Colón
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Una novela con final feliz

Luego de varias idas y vueltas, el delantero Diego Mayora se convertirá en refuerzo sabalero y por estas horas llega a Santa Fe

Cuando parecía que Diego Mayora recién podría jugar en Colón a partir del 2017, el presidente sabalero José Vignatti se tomó un avión y viajó a Perú para cerrar la negociación y de esta manera adelantar la salida del goleador. La semana pasada el vicepresidente tercero Horacio Darrás había viajado al país incaico para adquirir la ficha del futbolista que fue citado por Ricardo Gareca para disputar la fecha de Eliminatorias.
Desde un primer momento el directivo rojinegro había llegado a un acuerdo con el presidente de Sport Loreto para adquirir el 80% de los derechos económicos de Mayora en una cifra algo menor a los 500.000 dólares. Sin embargo, la negativa radicaba en que Fredy Chávez, presidente de Unión Comercio no quería desprenderse del jugador en estos momentos.
Mayora tiene contrato hasta diciembre con Unión Comercio dado que llegó a préstamo procedente de Sport Loreto. Las muy buenas actuaciones y los goles convertidos por el delantero despertaron el interés de varios equipos entre los que estuvo Colón. Por ello la oferta más concreta que le llegó a la institución dueña del pase fue la que acercó Darrás en persona cuando estuvo en Perú.
Además, las buenas referencias que le dio el Tigre Gareca a Mayora, al igual que el Chuky Juan Vargas fueron determinantes para que el goleador se decidiera a venir al Club Colón.
Tanto los directivos como Paolo Montero eran conscientes de la necesidad que había de que llegue un 9. Y más allá del muy buen rendimiento con gol incluido de Ismael Blanco en el debut, la realidad indica que el entrenador pretendía un hombre de área para terminar de completar el plantel.
Frente a ese panorama fue Vignatti quien decidió apurar el tema ya que pretendía que Mayora venga ahora y no en enero dado que iba a ocupar un cupo de los dos que permitirán para reforzar el plantel en el receso. Este jueves hasta última hora, Vignatti estuvo negociando con los directivos de Sport Loreto, de Unión Comercio con el jugador y con su representante. La gestión no fue nada sencilla, dado que la postura de Unión Comercio por retener al jugador era muy firme. Pero la insistencia de Vignatti y del futbolista fueron claves para llegar a un acuerdo y de este modo sumar el refuerzo número 11 para esta temporada.

Comentarios