Policiales
Miércoles 16 de Marzo de 2016

Un penitenciario frustró un asalto y se tiroteó con dos delincuentes

Fue este miércoles en Bº Mariano Comas. Intentaron asaltar a un  joven, este gritó y el agente actuó contra los ladrones

Este miércoles, a las 20.30, un suboficial en actividad del Servicio Penitenciario provincial frustró un asalto en adyacencias a la esquina de Mariano Comas y San Martín, al escuchar los gritos de auxilio que profería un joven que iba en una moto para evitar ser asaltado por dos delincuentes que viajaban en otra motocicleta.
 
Los delincuentes dispararon contra la víctima para intentar hacerlo callar, y luego contra el penitenciario que se identificó y les ordenó a los ladrones que depusieran su actitud. Los delincuentes le dispararon y el agente respondió con su arma reglamentaria, generándose un intenso tiroteo. El asalto fue frustrado y el suboficial terminó baleado en el antebrazo.

Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe

Diario UNO de Santa Fe dialogó con el suboficial penitenciario Mario Benítez, de 27 años, que presta servicios de manera regular en la cárcel de Las Flores de Santa Fe, con la jerarquía de ayudante de segunda.
 
El agente dijo que estaba franco de servicio y vestido de civil. Que había salido de un local de la esquina suroeste de la intersección de San Martín y Mariano Comas, cuando escuchó los gritos desesperados de un joven que iba a bordo de una motocicleta, y sobre el que forcejeaban otros dos motociclistas.
 
Benítez se identificó como funcionario público de seguridad y les ordenó que depongan la actitud a la yunta de delincuentes, pero estos aceleraron la motocicleta. El delincuente que viajaba como acompañante giró hacia atrás y le disparó al motociclista al que habían intentado asaltar, y luego lo hizo contra el penitenciario.

Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
La situación generó un intenso tiroteo que mantuvo el delincuente que viajaba como acompañante con el penitencario Benítez, hasta que este último fue impactado con un balazo que lo lastimó en el antebrazo del lado derecho. Eso posibilitó que el delincuente que conducía la moto acelerara a toda velocidad y escaparan por Pasaje Larramendi hacia el cardinal oeste.
 
Los vecinos llamaron al 911, y arribaron más de 10 policías y patrulleros, mientras unos atendían al suboficial penitenciario herido. Los delincuentes fueron buscados, pero lograron fugarse de la policía.

Juan Trento / jtrento@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios