Ovación
Domingo 14 de Agosto de 2016

Un guerrero que se extrañará

Marcos René Maidana anunció su retiro. "El que sabe lo que significan desafíos tan importantes como los que siempre tuve quizás pueda comprender que, para encararlos, uno debe estar totalmente motivado y predispuesto. Hoy ya no tengo la motivación, el fuego sagrado que se requiere", reveló.

Después de casi 23 meses de haber disputado su último combate, el santafesino Marcos René Maidana (35-5, 31 ko), ex campeón welter junior y welter AMB, anunció su retiro del boxeo profesional.
En una publicación en su página oficial de Facebook (Team Maidana), el Chino, nacido hace 33 años en Margarita, departamento Vera, a 230 kilómetros al norte de esta capital –quien es el séptimo monarca que consagró la provincia de Santa Fe, y ganador del Olimpia de Oro en 2013– colgó oficialmente los guantes a través de un comunicado.
"Amigos del boxeo: Después de mucho tiempo fuera del ring y de pensarlo mucho desde mi última pelea, decidí colgar los guantes. Seguramente, mi decisión no causará demasiada sorpresa, porque de alguna forma ya la venía adelantando en los últimos meses. Pero hoy la intención es oficializarlo", arranca.
Y agrega: "Antes que nada, debo decir que me voy del boxeo muy orgulloso y profundamente agradecido a este deporte por todo lo que logré. Jamás imaginé llegar tan lejos cuando me calcé los guantes por primera vez, cuando tenía 15 años, en mi Margarita natal. Creo haber dejado en alto el nombre de la Argentina en el mundo tras haber ganado dos títulos mundiales, ganando y perdiendo, pero siempre ante los mejores. Tuve una carrera muy dura y cumplí varios de mis sueños. Soy un hombre muy feliz, junto a mi familia y amigos. Sé que muchos piensan que todavía tengo cosas por hacer, peleas por dar. Y los respeto. Es algo que también me dio vueltas en la cabeza durante los últimos meses. Pero solo aquel que sabe lo que significan desafíos tan importantes como lo que siempre tuve quizás pueda comprender que, para encararlos, uno debe estar totalmente motivado y predispuesto".
Más adelante, expresa: "Solo mediante un enorme esfuerzo, físico y mental, puede uno subirse a un ring con los mejores del mundo si lo que pretende es ganar. Y yo siempre quise ganar. Hoy ya no tengo la motivación, el fuego sagrado que se requiere. Y, por eso, anuncio mi retiro".
En cuanto a los agradecimientos, afirma: "En este momento en el que repaso mentalmente mi carrera, quiero agradecer a tantos que tuvieron que ver con que mi carrera fuera exitosa. A mi descubridor, Ricardo Linari. A uno de mis primeros entrenadores, Ricardo Ferreiro. Ellos dos fueron los primeros en tenerme fe cuando era solo un adolescente. A mi primo Pileta, que siempre estuvo, en las buenas y en las malas. A Sebastián Contursi, mi asesor, que me aconsejó en mis primeros pasos internacionales y supo llevarme a lo más alto. A mi último entrenador, Robert García, quien supo transformarme para pelear de igual a igual con los mejores. A otros entrenadores importantes que tuve, como Rudy Pérez y Rafael Liendo. A mis preparadores físicos, Raúl Robles, Cruz Pensa García, Alex Ariza y Cicilio Flores. Al doctor Walter Quintero, que siempre estuvo para atenderme a mí y a mi familia. A don Gilberto y Gilberto Jesús Mendoza y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), por creer siempre en mí.
Y agrega: "A mis auspiciantes y amigos, Hugo Basilotta, Héctor Etín Ponce, Marcelo Rossini, Leonel Duarte, Jorge Pablo Brito, que apostaron por mí en un país como el nuestro, donde lamentablemente las empresas no suelen apoyar demasiado al boxeo. A las promotoras Universum y Golden Boy Promotions, por haberme dado la oportunidad de mostrarme al mundo. A Al Haymon, que fue un pilar fundamental en el último tramo de mi carrera. A mis padres, Olga y Américo. A mi esposa Mariana. A mis hijos, Nahuel y Emilia. A todos ellos, gracias por haberme bancado tanto. Por último, a mis queridos hinchas y fans, que siempre me alentaron desde sus casas o en los estadios donde peleé. Nunca olvidaré aquel grito de «¡Chi-nooooo, Chi-nooooo!»".
Mientras que en el tramo final del comunicado donde confirma su alejamiento del boxeo, el oriundo de Margarita (provincia de Santa Fe) manifiesta: "Ahora comienzo una nueva etapa, en la que seguiré ligado al boxeo, asesorando y dando mi apoyo incondicional al Team Maidana, con el objetivo de que las nuevas generaciones de boxeadores lleguen bien alto en sus carreras. Ahí estaremos, junto al campeón Jesús Cuellar. Junto a los nuevos grandes valores como Brian Castaño, mi hermano Fabián Maidana, Alan Castaño, que ya piden pista internacionalmente. Junto a Javier Maciel. También junto a los pibes más nuevos, como Neri Romero y Luis Verón. Y, seguramente, junto a muchos otros que se irán sumando a nuestro desafío. El objetivo ahora es que todos ellos tomen la posta. Marcos El Chino Maidana".

Comentarios