Colón
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Un póker que se mantiene

Si se compara con el último partido oficial que jugó Colón ante Gimnasia de La Plata, solo cuatro jugadores seguirían como titulares. Ellos son Broun, Conti, Bastía y Ledesma

El pasado 23 de mayo Colón jugó su último partido oficial por la 16ª fecha del torneo anterior. Ese día el elenco sabalero cayó como visitante frente a Gimnasia de La Plata por 3-0, evidenciando un rendimiento muy pobre y marcando claro está un final de ciclo. Por ese entonces el entrenador rojinegro era Ricardo Johansen y el presidente Enrique Ariotti, ya que Marcelo Ferraro había solicitado licencia por cuestiones de salud.

Tres meses después la institución la preside José Vignatti y el técnico es el uruguayo Paolo Montero. Y, además, llegaron al club 10 refuerzos para renovar un plantel que no tenía recambio y que había protagonizado un mal certamen con el agravante de haber perdido en un mes los dos Clásicos.

La repentina salida de Alan Ruiz había sido un factor determinante para explicar la falta de gol y los enormes problemas que tenía el equipo para sumar un triunfo. Si se toma en cuenta la formación que finalizó el encuentro ante el Lobo y se la compara con la que podría arrancar esta temporada, existe una renovación muy importante en cuanto a nombres.
Embed

Del equipo que jugó en el Bosque se repetirían cuatro nombres en relación a la formación que debutaría ante Aldosivi de Mar del Plata, más allá de que resta la confirmación por parte de Paolo Montero. Jorge Broun, Germán Conti, Adrián Bastía y Pablo Ledesma estuvieron en el campo de juego de aquella noche fría en la ciudad de las diagonales.

Habrá que decir que no jugó ese partido Gerónimo Poblete por haber llegado al límite de tarjetas amarillas, sino hubiese sido elemento titular. De todos modos, es concreto el cambio que hubo dentro del plantel. Si bien es cierto que los únicos titulares que se fueron del club fueron Ismael Benegas y Mauricio Sperduti, la realidad indica que los demás continúan en el plantel pero como alternativas y no con chances inmediatas de estar desde el arranque.
Ellos son Pablo Cuevas, Raúl Iberbia, Franco Leys, Nicolás Leguizamón y Nicolás Silva quienes vienen actuando para la formación suplente en los amistosos de pretemporada. Otras de las modificaciones que se produjeron fue el sistema táctico dado que tanto Darío Franco como Johansen jugaban con un 4-3-3 en cambio Montero elige un 4-2-3-1.

Es verdad que las características de los futbolistas no difieren en mucho, pero sí tal vez la disposición en la cancha y la ubicación de los marcadores centrales. Se sabe que el entrenador uruguayo pretende que los dos zagueros se paren en la mitad de la cancha para ser un equipo corto e intenso y que obviamente asuma riesgos.
A la hora de comparar un equipo y otro hay diferencias y similitudes. Respecto a este último se podrá mencionar que más allá de ser encuentros amistosos, aquel Colón como éste tienen dificultades para llegar al gol. Y no es casualidad que Montero siga pidiendo la llegada de un 9. De los cinco amistosos que jugó el equipo titular en uno solo pudo anotar. Fue en el empate 2-2 ante Instituto y el goleador fue Pablo Ledesma, marcando ambos tantos (el primero de ellos de penal).
Embed

La idea del cuerpo técnico en función del esquema elegido es tener la pelota mediante una cantidad importante de volantes, pero para ello los que juegan por las bandas como Christian Bernardi e Iván Torres deben pisar el área rival para acompañar al único referente de área que tendrá el equipo.
En el semestre pasado el bloque ofensivo estaba compuesto por Sperduti por derecha, Ruiz por el centro y Lagos, Figueroa y Silva por el sector izquierdo. Es decir, por características jugadores más ofensivos que Bernardi y Torres, que si bien tienen buen manejo del balón no son precisamente delanteros por afuera como los antes mencionados a excepción de Figueroa que era un media punta.

Es cierto que Alan Ruiz no era un típico 9, pero en las primeras fechas de aquel campeonato brilló jugando en esa posición de la cancha y marcó siete goles. Durante los amistosos de la pretemporada en esa posición jugó Walter Acuña y no rindió dado que se siente más cómodo moviéndose por afuera.
De todos modos, para jugar ante Aldosivi existe la chance de que Ismael Blanco sea el único delantero, pero eso podría confirmarse luego de la práctica de fútbol que disponga Montero. Hoy el plantel tiene mayor recambio que en el campeonato anterior algo que solicitó el entrenador para que exista una competencia importante y aquellos que son titulares no se conformen sabiendo que detrás hay un compañero que puede sacarle el lugar.
Embed

Faltan algunos días para el debut ante Aldosivi del próximo lunes, a partir de las 19, en el estadio José María Minella pero da la sensación que no existen demasiadas incógnitas para la confirmación del equipo. En la delantera habrá que esperar si Montero confirma al Sungui Blanco o si mantiene a Cachete Acuña con el cual vino trabajando durante la pretemporada.

Mientras que en el arco Broun y Jorge Carranza pelean por un lugar, aunque la lesión que sufrió el exgolero de Godoy Cruz de Mendoza (distensión en la rodilla izquierda) le hizo perder un poco de terreno pensando en la primera fecha. Pero está claro que el juegue deberá hacerlo en un muy buen nivel para quedarse con el puesto, ya que el entrenador considera que están en un nivel demasiado parejo.

La semana pasada Montero en diálogo con la prensa manifestó que no le gusta hablar demasiado y que ahora desea que el equipo se exprese dentro del campo de juego.
Llegó la hora de la verdad y todo lo que se dijo quedará de lado cuando comience a rodar la pelota. Allí se sabrá si la idea de juego que pregona el cuerpo técnico encuentra respuesta en los intérpretes. Los refuerzos deberán dar un salto de calidad y aquellos que permanecen de la temporada anterior tendrán que levantar considerablemente su nivel. En cierta parte se mantiene la columna vertebral (Broun, Conti, Poblete, Bastía y Ledesma) pero con eso solo no alcanza para mejorar. Los que llegaron deberán hacer lo suyo.

Comentarios