Ovación
Lunes 07 de Marzo de 2016

Unión cayó en un show de goles y errores

Unión perdió frente a Racing por 6-3 en el estadio 15 de Abril y sumó su segunda derrota en el certamen. Diego Milito (2), Gastón Díaz, Ricardo Noir, Roger Martínez y Lisandro López anotaron para los de Sava; Bruno Pittón, Claudio Riaño y Diego Villar lo hicieron para el Tate

Unión fue goleado anoche 6-3 por Racing en el estadio 15 de Abril y sumó su cuarto partido sin poder ganar en el Torneo de Primera División. Diego Milito (2), Roger Martínez, Ricardo Noir, Gastón Díaz y Lisandro López anotaron los tantos de la Academia; Bruno Pittón, Claudio Riaño y Diego Villar marcaron para el Tatengue.
Aunque fue Unión el equipo que rápidamente tomó el protagonismo del partido presionando a Racing en su propio campo y que casi convierte a los 4’, un minuto más tarde y de contragolpe el elenco de Facundo Sava atacó por la izquierda de la defensa tatengue, tras perder la pelota Villar y quedar mal parado defensivamente. Llegó un centro de izquierda a derecha para un desmarcado Ricardo Noir, quien marcó el gol para la visita.
Después de la apertura del marcador sorpresiva de Racing, el Tatengue sintió el cimbronazo, sufrió algunos desacoples en el sistema defensivo que generaron la salida inmediata de Madelón, lo que originó el cambio de posición: Malcorra a la derecha y Gamba por el extremo derecho.
A pesar del tanto del rival, el dueño de casa fue en busca de la igualdad y la logró a los 13’, en una segunda jugada tras un tiro de esquina, rechazó mal Saja y Bruno Pittón le pegó como venía para meter un remate de media distancia y establecer el 1-1.

Partidazo en la Avenida
En un cuarto de juego ya el trámite era intenso con dos goles, además con los protagonistas mostrando peligrosidad para intentar convertir, cuestión que se dio por lo pésimo que defensivamente marcaron los dos equipos, pero por sobre todos los aspectos, lo desequilibrado que estuvo Unión del medio hacia atrás y justamente debido al mal desacople del Rojiblanco, Racing aprovechó a los 21 minutos para que Gastón Díaz defina muy bien tras una excelente habilitación de Noir de cabeza, salió Nereo pero no logró evitar la segunda conquista.
El equipo de la Avenida fue de guapo para empatar y a los 26’ Claudio Riaño definió después de una corajeada en el área, otra vez fue floja la salida del golero visitante y emparejó un cotejo vibrante poniendo el 2-2, en donde las estrategias quedaron de lado aunque fue preocupante el muy flojo rendimiento de los volantes, sobre todo en la contención Acevedo, lo que hizo que la Academia desnude falencias graves en la zona entre el fondo y el medio, además de las pelotas paradas que también tuvieron a maltraer a los santafesinos. Justamente así, a los 30’, Milito solo y desmarcado puso el 3-2 y otra vez a remar el score para los hombres de Leo Madelón.
De esta manera, fue claro y evidente que con cinco goles en treinta minutos de juego se observó un cotejo en donde el mediocampo de ambos elencos casi no existió, recién en el último cuarto de hora mermaron el ritmo bárbaro pero fueron los dirigidos por Sava los que se equivocaron menos e ingresaron al vestuario en ganancia pero también fue preocupantemente visible los grandes errores defensivos de los Tatengues y en todos los sectores de marca.

Sufrió en el arco propio
El mal funcionamiento mostrado por los Tatengues en la primera mitad del encuentro, que los dejó en el entretiempo con una derrota por 3-2, trajo consecuencias en la decisión que tomó el entrenador Madelón, ya que resolvió sacar a Emir Faccioli y puso en campo al paraguayo Rolando García Guerreño.
El tiempo corrió, el local siguió con problemas para generar fútbol pero otra vez mostrando inconvenientes para ser una formación corta sin dejarle espacios para que Luciano Aued o Federico Vismara se apoderaran de la pelota en el medio pero no supieron acomodarse. Y en el momento menos pensado Unión empató a los 12 minutos con un gol de Pipa Villar pero que toda la responsabilidad en el gol de la igualdad fue de Bruno Pittón, quien metió una jugada junto a Malcorra bárbara para dejar casi cara a cara al exjugador de la Academia con el golero Saja.
Pero como no podía ser de otra manera en el encuentro, Racing marcó el cuarto tanto a los 14’ y con un tiro potente tras otro remate de Roger Martínez que reventó el palo izquierdo de Fernández: 4-3 de la mano de Diego Milito. 
No podía festejar el Tate que nuevamente tenía que remarla desde atrás, con el agravante de la expulsión sorpresiva de Britez, supuestamente por exceso verbal según lo que informó el primer asistente Ariel Scime, decisión que sacó a todo el elenco rojiblanco.
Así, con 10 hombres y el resultado en contra, Unión con Mauricio Martínez como abanderado fue a igualar o morir, deportivamente, buscando nuevamente también a la dupla Ignacio Malcorra-Bruno Pittón para que intenten desbordar sin dejar de destacar que la velocidad de Lucas Gamba hizo mella en la defensa, pero todo el esfuerzo quedó sellado a los 45’ cuando Roger Martínez puso el 5-3 y a los 48’ Lisandro López anotó el 6-3 y con un equipo que marcó mal toda la noche. Era el final de un verdadero partidazo a la vista de los amantes del fútbol, pero que mostró a Unión muy bien en ofensiva, pero con un rendimiento del medio hacia atrás que seguramente necesitará un replanteo por parte de los jugadores y el cuerpo técnico.
Muchas veces con actitud, orgullo y vergüenza deportiva no alcanza para revertir un resultado adverso. Unión sabía que se encontraba con un equipo que tenía muchos jugadores de jerarquía, a pesar de que no llegaba tan bien, pero se fue victorioso y desnudó falencias de una formación que ahora tendrá que pensar en la visita a La Bombonera.












Por Claudio Cáplan / De la Redacción de Ovación UNO Santa Fe

Comentarios