Unión
Sábado 11 de Febrero de 2017

"Hay que seguir probando"

Juan Pablo Pumpido se refirió a las variantes que implementó en el mediocampo en el partido frente a Las Parejas

Cuando todavía es incierto el regreso de la actividad oficial en nuestro país, a pesar que se habla del primer o segundo fin de semana de marzo, Juan Pablo Pumpido decide seguir agregándole actividad futbolística al plantel y prueba diversas variantes, sobre todo en el mediocampo, pensando en el partido frente a River, en el estadio Antonio Vespucio Liberti.
Frente a Sportivo Las Parejas, más allá que se trata de un equipo del Torneo Federal "B", el Tatengue mostró una imagen muy mejorada con respecto a la producción que mostró frente a Patronato en el partido anterior, donde el DT por primera vez optó por parar un equipo titular y dejar de lado el mix que se había impuesto en los primeros amistosos.
Se pensó que ante Las Parejas repetiría el equipo que jugó ante el Patrón, pero finalmente mostró algunas variantes en el mediocampo, aunque solamente ingresó Martín Rivero por Diego Armando Godoy.
Una vez terminados los 120 minutos de fútbol ante el equipo del Torneo Federal "B" (fueron dos encuentros de 60 minutos cada uno), el DT tatengue manifestó: "En el segundo tiempo se vio mucha más intensidad que en el primero –con respecto al partido que animaron los titulares–, pero me quedé conforme con los dos partidos. Creo que en el complemento del primer partido presionamos con más intensidad, más alto, y en la primera jugada de presión se robó la pelota, se atacó, se convirtió el segundo gol y se manejó la pelota todo ese tiempo en el campo de ellos, por lo que fue muy ofensivo la segunda etapa".
Cuando se lo consultó sobre si el equipo que jugó frente a Las Parejas es el que tiene más chances de empezar la actividad oficial de 2017 frente a River, en el Monumental, el entrenador del conjunto de la Avenida afirmó: "No, porque falta un mes ya que ahora se habla del 10 de marzo. Pueden pasar un montón de cosas en este tiempo así que seguimos trabajando, el equipo fue parecido al del partido pasado pero seguimos trabajando de la misma forma".
Luego, se refirió a la actuación de Mauro Cejas –el único refuerzo que llegó en este mercado de pases– en el segundo partido y manifestó: "Lo vi bien, pudo hacer 60 minutos de fútbol y de buena manera, es un jugador muy claro, algunos no lo conocían y dejó mano a mano varias veces a los compañeros. Se está poniendo bien físicamente, en el primer tiempo jugó de enganche y en el segundo tiempo como volante por la derecha, es una incorporación que vino a sumar y ya está casi a la par de sus compañeros y eso es muy importante".

Las pruebas en el medio
En cuanto a lo que probó en el mediocampo con Mauro Pittón por derecha y Diego Villar por izquierda, contó: "Lo que busqué justamente fue probar, fue otro mediocampo, estos jugadores te dan muchas variantes. Mauro Pittón jugó mucho tiempo de volante por derecha en inferiores, Pipa (Villar) jugó mucho por izquierda con Leo (Madelón). Hay que probar para ir de a poquito definiendo a los que saldrán a la cancha frente a River".
Y sobre la sociedad entre Rivero y Acevedo en el medio, contó: "Se vio mucho más en el segundo tiempo, donde agarraron la pelota y pasó todo por ellos dos. Queremos que el juego pase por los volantes centrales, porque si pasa por ellos quiere decir que se está jugando bien".

¿Qué pasará con García Guerreño?
Pumpido, por último, se refirió a la chance que tiene Rolando García Guerreño de emigrar a Lanús y expresó: "Los dirigentes me dijeron lo mismo que saben ustedes, que hubo una consulta y nada más. Con el jugador solamente hablamos de Unión".
Desde el sur del Gran Buenos Aires se habla de un interés concreto de Jorge Almirón por contar con el paraguayo, ya que lo dirigió en Godoy Cruz de Mendoza (solamente lo tuvo en la pretemporada ya que luego el DT arregló con Independiente). Además, un dato no menor es que Cristian Bragarnik es el representante del jugador y el entrenador. La entidad granate no estaría dispuesta a desembolsar 1.200.000 dólares de la cláusula de salida que tiene con Unión por el 50% de su pase, aunque sería el empresario el encargado de poner una parte del dinero para que la operación finalmente se cristalice.