Unión
Miércoles 13 de Septiembre de 2017

Spahn, durísimo en contra de los operativos policiales en el estadio 15 de Abril

El presidente se refirió a los incidentes que se produjeron entre los hinchas de Unión y la policía en el partido ante Gimnasia, y la controversia que se plantea con la policía de la provincia por la cantidad de policías involucrados en los operativos y el sistema Tribuna Segura

Luis Spahn, presidente de Unión, tomó la palabra luego del duro comunicado que hizo público el Departamento de Prensa del Club tras los incidentes que se registraron entre la policía y los hinchas tatengues en el partido ante Gimnasia y Esgrima de La Plata, en la zona de acceso al estadio 15 de Abril.

El máximo titular rojiblanco habló con La Segunda de Radio Sol (FM 91.5) y comenzó haciendo referencia a la reunión que mantuvo con el gobernador Miguel Lifschitz el pasado martes. "La reunión fue por la tarde, por eso no emitimos comunicado de prensa por la mañana, y luego tuve reuniones con la policía, mientras que por la noche me interioricé con los dirigentes y la gente que estuvo presente. Se lo planteé como un tema que nos preocupa mucho, porque hace a la seguridad de nuestros socios y simpatizantes. Nos parece grave y preocupante que la policía tenga estos incidentes con los parciales, que son injustificados desde todo punto de vista, y que se haga la previsión de un operativo de tan mala manera".



En cuanto a lo que considera que falló en el operativo, se explayó: "Llevamos ocho años de tranquilidad, sin ningún antecedente, me parece mal custodiar a la gente buena de esa manera. Yo creo que la falta de imaginación, si usted va a recibir con chequeo individual sobre la Pujato; si hacemos cifras muy menores, si se necesita hacer pasar a 6.000 personas, que entran normalmente por los molinetes del club. Y esta verificación del sistema de Tribuna Segura, 6.000 personas a 30 segundos que lleva una identificación son 3.000 minutos, y si los queremos hacer con 10 mecanismos de control requiere 300 minutos por cada uno, tenían que haber ido cinco horas antes los socios para que ingresen de manera normal. Es matemática pura, me avergüenza, pero la verificación lleva 30 segundos, y si uno los quiere recibir en media hora, en un día laborable, 6.000 personas en media hora van a pasar 200 por minutos. Y si en un minuto se hacen dos controles, se necesitarían 100 controles. Si hay solo diez es como querer parar la inundación con una cuchara".



Y siguió: "Creo que es enorme la cantidad de controles más que se necesitan, en un cálculo matemático de 10 pasamos a 100 los necesarios. Lo triste es que lo terminan pagando los socios, si esto es para detectar a la gente que no debe ir a la cancha, que no tenemos ese nivel de gravedad, ya que tenemos una masa social excelente en conducta y valores humanas. Pasamos de tener operativos con visitantes de 170 policías por cuatro horas, hoy estamos en 230 policías en cinco horas. Nos vemos imposibilitados de tener a la Reserva como telonera del primer partido, porque nos significarían más horas de policías, lo que representaría una mayor cantidad de dinero".

"No quiero ser mal pensado, pero es como dar aumentos salariales con horas extras a los policías con el bolsillo de los socios de los clubes. Se tiene que revertir esto. El fútbol es un ámbito de contención social y nosotros no podemos estar desde los Estados yendo en contra de esto que es tan positivo", continuó el máximo titular tatengue.


Posteriormente, sobre el encuentro con el gobernador Miguel Lifschitz, contó: "El gobernador tomó nota, escuchó nuestras cuatro o cinco inquietudes, está en la misma situación en la que estábamos el martes a la mañana, no podemos salir a decir cualquier cosa".