Ovación
Lunes 14 de Diciembre de 2015

Uno de los más codiciados

  Darío Franco tiene como prioridad asegurarse la continuidad de Pablo Ledesma, quien maneja otras alternativas

Antes de irse de vacaciones el entrenador Darío Franco le dejó a los cuatro postulantes a la presidencia un listado con los jugadores que desea mantener en el plantel, con aquellos que no tendrá en cuenta y también los posibles candidatos a reforzar el equipo para la próxima temporada.

Consciente de que el equipo terminó jugando en muy buen nivel y que mucho tuvo que ver el rendimiento de algunos jugadores, el entrenador desea mantener la base y potenciar con algunos futbolistas. Se sabe que pretende un lateral derecho, un marcador central, un volante por izquierda y dos delanteros.
 
Siempre y cuando mantengan a la mayoría de los jugadores que terminaron siendo titulares. Del equipo que jugó ante Belgrano, son siete los que finalizan su vínculo con Colón. Existen negociaciones para extender el contrato, pero en algunos casos deberán competir con el interés de otros clubes.
 

El claro ejemplo de ello es el de Pablo Ledesma, el volante que terminó siendo una de las figuras del Sabalero fue tentado por otras instituciones, más allá de que está muy cómodo en Colón. En la previa al último encuentro con el Pirata, el mediocampista manifestó que era su último cotejo con la camiseta rojinegra. Pero luego dejó la puerta abierta y es por eso que se está charlando sobre su continuidad.
 
La semana pasada se hizo oficial el interés por parte de Aldosivi para contratar al cordobés, y en las últimas horas se sumó Talleres, club donde se inició futbolísticamente y del cual es hincha. El elenco conducido por Frank Darío Kudelka ascendió a la “B” Nacional y su objetivo es llegar a Primera División. Por lo cual quiere armar un equipo competitivo y se fijó en el mediocampista, dado que dispone de recursos económicos importantes como para tentarlo. Pero también es cierto que se trata de un retroceso desde lo futbolístico para el ex-Boca dado que el conjunto cordobés milita en la segunda categoría.
 
Pero además de esta posibilidad, se conoció que Peñarol de Uruguay sería otro de los clubes que se habría fijado en el mediocampista dado que el club charrúa salió campeón del último torneo y ahora la prioridad pasa por jugar la Copa Libertadores con ansias de protagonismo. 

Si bien el fútbol uruguayo está un par de escalones por debajo del argentino, Peñarol es un club importante y con historia dentro del continente americano y la chance de participar en la Libertadores es un tema a tener en cuenta.
 
Como se podrá observar, propuestas no le faltan a Ledesma y en eso mucho tiene que ver el final de campeonato que tuvo demostrando su jerarquía. Le costó ponerse a punto en lo físico, debido a que cuando llegó a Colón arrastraba una larga inactividad. Había sumado muy pocos minutos durante el segundo semestre del 2014.
 
No es casualidad que haya sufrido varias lesiones musculares que lo fueron marginando de la formación titular y cuando retornó lo hizo para arrancar como suplente. En el inicio de Franco como entrenador fue itular en los primeros encuentros, pero luego del cotejo ante Independiente sufrió un desgarro.
 
 
Por ese motivo quedó descartado para los compromisos ante Aldosivi, Vélez, Newell’s y Sarmiento y reapareció en el primer Clásico  que se jugó en el Brigadier López, ingresando en los minutos finales. Pero luego siguió ocupando un lugar en el banco de relevos y ante Quilmes y Belgrano jugó el segundo tiempo.
 
Su vuelta al equipo titular se produjo en el segundo partido ante Unión en el 15 de Abril y a partir de allí no salió más de la formación titular. Sus mejores partidos fueron ante Tigre, en donde marcó su primer gol con la camiseta rojinegra. Y también el último ante Belgrano en el estadio Mario Kempes cuando convirtió su segundo gol, siendo la figura del elenco rojinegro en el empate ante el Pirata. En total jugó 26 partidos contando los tres de la Liguilla Sudamericana.

Por todo lo mencionado, la continuidad de Ledesma es primordial para el entrenador y es por eso que ya existieron contactos, pero la realidad indica que hasta tanto no asuman las nuevas autoridades no se podrá avanzar demasiado. En consecuencia Franco a la distancia reza para que nadie se lo lleve.

Comentarios