Espectáculos
Viernes 11 de Marzo de 2016

Una nueva misa rockera espera al Indio en una convulsionada Tandil

Miles de almas. La ciudad y sus habitantes reciben a las más de 150 mil personas que hacen la previa para asistir este sábado al primer recital del rockero Carlos Indio Solari en 2016. Lo acompaña una nueva banda

Fans, vendedores ambulantes, policías, periodistas y visitantes recorren la ciudad en la víspera del concierto que Solari ofrecerá este sábado en el Hipódromo de la ciudad ubicado a 200 metros a la vera de la ruta 226.
 
Muchos de sus seguidores se instalaron en algunas plazas, la vera del lago o los campings que la ciudad pone a disposición para este imponente encuentro “ricotero”.
 
Por la ruta 226, a lo largo de los 185 kilómetros que unen Mar del Plata con Tandil, se pudo ver este viernes extensas columnas de micros, autos con portaequipajes cargados de carpas y bolsas de dormir, motos y hasta camiones con sus cajas cargadas de gente que buscaban llegar a la ciudad serrana el día previo al esperado recital.

Manuel y Emiliano, dos amigos oriundos de la ciudad cordobesa de Santa Rosa de Calamuchita, acamparon en la Plaza San Martín, ubicada en la calle Rivadavia y Monseñor de Andrea (camino al Calvario), y contaron:  “Llegamos el viernes y nos instalamos en esta plaza para hacerle la vigilia al Indio que en cada recital nos regala lo mejor de él”.


 
Dionisio, Cirilo, Damiana y Melva llegaron desde la ciudad de La Paz (Bolivia) y relataron que hace más de un mes que emprendieron viaje desde su país “para estar este fin de semana en Tandil escuchando rock del bueno”.
 
Por su parte, Fabiana y Sergio un matrimonio que en moto llegó a Tandil desde la provincia de Santa Fe, armaron una pequeña carpa en la zona del lago, donde se encuentra el dique de la ciudad.
 
“Desde que nos casamos hace más de 10 años seguimos al Indio por cada provincia y ciudad donde se presenta. Somos muy fanáticos de su música y es un orgullo que nos siga deleitando con sus canciones en todo momento”, dijo Fabiana quien no se saca –por cábala– una remera que compró en un puesto callejero hace varios años.
 
Mientras tanto, Pedro, Juan José y Rafael oriundos de Ushuaia, llegaron este viernes en micro y al no conseguir alojamiento decidieron quedarse en La Blanqueada un espacio cercano a la ruta 226 que el municipio local adaptó para que los visitantes acampen y se alojen haciendo la tradicional vigilia.
 
Más invitados que habitantes
Tandil es una ciudad con 140 mil habitantes, donde se respeta el horario de la siesta y la vida sin alteraciones, pero espera para mañana unas 150 mil personas para el concierto.
 

En viaje. Este viernes, los santafesinos fanáticos del exlíder de los Redondos partieron desde la Plaza Colón en dos colectivos / Foto: Juan Manuel Baialardo - Uno Santa Fe
 
El intendente Miguel Ángel Lunghi puntualizó que esta movida que se lleva a cabo en la ciudad “significa una fiesta popular donde de manera rápida se construye otra ciudad donde tanto el movimiento comercial gastronómico, hotelero y cultural es muy importante, beneficiando de manera directa e indirecta a todos los tandilenses”.
 
“Esta es una ciudad tranquila y que se hagan este tipo de espectáculos nos potencia y muestra no solo en la Argentina sino en distintas partes del mundo” consideró, mientras enfatizó “estas son 48 horas donde se cambia la fisonomía de la ciudad que vive cada llegada del Indio Solari como una verdadera fiesta”, manifestó el jefe comunal.

Por su parte, el secretario de Turismo Alejandro Bonadeo dijo: “Esta es la cuarta vez que tenemos este espectáculo en la ciudad, lo que logra mucha movilización de jóvenes de distintas partes del país y de compatriotas vecinos. Que el Indio Solari vuelva a elegir a Tandil tiene una trascendencia importantísima por la logística que lleva este tipo de eventos”.
 
El conductor Mario Pergolini se instaló en la sede de la Secretaría de Turismo Tandilense, situada en la Avenida Comandante Espora al 1100, para realizar la previa y la cobertura del show para su radio y plataforma digital Vorterix.
 
Pergolini también habló con Télam y no dudó en decir: “Con el Indio tenemos una relación desde hace muchos años, lo que nos permite entrar a su mundo”.
 
La policía local se encargará de custodiar el centro, la estación de trenes y la Terminal de Ómnibus y efectivos de la policía bonaerense se encargarán de custodiar las zonas cercanas al recital, sobre todo en los alrededores del hipódromo.
 
En total el espectáculo contará con 1.400 agentes de seguridad privada y unos 400 efectivos de la Policía Bonaerense.
 
Dentro de las medidas tomadas se encuentra la de la instalación de un hospital móvil en las inmediaciones del hipódromo con ocho puestos sanitarios, 17 ambulancias, 26 médicos y unos 200 paramédicos. Además se prohibió a los comerciantes que se instalarán en la zona vender bebidas en envases de vidrio.
 
La ruta 226 y las colectoras estarán habilitadas al tránsito, para que los concurrentes puedan acercarse lo más posible al lugar del show y habrá zonas establecidas para estacionamiento, tanto de colectivos como de autos.

Comentarios