Espectáculos
Viernes 25 de Diciembre de 2015

"Un milagro de la tv"

Desde que llegó a la Capital, proveniente de su Darragueira natal, Ailén Bechara (25) no dejó de trabajar para lograr su objetivo. Hizo books que repartía entre los portales de Internet para que se los publicaran y realizó campañas publicitarias, hasta llegar al programa “A Todo o Nada”, donde era una de las cuatro “azafatas” del ciclo conducido por Guido Kaczka (37). Este año brilló en el “Bailando por un Sueño”, y el lunes 21 disputó la final contra la pareja de Federico Bal (26) y Laurita Fernández (24).
“Son momentos mágicos. Soy como un milagro de la televisión. No puedo encontrar una respuesta concreta para todo lo que estoy viviendo. Me siento muy bien. Fue una final hermosa porque con Fede y Laurita nos llevamos bárbaro. Y, como en cada duelo, en la semifinal me tiraron la mejor de las ondas para que reviente la pista. Las dos parejas merecíamos el triunfo. Fui feliz porque fue un duelo entre amigos”, asegura.
La dupla que formó con su bailarín Fernando Bertona (33), superó seis sentencias al voto telefónico, y eliminó a varias parejas muy queridas por el público como las de Ergün Demir (46), Martín ‘Campi’ Campilongo (46) y Freddy Villareal (46).
En la final deslumbró con su cuerpo y su gracia al ritmo de Bachata, Merengue, Ritmo Libre y Clásico, y vive a pleno la historia de amor con su partenaire que nació en la pista de baile.
“Nos entendemos cada vez mejor, que es lo más importante en una pareja. Nos llevamos bárbaro. Él es muy compañero y me siento muy cuidada. Siempre le digo que llegué hasta acá gracias a él y todo el apoyo que me dio. Estamos todo el día juntos, pero cada uno tiene su departamento, su espacio. Creo que en la pareja tiene que haber siempre libertad, sino te terminas ahogando”, confiesa risueña.
Ailén asegura que es su novio quién la motiva desde el día uno, y que gracias a él y a la coach Cristina Girona, llegó a la instancia final del certamen de baile. “Cuando entré al ‘Bailando’ no sabía ni que hacer en la previa, todos me decían que fuera yo; y siendo yo creo que llegué tan lejos. Yo pensaba que no servía para el show. Los primeros ritmos fueron muy duros. Es muy frustrante que no te salga un movimiento, que no puedas manejar tu cuerpo. Para llegar ensayamos mucho, nunca paramos. Tengo una maestra que me enseñó todo. Hoy me muevo gracias a ella y a Fer, que creyeron en mí”, dice.
Tiene millones de seguidores que vieron en ella una chica de pueblo que logró sus sueños a base de trabajo y constancia. “Mi caso es un ‘Si se puede’. Siempre les digo a todos que sueñen, que la ley de atracción existe y el poder de la gratitud también”, confiesa.
Luego de la finalización del exitoso ciclo de Marcelo Tinelli (55) Ailén y Fernando ultiman los detalles para instalarse en Villa Carlos Paz. Ella se presentará de martes a domingos en el Teatro del Sol con ‘Enredados’, protagonizada por Osvaldo Laport (59) e Iliana Calabró (49) y él hará shows en la disco “Cebra”.“Debutamos el 23. Todo el elenco es maravilloso. Es una comedia hermosa, muy real y divertida. Ensayamos mucho y logramos algo muy bueno. La gente que venga a vernos la va a pasar genial”, cuenta la joven.
Confiada, la joven de Darragueira que cumplió sus sueños, agradece el apoyo que la gente le brindó durante el “Bailando” y se ve triunfando en el futuro: “Confío en que la gente que me apoyó seis veces en el teléfono lo siga haciendo en mi carrera. Quise ganar para cumplir el sueño. Fue bueno poder ayudar a la Cooperadora de Corazón a Corazón del Hospital Ernesto Campos de Ushuaia, que tanto lo necesita. Muchos no entienden que pasó conmigo. Fue mágico. Pero el público votó y me eligió. No busco mucha explicación en todo lo que me pasó. Quizás el hecho de que venga de un pueblo o mi forma de sonreir fue lo que le gustó a la gente de mí”.
Hoy, recuerda todo el camino recorrido y se emociona. Tras renunciar al programa de Kaczka la carrera de Ailén sigue creciendo y parece no tener techo. “Cuando dejé ‘A Todo o Nada’ lo hice en forma inconsciente, pero el que no arriesga no gana, y yo tuve que arriesgar un trabajo estable para cumplir el sueño de estar en el ‘Bailando’ y seguir creciendo. Y gracias a Dios y a la gente, se hizo realidad”, concluye.
Fuente: Revista Caras

Comentarios