Policiales
Jueves 03 de Diciembre de 2015

Una familia sufrió un violento asalto en pleno macrocentro

Fue en la mañana de este jueves. Dos delincuentes ingresaron a un local de reparaciones, golpearon a su dueño, lo introdujeron en su casa, y maltrataron a su madre de 81 años. Dieron vuelta la casa y sustrajeron electrodomésticos, dinero y documentación personal.

Este jueves, antes de las 10 de la mañana, dos violentos delincuentes ingresaron al interior de un local comercial de reparación de electrodomésticos y herramientas que está ubicado sobre calle Suipacha al 2900 casi calle 1º de Mayo en el macrocentro santafesino. Golpearon al dueño del taller hasta doblegarlo y dejarlo tirado en el piso. Luego, la emprendieron con Astrid Pepa, su madre de 81 años, que está en una silla de ruedas empujándola contra una pared. Subieron al baño, robaron elementos, dinero en efectivo y documentación de las víctimas y escaparon. 
Los damnificados denunciaron el suceso a la central policial 911 y luego arribaron a la finca policías de la Comisaría 1ª y de la Policía de Investigaciones, PDI. 

Fue el peor día de nuestras vidas
Diario UNO de Santa Fe, dialogó con madre e hijo, Astrid Pepa de 81 años y Héctor Baudino de 49. El hombre narró que es el propietario de un local comercial dedicado a arreglos de electrodomésticos y herramientas, y que esta mañana de jueves, dos hombres ingresaron, uno de ellos sacó un revólver y le pegó un cañazo en la cabeza que lo derribo. Luego, en el piso, le pegó un segundo cañazo más violento y le ordenó que no los mirara a la cara. 

Inmediatamente después, lo levantaron, le pusieron los brazos en la espalda y con precintos plásticos le inmovilizaron la muñecas. Finalmente, lo alojaron en el baño familiar y lo dejaron encerrado con llave. Pero, como su madre les rogaba a los delincuentes que no le hicieran nada a su hijo, y que se llevaran todo lo que quisieran, la empujaron violentamente contra una pared. La mujer quedó completamente aterrada.

Denuncia al 911 policial del robo
La faena criminal continuo, cuando la yunta de violentos subió al primer piso de la vivienda, que es el dormitorio de Héctor Baudino, le robaron electrodomésticos, documentación personal, su teléfono celular y dinero en efectivo. Luego de 20 minutos, los ladrones escaparon. Luego, cuando el hombre logró zafar sus ataduras, denunció el suceso a la central policial 911. 

Investigación del robo
Finalmente, arribaron a la vivienda de la familia de Astrid Pepa de 81 años y de su hijo, Héctor Baudino de 49, policías de la Comisaría 1ª de Santa Fe y los pesquisas de la Policía de Investigaciones, PDI, que empezaron a trabajar sobre el caso e informaron al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.

Juan Trento/ UNO Santa Fe/ jtrento@uno.com.ar

Comentarios