Santa Fe
Lunes 17 de Octubre de 2016

Un joven de 14 años, falleció por una infección que le provocó un piercing

Desde el hospital de Niños confirmaron que un arito, colocado en al lóbulo de la oreja, fue la "puerta de entrada". Aseguran que no son casos frecuentes pero advierten sobre los peligros de la práctica cuando es mal realizada

Un joven de 14 años de barrio San Lorenzo falleció este fin de semana en el Hospital de Niños, Dr. Orlando Alassia, tras sufrir una infección generalizada. Los profesionales del nosocomio no pudieron revertir el estado de salud del adolescente, que había arribado con una infección avanzada.

El paciente ingresó al efector la semana pasada con una infección en la cadera, que luego fue generalizada. Desde la dirección del Hospital consideraron que la misma tuvo una "diseminación por sangre" muy rápida que no lograron detener.


El director del Hospital Alassia, Osvaldo González Carrillo confirmó a la emisora LT10, Radio Universidad, que la "puerta de entrada" de la infección fue un piercing que el joven se colocó en el lóbulo de la oreja a través de una perforación.

Aclaró que no se presentan casos similares en forma frecuente, ni tampoco se suelen encontrar infecciones tan severas por este motivo. Según comentó, la misma se propagó rápidamente y le provocó la muerte al joven en apenas una semana.


oreja.jpg

El director del hospital Alassia, Osvaldo González Carrillo, contó que el joven "ingresó la semana pasada con un cuadro inicial en la cadera, y después hizo una infección generalizada". El médico explicó que "la puerta de entrada fue un arito, un piercing que se colocó en uno de los lóbulos de la oreja" y remarcó que "no son casos muy frecuentes, ni que hagan infecciones tan severas, pero esto nos lleva a reflexionar en las condiciones en que se pueden colocar estos objetos".


Alassia.jpg

En diálogo con UNO Santa Fe, la Dra. Mariel Tocci, secretaria de Gestión Territorial de Tercer Nivel del Ministerio de Salud, explicó cómo es posible que una intervención (como es colocar un arito) pueda tener este desenlace. "Puede ocurrir que a partir de ese punto de entrada en la piel ingresen bacterias al organismo que provoquen una infección localizada pero que además puede generarlizarse y que vía sanguínea llegue a otros órganos", dijo la profesional.

Tocci indicó que esto sucede cuando no se toman las medidas apropiadas para la realización del procedimiento. "Antes de comenzar se debe realizar una limpieza de la piel con soluciones antisépticas y se debe comprobar que la piel esté sana", aconsejó.

Por otro lado, comentó que las personas que tengan alguna alteración en la inmunidad, que sean alérgicas o posean algún trastorno en la coagulación, deberían hacer una consulta con el médico para saber si es conveniente colocarse un piercing. "Otro punto importante es la vacunación. Muchas veces no se tiene en cuenta. Hay que verificar que tengan las vacunas al día, como la antitetánica y para hepatitis B", advirtió la funcionaria.

Embed


En tanto, aclaró en qué momento es necesario realizar una consulta a un médico y subrayó: "Siempre que haya dolor, enrojecimiento que se extienda por 48 horas en la zona donde se colocó el piercing , hinchazón y si hay supuración o fiebre. Hay que estar atentos a la evolución que va teniendo y consultar precozmente. Muchas veces estas infecciones se producen y evolucionan rápidamente, en pocas horas".

Tocci insistió en reiterar que este tipo de procedimientos no deben ser realizados en forma casera, sino por personas capacitadas y en espacios higiénicos.


Comentarios