Unión
Domingo 28 de Agosto de 2016

Tarea cumplida para el Tate

Unión comenzó con el pie derecho su participación en el Torneo de Primera al superar este domingo por 1-0 a Olimpo de Bahía Blanca en el 15 de Abril. El debutante Federico Anselmo (PT 20') marcó la única conquista. Ahora, el Tate jugará con Estudiantes por Copa Argentina

Este domingo por la tarde, en el estadio 15 de Abril, el Unión de Leonardo Carol Madelón puso en marcha su participación en el Torneo de Primera División y en un partido que por momentos fue muy trabado, sobre todo en el segundo tiempo, se quedó con tres puntos vitales ante el duro Olimpo de Bahía Blanca conducido por Cristian Díaz.

El autor del único gol de la tarde –de gran factura por la jugada colectiva con la posterior definición– fue el delantero Federico Anselmo (PT 20'), que llegó para cubrir la salida de Claudio Riaño, siendo esa única jugada que tuvo frente a la valla del golero bahiense Nereo Champagne la que terminó dándole la alegría a todo el plantel y el pueblo Tatengue en la primera fecha del certamen.

Ahora, independientemente del paréntesis que sufrirá el torneo por las Eliminatorias Sudamericanas, los santafesinos afrontarán la llave de octavos de final de Copa Argentina ante Estudiantes de La Plata, el próximo sábado –en horario a definir– en cancha de Arsenal de Sarandí.

El análisis de la tarde

En los primeros 10 minutos del encuentro fue presión absoluta del elenco tatengue, en donde se paró decididamente en campo de Olimpo; Nelson Acevedo fue el encargado de iniciar las jugadas en ofensiva para asociarse con Martín Rolle y buscando en la primera parte del encuentro a Diego Godoy por izquierda.

Pero a pesar que la iniciativa fue del dueño de casa la primera aproximación fue de Olimpo a los 12' con una rápida salida que terminó en tiro de esquina. Aunque ese acercamiento del elenco bahiense sobre la valla de Nereo Fernández fue solo un espejismo porque Unión siguió siendo el dominador del campo y la pelota, pero le faltó terminar las jugadas sobre el arco visitante hasta que a los 20' la primera jugada colectiva del Tate con Britez y Rolle en sociedad terminó en un verdadero golazo de Federico Anselmo, que sin parar la bocha le pegó al palo izquierdo del golero visitante para poner el 1-0 y alegría en las tribunas.
GolAnselmo

Con el resultado favorable el local siguió manejando el trámite, sobre todo cada vez que la pelota la manejó Rolle y el equipo de Cristian Díaz mostró un juego impreciso en donde le faltó un hombre que sea manija e intente generar juego.

El partido continuó con esa forma planteada desde el inicio del mismo, o sea el dueño de casa presionando y el rival apostando a pelotazos largos y sin destino, hasta que el juez marcó el final de la primera mitad, en donde en la parte final ninguno de los dos elencos fueron lo suficientemente claros como para reflejarlo en la red adversaria.
Pero a pesar de esto siempre fue Unión el que más intentó en comparación de lo pobre que mostró Olimpo. Final de los 45 minutos iniciales en donde a pesar de que el fútbol no fue el protagonista central fue justa la victoria parcial para la alineación dueña de casa.

Sufrió un poco pero festejó

El arranque de la parte final fue totalmente distinta a lo hecho por Unión en los primeros 15' de la etapa inicial porque los equipos fueron muy flojos en cuanto al rendimiento colectivo y esto hizo que el cotejo sea por momentos muy mal jugado.
Nadie fue capaz de tomar las riendas del trámite y por ende no hubo claridad en ninguno de los bandos y lo poco que se generó en el primer cuarto de juego del segundo tiempo fueron dos aproximaciones del aurinegro cuando a los 9' y a los 14' agarraron mal parado al fondo local, pero las aproximaciones tuvieron una mala resolución en los metros finales.

Movió el banco

Debido al flojo rendimiento que mostraba la alineación en comparación de lo que hizo Unión en la primera parte del juego, Madelón movió el banco de relevos: Bruno Pittón entró por Diego Godoy y el ingresado se posicionó como carrilero zurdo, mientras que Diego Villar suplantó a Rolle para intentar que el equipo juegue del medio hacia adelante ya que costó llevar peligro sobre la valla de Champagne.

Incluso, recién a los 26' del segundo tiempo, el dueño de casa tuvo la primera chance de gol, pero Emanuel Britez no llegó de palomita tras una jugada a la salida de un tiro de esquina ejecutado por el Pipa Villar.
Villar.jpg

Después de eso no sucedió nada y aunque el elenco visitante manejó más el balón que los de la Avenida López y Planes, recién después de las dos jugadas que generó en el prime cuarto del segundo tiempo, tuvo una más a los 38' tras un remate de media distancia que el capitán Nereo Fernández siempre tuvo controlado ya que estuvo seguro que no tenía destino de red.

En la parte final de la tarde, más allá que los Rojiblancos siguieron con las líneas muy separadas una de otra y que esto generó el adelantamiento del contrario, quedó la sensación que nunca estuvo en peligro la defensa de la diferencia mínima que consiguió en la primera mitad por el gol del cordobés Anselmo.

Los segundos en el cronómetro del árbitro Mariano González corrieron, ya el local manejó el balón lejos de la valla del golero tatengue y así hizo respirar a una defensa que estuvo siempre bien parada como para anular cualquier intento de peligro bahiense.
Así llegó el pitazo final y los jugadores festejaron un nuevo triunfo ante su público (hace cinco encuentros que no pierde de local), y en el primer capítulo de un campeonato que seguramente será muy duro. Por eso la premisa en la previa del encuentro era conseguir una victoria para dar el primer paso con una alegría y lo consiguieron ante un rival que seguramente dará batalla en cada cancha que juegue.

Y Unión sabe que si quiere seguir sumando de a tres deberá trabajar durante la semana para pulir esos puntos flojos que tuvo en este primer paso del torneo aunque el objetivo de ganar en el inicio se cumplió.