Unión
Miércoles 04 de Enero de 2017

Un esfuerzo para arrancar

La dirigencia de Unión le hizo una propuesta al plantel para cancelar este jueves el mes de octubre, de manera tal de poder iniciar la pretemporada. Por su parte, este miércoles se produjo la desvinculación de Rolle

El presidente de Unión, Luis Spahn, junto a sus pares de CD, se comprometió para saldar este jueves parte de la deuda que tienen con el plantel, para que de esta manera se pueda iniciar la pretemporada.
Si bien esto es una solución parcial a partir de aportes particulares, los directivos eran optimistas en que los jugadores entiendan la situación y dejen de lado la huelga que iniciaron el martes.
Fue un miércoles muy agitado en el mundo Unión, con reuniones entre los dirigentes para destrabar una situación inesperada, a pesar de la cruda realidad que ya comenzó a salir a la luz en los distintos planteles del fútbol argentino.
En la edición de este miércoles, Ovación daba cuenta que el propio club desde su cuenta oficial de Twitter anunciaba que se iba a poner en marcha la pretemporada en Casasol, algo que no ocurrió por la firmeza del plantel en saldar parte de la deuda antes de iniciar los entrenamientos.
Los contratos más económicos fueron los que se saldaron pero en líneas generales, lo que se le adeuda a los jugadores es octubre y noviembre, teniendo en cuenta que diciembre será exigible a partir del 25 de enero. En dinero, esa suma rondaría los 2.200.000 pesos.

Paso a paso
Como los jugadores creían que parte de esa suma global se cancelaría en el período de vacaciones, algo que finalmente no sucedió, tomaron la determinación de no iniciar la pretemporada el pasado martes en Casasol. Los referentes consideran que es necesario recortar el monto para que no se haga cada vez más grande el incumplimiento.
Dentro de las negociaciones que se fueron dando en el transcurso del día, los propios directivos de Unión a través de un comunicado (ver aparte) se encargaron de afirmar el buen diálogo entre las partes, además del compromiso para buscar las herramientas necesarias que permitan iniciar los trabajos.
Por ende, así como sucedió en la parte final del año, el propio Luis Spahn fue el que reconoció que el dinero se juntaría con el aporte de dirigentes y socios caracterizados.
Es que esperar que se empiece a saldar la deuda que tiene la AFA con los clubes es utópico en esta parte del año, con una entidad que continúa a la deriva y un programa Fútbol para Todos que dejó de subsidiar a los clubes.

Algunos datos
La salida de Leonardo Madelón le dio un poco de aire a un presupuesto que oscila los 3,5 millones de pesos mensuales.
A eso hay que sumarle la rescisión este miércoles de un contrato alto como es el que tenía Martín Rolle (el jugador resignó 700.000 pesos para concretar su salida anticipada). Y en esta dirección, hay que considerar por ejemplo que 2016 se esfumó con el actual cuerpo técnico cobrando sueldos de división Reserva, la categoría que tenían a cargo antes de asumir este desafío.
Por eso aquellos contratos de 30.000 pesos o menores a ese monto se pudieron cancelar, quedando pendientes las remuneraciones superiores en estos últimos meses.

Tema pretemporada
Es vital encaminar el inicio a los trabajos del plantel rojiblanco y marcar también un apoyo al actual DT Juan Pablo Pumpido por parte de los directivos.
En la planificación inicial, la intención era viajar el lunes 9 por la noche para desarrollar en Mar del Plata la parte más exigente de la preparación. El costo total de movilizar 40 personas (30 jugadores más cuerpo técnico y colaboradores) asciende a 750.000 pesos, de los cuales ya se adelantaron 250.000.
Es decir, si Unión desea no modifica el esquema proyectado por Pumpido, además de reducir la deuda por sueldos atrasados, deberá desembosar 500.000 en los próximos días. Pasa a ser un dato a evaluar, si también el objetivo desde todo punto de vista sea reducir los gastos. Por el momento no hay ni ratificación ni rectificación en cuanto a si el plantel resolverá viajar a la ciudad balnearia.

Al no tener a ciencia cierta un parámetro de cuando Unión podría empezar a recibir el dinero que la AFA le debe a todos los clubes, la única chance de juntar dinero en esta parte del año es a partir de aportes personales de dirigentes, socios caracterizados o adelanto de sponsors.

Si esto se prorroga por lo menos en el próximo mes, la situación cada vez se tornaría más complicada.

En definitiva las partes esperaban un gesto del otro y es lo que sucedió: los directivos nuevamente hacen un esfuerzo para poder cumplir con los compromisos pautados, y eso los jugadores lo entendieron para levantar la huelga y regresar al trabajo y poner en marcha la pretemporada.

"Estamos haciendo mucho esfuerzo, comprometiendo a gente. Esperemos que este jueves el plantel entrene con normalidad", dijo el presidente rojiblanco.

En tercer plano
De acuerdo a la lectura de cómo se fueron desarrollando los acontecimientos en el inicio de este año, la posibilidad de salir al mercado para buscar el segundo refuerzo pierde momentáneamente terreno.
Todo irá de la mano con la chance de que la situación económica mejore. Es importante resaltar que Unión está en una lista mínima de clubes que no le debe nada a la entidad madre del fútbol nacional.
Pero esto se contrapone con un dinero que no solamente los rojiblancos, sino el resto de los participantes, contaba en sus arcas y hoy no tiene. En ese marco es lo que padecen varios equipos que tampoco iniciaron su pretemporada por las deudas abultadas.
Se sabe que Mauro Cejas llegó como jugador libre y su remuneración por ejemplo, es bastante menor a la que percibía Rolle.
Claro que en caso de sumar otro jugador, por allí también se evaluarán las condiciones económicas para hacer o no factible la negociación.
Este jueves será trascendente no solamente en el campamento Tatengue, sino también en Buenos Aires con una situación caótica que cada vez más hunde en un presente oscuro al fútbol argentino.