Policiales
Sábado 16 de Enero de 2016

Un joven se encuentra en grave estado tras recibir cuatro balazos

Ramón Pecioto fue baleado el pasado viernes por dos hombres que iban en moto. Fue herida además, una menor de 11

Un joven de 18 años, oriundo del barrio Pompeya Oeste, se encuentra en grave estado en la Sala de Terapia Intensiva del Hospital José María Cullen, luego de haber recibido 4 impactos de bala en la tarde noche del viernes pasado. Junto con él, ingresó una niña de 11 años, la cual también fue abordada por una de las balas de los disparos que efectuaron dos hombres que pasaron en motocicleta por calle Dr. Zavalla al 7600.

Balas y sangre en un lugar de fe
El sangriento episodio sucedió a las 18 del viernes pasado, cuando el fin de semana iba perfilándose. Ramón Pecioto de 18 años, se encontraba dialogando con Naira Velozo de 11. Los dos son vecinos del barrio Progreso Pompeya Oeste en el norte de la ciudad. Por razones que se desconocen y que son de plena investigación, una motocicleta guiada por dos sujetos pasó el lugar y uno de ellos disparó a mansalva con un arma de fuego, hacia donde se encontraban Pecioto con la menor de edad. La balacera fue a escasos pasos de un templo evangélico llamado Ríos de Agua Viva y a tan solo 50 metros de la calle Ayacucho. 

Tirados en el suelo
Al fugarse, los dos sujetos que efectuaron la balacera, los dos jóvenes que recibieron los impactos de bala, terminaron tirados a unos metros de una cuneta. Por un lado, la joven niña de 11 años terminó con un impacto de bala en una de sus piernas, mientras que el que se llevó la peor parte fue Pecioto, quien recibió 4 impactos: uno en un brazo; otro en el abdomen y dos en sus piernas. 
Alertados por la situación, los familiares de ambas víctimas se hicieron presentes en el lugar ya que al escuchar las detonaciones no entendían lo que había sucedido. De inmediato informaron del hecho a la fuerza policial para que se haga presente. No obstante ello, una ambulancia trasladó a los dos jóvenes hacia el hospital José María Cullen para que sean asistidos en la sala de guardia. 
Posteriormente, llegó hacia la zona del hecho (Zavalla 7621), el personal de la Policía de Investigaciones (PDI), la cual realizó los peritajes correspondientes. En el lugar, se hallaron 4 vainas servidas. 

Un día después
En la jornada del sábado, fue operado en la Sala de Terapia Intensiva, Ramón Pecioto, el cual se encuentra en estado delicado debido a las graves heridas que sufrió. 

Siguen sin saber
“En verdad no sabemos qué fue lo que sucedió, nosotros estábamos dentro de nuestra casa y pasaron dos vagos en moto y dispararon a quemarropa nomás”, contó a Diario UNO, Esteban Silva, el cuñado del joven herido el viernes por la tarde. “Él estaba con una vecinita y justo estaban hablando”, agregó el muchacho. 
En cuanto a los hombres que pasaron por el lugar y efectuaron los disparos, Silva dijo desconocerlos y además aclaró que toda la familia se encontraba adentro de la vivienda de Pecioto al momento de la balacera. “Fue una gran cantidad de detonaciones las que se escucharon”, recordó el cuñado del joven baleado. 
La novedad fue comunicada al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación para que la etapa siga su curso vial judicial. Hasta el momento no hubo detenidos por el hecho que estremeció, el viernes pasado, al corazón del barrio Progreso Pompeya Oeste, bien al norte de la ciudad.

Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar

Comentarios