santafe
Lunes 18 de Enero de 2016

Un niño de 11 años fue baleado en la cabeza y su estado es crítico

  En la tarde de este lunes, Iván Elías Alvarengo fue alcanzado por una bala perdida  tras desatarse una balacera en el barrio Las Lomitas. El Centro de Salud cerró sus puertas

Mientras la siesta santafesina tenía sus silencios habituales, la inseguridad y la violencia social se dio nuevamente en el barrio Las Lomitas, en el oeste de la ciudad. El resultado fue uno solo: un niño de 11 años impactado por una bala en la zona del cráneo como consecuencia de una balacera que se desató en la intersección de las calles Boneo y el Camino Viejo a Esperanza. Hasta el momento no hubo ningún detenido al respecto.
 
El suceso se dio  aproximadamente a las 14.20 de este lunes sobre calle Boneo al 5600, a metros del Centro de Salud Las Lomas. Por cuestiones que se desconocen, una balacera se desató entre “bandas antagónicas” y como consecuencia de ello un niño de 11 años, llamado Iván Elías Alvarengo, el cual se encontraba jugando debajo de un árbol, resultó herido por el impacto de una bala que ingresó por la zona de la oreja derecha, causándole traumatismos muy graves. 


 

Al ver que el menor estaba ensangrentado y tirado en el suelo, los hermanos lo trasladaron hacia el Centro de Salud para que sea atendido de inmediato. Ante la complejidad de la herida ocasionada por la bala, los médicos ordenaron el traslado hacia el hospital de niños Orlando Alassia en una ambulancia del Sies 107 y así ser intervenido en la sala de terapia intensiva del nosocomio provincial. 
 
Testigos
Con mucho dolor y en medio de lágrimas, la madre del niño baleado, Patricia Romero, contó en primera persona lo que sucedió en el barrio Las Lomitas: “Mi nene estaba jugando ahí en un árbol sobre calle Boneo. Al momento de la balacera quiso irse y una bala impactó y le perforó el cráneo”, contó a Diario UNO. “¿Quien disparó?”, preguntó este diario, a lo que la madre contestó: “No sabemos, porque tiran y tiran al azar. No se vio quién era”, confesó la mujer. 
 
Misma historia
Muy dolida por la triste situación, Romero recordó que el padre de Iván murió producto de una bala perdida en un tiroteo que sacudió al barrio en otra oportunidad. 
 
“Lo mismo sucedió con mi esposo hace tres meses, una bala perdida lo mató. Estábamos tomando mate y también se armó una balacera que le perforó el corazón –indicó–. Las Lomitas es un barrio olvidado, la policía no entra y si lo hace es por dos minutos”, agregó la mujer.   

Cabe recordar que aquel sangriento hecho ocurrió el pasado 4 de octubre del 2015, en adyacencias a la esquina de Estanislao Zeballos y Servando Bayo. El padre del menor, Daniel Almada, de 41 años, fue impactado con un balazo en la espalda, y terminó siendo trasladado por vecinos del barrio Las Lomitas hasta el hospital Mira y López de la capital santafesina.
 
Al llegar al nosocomio, los médicos constataron que había fallecido producto del disparo que recibió. En tanto no hubo detenidos por el aquel hecho.
 
Cerrado hasta que haya una solución
A raíz del tiroteo que sacudió al barrio Las Lomitas en la tarde de este lunes el gremio de UPCN emitió un comunicado donde expresó su repudio a los actos de violencia que le tocó vivir al personal del Centro de Salud Las Lomas. 
 
En este sentido, aclararon que los trabajadores decidieron cerrar las puertas del dispensario “hasta que el problema sea resuelto de forma definitiva” por parte de las autoridades provinciales.
 
Por otra parte, explicaron que los empleados se han visto nuevamente amenazados en sus vidas por “los enfrentamientos que se producen a cualquier hora del día”, sin importar en absoluto a quienes puedan encontrarse en el medio de estos tiroteos. Cabe señalar que al momento de la balacera que sacudió este lunes al barrio, se encontraban en el dispensario una médica clínica, dos enfermeras y una asistente social.
 
En contacto con Diario UNO, voceros de UPCN reconocieron que el año pasado se dio un panorama similar en el dispensario ya que se registraron varios enfrentamientos entre “bandas antagónicas”. Por tal motivo, se realizaron varias reuniones en el Nodo 3 de la región, para llevar adelante medidas de prevención y así salvaguardar la integridad de todos los trabajadores del centro de salud, como así también de la gente del barrio.
Ignacio Mendoza / ignaciomendoza@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios