Escenario
Martes 01 de Noviembre de 2016

Una santotomesina competirá por ser Miss Universo Argentina 2016

Se trata de Natalia Chamorro, oriunda del barrio Sargento Cabral de Santo Tomé, quien desde hace algunos años vive en Ciudad de Buenos Aires.

Una santotomesina está entre las 16 candidatas que competirán por ser Miss Universo Argentina 2016, concurso que se podrá ver por el canal TNT el domingo 6 de noviembre a las 22 horas. Se trata de Natalia Chamorro, quien desde hace algunos años vive en Ciudad de Buenos Aires pero mantiene marcado a fuego el ADN de Santo Tomé.


La modelo compartió sensaciones de cara a su noche soñada y recordó parte de su niñez y adolescencia en nuestra ciudad. Acerca de cómo empezó este sueño, la joven contextualizó: "No soy de ver mucha TV porque llego muy cansada de trabajar en la empresa, donde empecé como recepcionista y después de mucho esfuerzo me ascendieron a ejecutiva de cuentas corporativas. Entonces cuando estoy en mi casa miro alguna serie o leo un libro; pero justo ese día, en lo que se dicen esas llamadas 'casualidades' de la vida, estaba viendo una película en TNT y me pude enterar del concurso", introdujo Natalia, y luego continuó: "Mandé mis fotos por Internet y quedé preseleccionada junto a otras chicas, de 900 que se presentaron representando distintos puntos del país. Me convocaron para el 5 de octubre, desfilamos y en mi ronda quedamos primero 30 y posteriormente 3 concursantes. Después llegó el momento de comentarles de esta gran posibilidad a las personas de la empresa en donde trabajo, mi decisión de jugármela por este camino en la moda. Por suerte lo entendieron y me acompañan hasta el día de hoy. Pero es algo muy difícil, en su momento lloré de la emoción pero también por dejar un trabajo en donde me sentía muy bien".

Asimismo, la santotomesina comentó que "lo más cercano que había estado a este concurso de Miss Universo, fue haber visto la película Miss Simpatía de Sandra Bullock", soltó entre risas. "La verdad que es todo nuevo para mí, pero de chiquita siempre jugué con este tipo de cosas. Veía Susana Giménez, me ponía pelucas, me pintaba y desfilaba. Mi mamá, que ahora me mira desde el cielo, no podría creer ésto que me sucede. Se pondría muy feliz", aseguró emocionada.

Infancia y adolescencia en santoto

Oriunda del barrio Sargento Cabral, la candidata a Miss Universo Argentina relató: "De mi infancia en Santo Tomé tengo muy presente el atardecer en el Puente Carretero, me gustaba mucho que mi mamá me lleve abajo del puente a pescar mojarritas y con mi papá también íbamos al Mirador. Nos agradaba el río, el verde y la paz", dijo Chamorro.

Con respecto a su adolescencia, Natalia sintetizó las diferentes escalas que tuvo su paso escolar: "Vengo de una familia humilde y trabajadora, nuestros padres hicieron un gran esfuerzo para que junto a mis dos hermanas, hagamos la primaria en la San José (Escuela N° 1200), después me cambié a la Escuela Colón (N°1233 'Fidela Valdez de Frutos') y finalmente por cuestiones familiares y de cercanía terminé en la Escuela N° 140 ('Profesor Marcelino Martínez')". A su vez, la joven modelo comentó que finalizó la secundaria en la Escuela de Enseñanza Media N° 443 'José Manuel Estrada', "y justamente hace poco me reuní con mis ex compañeros, la pasamos muy bien y terminamos viendo a Los Palmeras en la Fiesta Retro del boliche Hangar, porque obviamente soy cumbiera. Me reía porque la última vez que los había visto fue en Letoile (San Carlos)", precisó con alegría.

Primeros pasos en Buenos Aires

Llegar a Buenos Aires muy joven y sola, no fue nada fácil para Natalia y el proceso de adaptación requirió de templanza. "Siempre trabajé desde muy chica, en la barra de boliches, como moza, en negocios de ropa, de lo que venga. Lo hice en Santo Tomé, Paraná, Rafaela y Santa Fe, hasta que un día una chica llamada Florencia, me dijo para hacer el primer desfile. En ese momento, estudiaba maestra de primaria junto a Rochi, una amiga que es como una hermana y me encontraba en el último año de cursado", explicó.
"Mientras hacía las prácticas, por ese tiempo fallece mi madre y, sumado a otras cuestiones, me daba cuenta que no transmitía todo lo que los chicos merecían. Tenía conocimientos pero era como que me faltaba algo, porque me sentía mal. Ahí empecé a preguntarme qué camino seguir", describió Chamorro, y siguió: "Después en el verano me surge una posibilidad de ir a Pinamar a hacer promociones. Gabriela, quien me contactó, me ofrece trabajo como promotora del TC y es así como decido vivir en Buenos Aires. La realidad es que el primer tiempo fue durísimo, no tenía amigos, no conocía a nadie con quien compartir un mate y una charla. Lloré muchísimas noches".
Asimismo, la santotomesina contó que como modelo, hubo momentos en que no ganó bien y por esa razón empezó a trabajar en la empresa donde estuvo hasta hace días, de igual forma que arrancó a vender vinos; todas salidas laborales con el objetivo de mantenerse económicamente. "Y ahora, las vueltas de la vida hacen que otra vez tenga la posibilidad como modelo. No hay que bajar nunca los brazos, si te caés mil veces, tenés que levantarte mil veces más. Si realmente es tu sueño, en la carrera, profesión, oficio o tarea que sea, tenés que esforzarte para lograrlo", afirmó la joven.
Mujer bonita, es la que lucha. Natalia Chamorro hace méritos para ganarse ese adjetivo.

SantotoDigital

Comentarios