Ovación
Lunes 09 de Mayo de 2016

Unión los mira desde arriba

El elenco de Juan Pablo Pumpido igualó 0-0 ante Argentinos, en el 15 de Abril, y quedó solo en la cima de la tabla de posiciones de Reserva en la Zona 2. Ahora, los juveniles rojiblancos deberán visitar en Parque Patricios a uno de los rivales directos, como lo es uno de sus escoltas Huracán. 

Unión y Argentinos Juniors igualaron 0-0 en el 15 de Abril, por la 14ª fecha del certamen de Reserva, en donde el Tatengue, con la unidad conseguida ante el Bicho Colorado, quedó como único líder en la Zona 2.
El elenco de Juan Pablo Pumpido no pudo con los de la Paternal, ya que se vio un partido mediocre, con pocas luces, sin ideas como para llegar a inquietar a los arqueros. Pobreza futbolística simplemente. 
El Tate venía de ganarle a Aldosivi por 2-1, en un mano a mano en la punta con Huracán, pero el Globo cayó ante Boca por 3-1 y quedaba la clara posibilidad para llegar a sacar una diferencia de tres unidades si se conseguía la victoria, pero los juveniles rojiblancos quedaron en deuda. Más allá del empate, el punto sirve porque lo coloca en primera plana. La deuda futbolística queda pendiente debido a que en la primera mitad pasó muy poco. Sobre los 7’, Bracamonte se animó por izquierda a patear un tiro libre que exigió a Chávez a estirarse junto al palo derecho y sacarla al córner.
En el medio no había precisión, Algozino no encajaba por la derecha; Palacios a pura lucha en el medio; González trataba de salir rápido y Bracamonte siempre estaba presionado por la marca. Pocas cosas por hacer cuando no hay precisión y juego rápido. La visita eligió el combate en el medio, salir rápido por intermedio de Nahuel Rodríguez, la figura del partido, que fue un dolor de cabeza durante todo el partido. 
Más confusión
En la etapa final todo fue más confusión que juego en los dirigidos por Pumpido. Los de Zermatten utilizaron bien la cancha como para ir ganando espacios y un poco más de juego, y la imprecisión rojiblanca desnudaba la falta de sincronicidad a la hora de hacer dos toques seguidos. Así fueron pasando los minutos y la visita se sintió un poco más a gusto en el medio, con un buen trabajo de Solé, de Guillermo Benítez, con sus proyecciones y de Rodríguez, que tenía más contacto con la pelota y por momentos se recostó por ambas bandas. Unión no encajó en la tarde y lo poco que se le presentó ante el arco de Chávez, lo desperdició. Así la buena jugada por derecha de Fantín, sobre los 34’, para enviar el centro al ras del piso, la defensa quedó mal parada y Andereggen, en soledad, erró un gol cantado, como dicen en la tribuna.
En cambio, el Bichito tuvo a los 15’ un remate de media distancia de Mesa, en la que Peano reaccionó a tiempo conteniendo el balón sobre el poste izquierdo y una salida rápida de Benítez le ganó a Palacios en el anticipo. El marcador de punta se fue, a los 36’ hizo una pared con Rodríguez y el defensor remató cerca del horizontal. Poco, muy poco. El punto sirve para llegar a la cima, valió el esfuerzo ante un equipo complicado. Ahora, está en mira un rival directo: Huracán.
Ernesto Titi Cantero / Diario UNO de Santa Fe
 

Comentarios