santafe
Sábado 30 de Abril de 2016

Una aerolínea irlandesa consultó por la situación de la empresa rosarina Sol

Ryanair, una línea de bajo costo, planteó en el Ministerio de Transporte que tiene intenciones de ingresar en el mercado de cabotaje argentino. Escepticismo por parte del gremio aeronáutico.

Si bien desde el Ministerio de Transporte de la Nación trascendió un posible interés de la aerolínea irlandesa Ryanair sobre Sol Líneas Aéreas, desde el sector que representa a los pilotos de la compañía que cesó sus actividades en enero de este año expresaron desconocer ese escenario de oportunidad. Además, mostraron cierto grado de escepticismo alrededor de la posibilidad de que alguna empresa pueda comprar Sol, sobre todo debido a la abultada deuda que posee la firma de capitales rosarinos.

   “La verdad es que no sabemos absolutamente nada de alguna posibilidad de que Ryanair se pueda hacer cargo de Sol. Aunque sería una situación muy difícil, ya que nadie conoce concretamente la deuda que acarrea la compra de Sol”, le confió ayer a La Capital, Alberto Williams, delegado de los pilotos de la compañía.

   “Es una situación realmente muy compleja, hay que tener en cuenta que Avianca prefirió esperar un año para ingresar en la Argentina, y seguramente comenzará en enero próximo”, apuntó Williams.

   De esa manera, el monto de la deuda, hasta ahora incierto y abultadamente millonario, no ayuda de ninguna forma a generar un espacio de atracción para posibles inversores o compradores. Y aquellos que eventualmente acercan su interés, más temprano que tarde, terminan retirándose del terreno de negociaciones.

   Desde ese cuadro de acción, que entienden repleto de dificultades, los dirigentes de los trabajadores están apuntando todos los esfuerzos hacia la lucha judicial y el cobro de la deuda de los 177 empleados que quedan en litigio con la empresa. “Seguimos negociando en el Ministerio de Trabajo de la Nación con los representantes de Sol”, comentó Williams.

   Asimismo, explicó que en este momento la batalla legal está ubicada en que la empresa quiere pagar la deuda con los trabajadores en seis cuotas y los empleados plantean que no pueden ser más de tres. “Nosotros no queremos más de tres cuotas”, recalcó el dirigente, quien además advirtió que “más allá del acuerdo al que arribemos, hasta ahora la empresa nunca cumplió ninguno de los anteriores, por lo que es muy difícil creer en los entendimientos que puedan venir en próximos encuentros”.

   En ese sentido, Williams contó que había una reunión pactada para ayer para avanzar en estos temas, pero que debido a las numerosas movilizaciones que hubo en Buenos Aires se suspendió y se trasladó para el próximo lunes, en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

   Más allá de la preocupante situación de los trabajadores de Sol, en Buenos Aires trascendió el interés de Ryanair, línea de bajo costo que pertenece al grupo irlandés Irelandia Aviation, que vuela por todo el continente europeo y que quiere ingresar en el mercado aeronáutico de cabotaje argentino.

   Irelandia se está desplegando por el mundo con las aerolíneas Allegiant en Canadá, Viva Colombia en América y Tigerair, en Oceanía; y maneja una flota de más de 400 aviones, la mayoría con la modalidad de bajo costo.

   Según manejan en el Ministerio de Transporte de la Nación, este grupo está buscando inversores para posicionarse en el país con una línea que haga base en la ciudad de Córdoba. En ese marco habría surgido un interés por Sol Líneas Aéreas, aunque por el momento no pasó de ese escalón de atracción inicial.

Comentarios