Tatengues
Domingo 23 de Octubre de 2016

Unión arrancó bien pero se quedó sin nafta en el final: perdió 3 a 1 frente a Tigre

El Tatengue, que se había adelantado en el marcador a los 34' del primer tiempo con un golazo de Emanuel Britez (se fue expulsado), de cabeza, terminó perdiendo 3-1 con Tigre, por las apariciones en el complemento Carlos Luna (38' y 41', ambos de penal) y Erik Godoy (31')

Este domingo por la tarde, la formación comandada por Leonardo Carol Madelón perdió injustamente 3-1 ante Tigre, en condición de visitante. Los Tatengues fueron adelante en el marcador hasta los 25' del complemento y después en 10' el local se dio vuelta el resultado; Emanuel Britez marcó el tanto para la visita, además de hacer un penal y ser expulsado. En tanto para el Matador festejaron y Carlos Luna, por duplicado, y Erik Godoy.

En cuanto al juego, fue el dueño de casa el que comenzó intentando adueñarse de la tarde, siendo el principal referente Diego Morales, seguido por Chino Carlos Luna y Sebastián Rincón como extremo derecho, más la velocidad de Alexis Castro. Mientras que la idea de los santafesinos fue plantear un encuentro abierto por los carriles, con Algozino por derecha y Bruno Pittón por izquierda, destacando también la presión que ejercieron los delanteros Guido Vadalá y Nicolás Andereggen hacia los centrales de Tigre.

Así, en una tarde soleada, el partido se hizo de ida y vuelta, porque Unión no se plantó en su campo para salir de contragolpe sino que propuso un juego mano a mano con los dirigidos por Pedro Troglio.

Con las ideas planteadas y con un sistema bien vertical de juego por parte de los santafesinos, el encuentro se hizo vistoso y con situaciones claras en las vallas defendidas por Nelson Ibáñez y Nereo Fernández.

Pero en 15' de juego, fueron los visitantes los que tuvieron las oportunidades más claras para abrir el marcador: a los 3', Bruno Pittón aprovechó de un yerro de Oliver Benítez, quedó en diagonal de cara al arquero local, pero definió mal; y un minuto más tarde fue Guido Vadalá el que, frente a Nelson Ibáñez, también remató sin rumbo.

Por el lado de Tigre, tuvo dos aproximaciones: una a los 9' a la salida de un tiro de esquina, pero pasó en el borde del área chica; y a los 10' el colombiano Rincón tiró desde media distancia, pero sin dirección.


Mirá el gol de Brítez:
Embed

El premio al mejor
Con el correr del reloj, la alineación de la Avenida se acomodó mucho mejor en la cancha que el local y de a poco se convirtió en un equipo peligroso utilizando como armas letales el adelantamiento por los carriles y con la guapeza de los delanteros, sobre todo de Nicolás Andereggen, que le complicó la existencia a los dos marcadores centrales Godoy y Benítez. Esto sin dejar de remarcar la labor de los volantes centrales, Manuel De Iriondo y Mauro Pittón, que anularon el circuito de juego en el medio, ya que ni Morales y menos Iñíguez se sobrepusieron a la presión ejercida por los volantes internos visitantes.

Con estas referencias, la superioridad en el juego tuvo su recompensa, porque a los 34' llegó la apertura del marcador con una palomita estupenda de Emanuel Britez, luego de un centro perfecto desde la izquierda ejecutado por Nahuel Zárate. De esta forma, los dirigidos por Madelón hicieron justicia en el marcador ante un desconcertado Tigre, que no le encontró la vuelta a la idea impuesta por el Tatengue. Además del resultado negativo, el flojo rendimiento y las dos variantes obligadas por lesión que tuvo que realizar Troglio por las salidas de Cachete Morales e Iñíguez.

Unión se fue al vestuario mostrando en el campo de juego la mejor imagen colectiva de las siete fechas que ya de disputaron en el presente torneo de Primera División. Final parcial favorable para Unión, con un verdadero golazo de Emanuel Britez, que le ganó la espalda a Bruno Urribarri.


Embed


El complemento
El comienzo del segundo tiempo fue una continuidad en cuanto al juego realizado por los dos elencos, ya que más allá de las intenciones que tuvo Tigre para llegar al empate, se encontró desde el inicio con la continuidad de una formación santafesina muy concentrada en cada una de las líneas. Incluso, en los primeros 10' de juego, fue también el elenco de Madelón el que estuvo más cerca de estirar el marcador a su favor: pero primero Guido Vadalá y luego Lucas Algozino, que dentro del área y entrando desmarcado por el segundo palo, el balón se le trabó en su botín izquierdo y no pudo conectar para gritar el 2-0.

La impotencia de Tigre, se notó con la falta de claridad en los metros finales como para vulnerar el sistema defensivo de los Rojiblancos, que recién a los 25' inquietó con un centro que desvió Nereo Fernández sin ningún tipo de problemas. Recién después de los 20', Unión mermó en el la idea que plasmó en la mayor parte del cotejo y eso trajo como consecuencia el adelantamiento del local.


Inesperada igualdad
En un cotejo que seguía siendo de trámite tranquilo para los santafesinos, a pesar que ya no mostraba el juego de la etapa inicial, a los 30' y a los 31', fueron los minutos negativos para los santafesinos: primero porque Nereo le desvió al tiro de esquina un tiro formidable al ingresado Federico González y, lamentablemente de ese córner, 60" más tarde, Erik Godoy conectó el centro desviado en el primer palo, no llegaron los defensores, el último Britez para sacar la bocha, y el central del Matador marcó el 1-1 parcial.

Pero no todo quedó allí, porque el desconcierto de Unión continuó a los 36', porque Britez tocó la pelota con la mano, penal y expulsión para el Matador que Luna, a los 38', lo convirtió en gol dando vuelta el resultado cuando nadie lo esperaba en Victoria: 2-1 y baldazo de agua fría para los santafesinos.

No todo quedó ahí, porque a los 41', otra vez Luna desde los doce pasos puso el 3-1, después que Martín Rolle cometiera también penal, poniendo las cosas definidas cuando, analizando la mayor parte del encuentro, el equipo de Madelón jugó 65' justificando el triunfo parcial. Pero inesperadamente se quedó y lo pagó caro ante un rival que nunca fue superior.

Sin embargo el fútbol tiene estas cosas, a veces no gana el mejor sino el más efectivo, y es lo que sucedió este domingo en el estadio Monumental de Victoria, donde la formación de Pedro Troglio conquistó tres goles en 10' y dos desde el punto penal.

Comentarios