Policiales
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Una broma pesada en un colegio terminó con una alumna internada

Ocurrió en San Juan. Los estudiantes arrojaron una bomba de gas lacrimógeno en uno de los baños y provocaron un desastre.

La pesada broma de un grupo de alumnos de un colegio de San Juan terminó con un resultado inesperado: una chica internada en un hospital y al menos una docena de estudiantes que tuvieron que ser asistidos por una ambulancia.

¿Qué ocurrió?
Uno de los alumnos arrojó una bomba de gas lacrimógeno en uno de los baños del Colegio Nacional Monseñor Pablo Cabrera de San Juan y el gas se expandió a las aulas cercanas, donde se dictaban clases.

De inmediato los chicos comenzaron a descompensarse: se les irritaron los ojos, la nariz y comenzaron a tener problemas para respirar. Sin embargo, la más perjudicada fue una estudiante de 5to año que es asmática.
De inmediato, una ambulancia llegó al establecimiento educativo –ubicado en Santa Fe Oeste y Tucumán Sur- y atendió a la docena de chicos que se vieron afectados por esta broma de mal gusto.

En tanto, la chica asmática ingresó al área de urgencias del Hospital Rawson donde le colocaron oxígeno y la medicaron. "Es una broma que terminó con mi sobrina en el hospital. Las autoridades escolares no pueden permitir que esto suceda y lo peor es que nadie nos avisó de lo ocurrido", dijo Eduardo Guerra, tío de Candela Guerra, al sitio dariodecuyo.com

Según relataron directivos del establecimiento, al parecer, un alumno logró entrar a la escuela con el gas y lo tiró en uno de los baños que da a la galería que une las aulas de los últimos años.

Rápidamente, el gas se expandió y, como consecuencia, quienes circularon por la zona comenzaron a sentir ardor en sus ojos y descompostura. Algunas alumnas, incluso, sufrieron ataques de pánico, según contaron.

El Ministerio de Educación ya interviene en el caso y sus autoridades aseguraron que investigarán quiénes estuvieron involucrados para ver qué sanciones se les aplica.

Comentarios