informacion_general
Martes 19 de Enero de 2016

Un joven hizo una broma de cumpleaños y provocó el embarazo de la esposa de su hermano

El hombre vive con su hermano en Toronto y su cuñada trabaja en Nueva York, por lo que de noche duerme en otra casa. El matrimonio se encontró a celebrar. El caso, contado en primera persona.

En las últimas horas se conoció un curioso caso que tiene como protagonistas a dos hermanos, una esposa, una fiesta de cumpleaños y un bebé.
La historia la cuenta en primera persona uno de los hombres:
"Mi hermano mayor y yo vivimos en un departamento en Toronto. Su esposa va a la universidad en Nueva York. No está demasiado lejos en coche, pero definitivamente no es lo suficientemente cerca para viajar a menudo. Debido a esto, él no la ve en persona muy a menudo, pero sí a través de Skype durante cada noche. En noviembre era el cumpleaños de mi hermano y su esposa decidió tomar una semana de descanso escolar para venir a visitarnos y celebrar su cumpleaños con él", arranca el relato del joven.
Más adelante agrega: "Un par de días antes de su cumpleaños, mi hermano me dijo que me fuera a quedar con algún amigo porque quería dedicar el día entero a su esposa. Yo pensé que era justo y planeé quedarme con un amigo durante un par de días. En la mañana de su cumpleaños, cuando aún estaba dormido, le dejé un regalo. Tenemos una tabla en la cocina, donde colgamos cosas como facturas, así que le dejé una nota que decía: «Feliz cumpleaños hermano, diviértete» y también clavé un condón y un billete de $ 50 dólares junto. Y como broma, puse tres chinches a través del condón. Mi hermano es un tipo inteligente, así que pensé que iba a ver el condón que tenía 3 chinchetas, se reiría, y lo tirarlo a la basura. Pensé mal".
"Un mes más tarde, el día de Navidad, mi hermano hizo un anuncio. Se iría a Buffalo a vivir con su esposa, que está ahora embarazada. Conociendo a mi hermano, yo sabía que él no quería tener hijos hasta, al menos, los 40, por lo que después del anuncio le tire a un lado para felicitarlo y preguntarle por los detalles. Él me dijo que el bebé no fue planeado, y que cuando tuvo relaciones con su esposa en su cumpleaños, el condón se rompió. Sorprendido le conté la verdad y para mi sorpresa sólo se río. No estaba enojado en absoluto. Después de descubrir que su esposa estaba embarazada, se dio cuenta de que en el fondo él realmente quería un niño, y no se daba cuenta. Ahora, su mujer tiene un bebé en camino, él se está moviendo a Nueva York el próximo mes, y tengo que encontrar un nuevo compañero de cuarto para ayudar a pagar el alquiler".

Comentarios