento para que se acoplara rápido al equipo.
Con apenas algunos entrenamientos, el cuerpo técnico lo citó para conformar el banco de relevos en la 2ª fecha ante Quilmes. No había estado en el debut ante Arsenal, dado que había llegado en esos días. Pero apenas estuvo a disposición, Franco lo utilizó como pieza de recambio en la zona media.
De esta manera debutó en el partido ante Quilmes ingresando a los 17’ del segundo tiempo en lugar de Franco Mazurek. De a poco fue sumando minutos y en los cotejos siguientes tuvo mayor continuidad siempre ingresando desde el banco de relevos. Ante Belgrano jugó los últimos 20’ del encuentro y con Godoy Cruz y Central disputó los segundos tiempos completos.
En la 6ª jornada fue al banco frente a Independiente, pero por primera vez el técnico decidió que no ingrese. A la semana siguiente, suplantó a Diego Lagos a los 36’ del primer tiempo en la goleada frente a River por 4-1.
Ese día con el ingreso del mediocampista, el equipo tuvo mayor equilibrio y aportó mucho en la contención. Pero pese al resultado conseguido por Colón y cuando se disputaban los últimos minutos fue expulsado por una infracción en la mitad de la cancha. A los 39’ le mostraron la primera tarjeta amarilla y tres minutos más tarde nuevamente fue amonestado y en consecuencia vio de cerca el cartón rojo.
De esta manera el volante debió cumplir una fecha de suspensión y se perdió el primer Clásico que se jugó en el Brigadier López y en donde el conjunto rojinegro fue goleado por 3-0. Era obvio que si Bastía estaba en condiciones iba a ser elemento titular en función de lo que había demostrado ante el Millonario.
De allí que recién en la 9ª fecha ante Banfield fue titular por primera vez y completó los 90’. Luego de ese partido encadenó cuatro desde el arranque y jugando todos los minutos. Pero ante Olimpo sumó su quinta tarjeta amarilla y es por eso que estuvo ausente en el cotejo frente a Vélez. Volvió en la 15ª jornada en la derrota de Colón como local ante San Lorenzo. Ese día fue reemplazado a los 32’ de la etapa complementaria por Tomás Sandoval. Y en la última fecha frente a Gimnasia en La Plata jugó todo el partido.
El 30 de junio vence el contrato de Bastía con la entidad sabalera y en ese sentido aquellos que son candidatos a presidente observan con buenos ojos que el Polaco continúe en el plantel para terminar su carrera con la camiseta de Colón. En ese sentido ya existieron algunos contactos y está claro que el futbolista desea quedarse en el club. Obviamente que dependerá de la llegada del nuevo cuerpo técnico.
No obstante, a la hora de hacer un análisis respecto al rendimiento que evidenció Bastía a lo largo del campeonato, se podrá mencionar que estuvo dentro del podio en el cual se puede incluir a Germán Conti y Gerónimo Poblete. No es poco para un futbolista que tiene 37 años y que no realizó la pretemporada con el plantel dado que se sumó más tarde.
Justamente ese profesionalismo que tuvo para encarar esta etapa es lo que destacan aquellos que desean su continuidad. No caben dudas que el próximo campeonato será el último que juegue Bastía como profesional dado que en diciembre estará cumpliendo 38 años.
El lunes luego de la goleada ante Gimnasia el Polaco afirmó: “Ojalá cambien las cosas de una vez por todas en el club, que todo se acomode con la gente nueva que llegará y  salgamos adelante porque Colón puede crecer y mucho. Hay posibilidades de mejorar si las cosas se hacen bien y arrancamos de cero. Mi familia y yo sufrimos mucho por esto”. Una muestra de sus ganas por seguir.

Comentarios