Colón
Sábado 19 de Noviembre de 2016

Una pena máxima

Colón cayó este sábado frente a Estudiantes por 1-0 y no pudo acercarse al único puntero e invicto que tiene este torneo. El gol del Pincha lo marcó Lucas Viatri y en el final a Pablo Ledesma le atajaron un penal. Fueron expulsados Guillermo Ortiz en el Sabalero y Rodrigo Braña en el Pincha

En el final estuvo cerca de empatar el partido, pero el penal ejecutado por Pablo Ledesma a los 44' de la etapa complementaria encontró la notable respuesta del arquero Daniel Sappa, quien voló hacia a la derecha para desviar el remate y asegurar el triunfo de Estudiantes por 1-0, ya que antes, a los 12', Lucas Viatri había marcado mediante un cabezazo.

Si bien es cierto que pudo haber rescatado un punto valioso, la realidad indica que el Pincha fue superior al Sabalero y se impuso de manera justificada. No le sobró demasiado al conjunto platense, pero hizo los méritos suficientes para sumar tres puntos y estirar su invicto a 21 partidos. Sigue siendo líder pero ahora aumentó la ventaja respecto a los demás equipos, de hecho a Colón le sacó nueve y llegó a las 26 unidades.

En la previa se sabía que el planteo dispuesto por Paolo Montero apuntaba a protegerse y en la medida que se pudiera apostar a la contra ante un adversario que a priori se mostraba superior teniendo en cuenta los antecedentes con los que llegaba. Por ese motivo decidió reforzar la zona del mediocampo con muchos jugadores y dejar en ataque a Ismael Blanco, que se vistió de llanero solitario.

De todos modos, la premisa con la que salió a jugar Colón en el estadio Único pudo llevarla a la práctica de manera eficaz, ya que el objetivo de neutralizar a Estudiantes y tenerlo maniatado; lo logró en los primeros 45'. Un correcto trabajo defensivo hizo que el conjunto local tuviera la pelota durante toda esa primera etapa pero no encontrara la manera de llegar con claridad al arco custodiado por Jorge Broun.

Para que eso ocurriera todos los jugadores rojinegros estuvieron muy atentos para colaborar a la hora de marcar, desde los tres volantes centrales (Fidencio Oviedo, Pablo Ledesma y Gerónimo Poblete) a los dos carrileros (Nicolás Silva e Iván Torres). A lo que habría que agregar obviamente el desempeño de los cuatro del fondo, pero sobre todo del Flaco Germán Conti, que estuvo muy atento y concentrado para marcar de cerca a Lucas Viatri.

Es cierto que el arco de Estudiantes le quedó sumamente lejos a Colón dado que no generó ninguna situación propicia como para convertir, ya que el Sungui Blanco quedó muy aislado y pasó desapercibido. Colón apostó a la pelota quieta pero no supo aprovecharla dado que Iván Torres no estuvo preciso. El Pincha avisó con un tiro libre de Augusto Solari que se fue cerca del caño izquierdo del arco custodiado por Fatura Broun cuando se disputaban 31' y tres minutos más tarde Facundo Sánchez desbordó por la derecha y envió un pase hacia atrás que encontró la pierna derecha de Lucas Viatri. Pero el ex-Boca llegó exigido, por lo cual no pudo rematar bien y el balón terminó por el fondo.

Colón fue práctico e inteligente y el cotejo se jugó de la manera que pretendía el elenco conducido por Paolo Montero. Para que el plan resultara perfecto le faltó mayor participación en ataque como para tener alguna opción de marcar en el arco defendido por Daniel Sappa.

Pero esa concentración máxima desplegada en la primera etapa sucumbió ante la agresividad de Estudiantes que salió en el segundo tiempo decidido a abrir el marcador para reafirmar su condición de puntero. Colón en esos primeros minutos salió a presionar más adelante como para que el Pincha no saliera tan cómodo desde el fondo como en el primer tiempo. Pero en la primera llegada a fondo, el local por intermedio de Viatri se puso en ventaja.

Desde el sector izquierdo Carlos Auzqui envió un centro preciso que encontró la cabeza del goleador, quien mediante un movimiento notable puso el balón bien cerca del caño derecho de Broun, que se estiró pero no tuvo manera de llegar.

De manera inexplicable, el delantero apareció muy solo dado que ninguno de los marcadores centrales estaba cerca como para impedirle que cabecee. Ese gol marcó un quiebre en el partido, puesto que el Pincha se sintió más confiado y obviamente con espacios se soltó y desplegó su mejor fútbol. Con metros para recorrer y Colón adelantado, el partido se presentó de manera ideal para el conjunto dirigido por Nelson Vivas que dispuso de algunas chances como para sentenciar la historia.

Lo tuvo Santiago Ascacíbar ingresando por la derecha y su remate se fue muy cerca del caño derecho. Luego Juan Ignacio Cavallaro disparó al arco desde una buena posición y el 1 rojinegro le impidió el segundo tanto.

Otro de los ingresados en el complemento como Federico Bailone también pudo anotar pero nuevamente Broun estuvo atento para despejar el balón. A todo esto Montero comenzó a mover el banco, mandó a la cancha a Nicolás Leguizamón y sacó a Iberbia, de muy flojo partido. Pero más allá de las variantes ofensivas, a Colón le costaba muchísimo poder generar una opción de gol.

La primera llegó a los 38' del segundo tiempo con un cabezazo de Ledesma luego de un lateral que Sappa mandó de manera espectacular al córner. En la contra Lucas Rodríguez pudo anotar el segundo pero nuevamente lo impidió Broun, quien salió rápido a tapar el remate.

Pero iba a haber tiempo para más, ya que Juan Bauza hizo pasar de largo a Braña, que lo derribó y de esta manera Patricio Loustau le mostró la tarjeta roja. De ese tiro libre llegó el remate de Bauza y el balón dio en la mano de Ascacíbar, el juez de frente a la jugada no dudó y decretó el penal.

Ledesma se paró de frente al balón y disparó hacia la derecha, allí fue Sappa para convertirse en héroe y desatar la fiesta en el Único de La Plata. En esa pelota murieron las ilusiones de Colón de llegar a un empate por el que poco había hecho. No obstante cayó de pie y con dignidad, en un partido que estaba en los cálculos perder, aunque por la manera en que se produjo la mueca de disgusto y bronca quedó reflejada en los protagonistas. Está claro que el crédito a este plantel sigue abierto y el balance con 10 fechas jugadas es positivo y aún sin jugar bien le terminó dando un susto muy grande al puntero.

Comentarios