Unión
Lunes 31 de Julio de 2017

Otro más que le dice que no a Unión

La semana pasada se daba cuenta desde Rosario que había un delantero que estaba al caer como refuerzo rojiblanco. Pero al parecer esto no será así, ya que el jugador declinó dicha posibilidad

Hasta el momento, Unión sumó tres incorporaciones, todos mediocampistas: Damián Arce, Diego Zabala y Claudio Aquino. Sin dudas que el entrenador, Leonardo Madelón, no se conforma con eso y espera varios más. Como para ir citando, pretende por lo menos dos delanteros, un volante central y, tras la partida de Rodrigo Erramuspe a Colombia –rescinde su contrato–, dos o tres defensores más, entre ellos un lateral izquierdo.


Vale recordar que Leonardo Sánchez estará fuera de actividad durante casi 40 días y por eso en el duelo por Copa Santa Fe del último sábado, Emanuel Britez se corrió a la zaga para hacer dupla con Jonathan Fleita. En esa sintonía, el estratega rojiblanco piensa que le restan varias fichas para formar el plantel que pretende para afrontar el próximo campeonato, como dijo en su asunción, para ser protagonistas.


El dato en este sentido es que el mercado de pases para Unión no es para nada sencillo; todo lo contrario, harto complicado. El presidente Luis Spahn expuso que para este semestre, el presupuesto se incrementó un 40%, pero a decir verdad parece no alcanzar, ya que muchas de las tratativas no pueden prosperar. Está claro que en muchos casos, los futbolistas están sobrevalorados y especulan con ofertas del exterior, pero también está claro que, en otras ocasiones, el incentivo deportivo le juega un poco en contra al Tate.


El defensor Jonathan Botinelli habría pedido un disparate como sueldo, escapando a las posibilidades rojiblancas. Es como si hubiese solicitado una cifra para que le dijeran que no. Esto viene a colación a lo que sucedió en las últimas horas. La semana pasada, UNO Santa Fe contaba que desde Rosario indicaban el inminente arreglo de un delantero para la Avenida López y Planes, pero al final esto no sería así.

Borda.jpg

El nombre en cuestión es el de Fabián Bordagaray, quien tenía vía libre para salir de Rosario Central, pero algo pasó. Versiones indican que el jugador preferiría quedarse en el Canalla a pelear un puesto o aguardar una posibilidad en otro club, que en lugar de venir a Unión. De esta manera, se caería otra de las tantas negociaciones gestionadas por Luis Spahn y el secretario deportivo, Martín Zucarelli.