Policiales
Lunes 22 de Agosto de 2016

Un patrullero fue baleado en un intenso tiroteo que terminó con un detenido

Sucedió en la tarde del domingo en el barrio La Nueva Tablada. Se detuvo a un hombre de 19 años a quien le secuestraron una pistola 9 milímetros que arrojó dentro de un chiquero de cerdos.

Este domingo, en horas de la tarde, fue aprehendido un violento delincuente que le disparó a los policías cuando intentaron identificarlo en las populosas calles del barrio La Nueva Tablada en el extremo noroeste de la capital santafesina. Los agentes lo persiguieron, detuvieron y de un chiquero de cerdos ubicados en la zona secuestraron una pistola calibre 9 milímetros . El delincuente fue identificado como H. R. C. de 19 años.
La novedad sobre el resultado del trabajo policial fue informado a la jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la policía santafesina y al fiscal en turno que ordenó realizar actuaciones en el marco de los siguientes delitos "tenencia y portación de arma de guerra, abuso de arma y resistencia a la autoridad".

Denuncia de vecinos al 911 policial
Cuando promediaba la tarde, los vecinos que viven en el barrio La Nueva Tablada denunciaron la presencia de delincuentes de bandas de criminales antagónicas que se enfrentaron a balazos aterrorizando a sus habitantes. La central policial 911 envió suboficiales y patrulleros disponibles del Comando Radioelécrico, Cuerpo Guardia de Infantería, de la Policía de Seguridad Vial, de la Comisaría 7° y de la 5° Inspectoría Zonal.
Cuando los policías arribaron para realizar la verificación de la denuncia, se toparon con el tiroteo y con un joven parapetado detrás de un tapial que ejecutó seguidillas de balazos sobre los agentes del orden. En ese momento se inició una persecución de los violentos delincuentes que concluyó cuando uno de éstos fue alcanzado cuando cruzaba corriendo los patios de las distintas viviendas.

Perseguido y apresado

Finalmente, el delincuente fue detenido e identificado como H. R. C. de 19 años, no sin antes resistir violentamente su aprehensión. Luego, en un chiquero de cerdos, fue hallada el arma que arrojó el muchacho detenido con cuatro balas intactas y en óptimas condiciones de uso y de funcionamiento.
La novedad sobre el resultado del trabajo policial fue informado a la jefatura de la Unidad Regional 1° La Capital de la policía santafesina y al fiscal en turno que ordenó realizar actuaciones en el marco de los siguientes delitos "tenencia y portación de arma de guerra, abuso de arma y resistencia a la autoridad".

Comentarios