Ovación
Miércoles 02 de Marzo de 2016

Uno más para la legión

El santafesino Leandro Lezcano fue designado por la FIBA como el árbitro argentino en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Su superación es constante y promete dejar alto el prestigio local. “Que te llegue el mail con la confirmación es muy gratificante”, afirmó

El referato de Santa Fe también es una cantera inagotable. Pasan los años y siempre desde el Colegio de Árbitros local hay un representante en el alto nivel mundial. 
 
Le toca el turno a Leandro Nicolás Lezcano, este joven que cumplirá 34 años en julio y fue honrado con la designación para ser el juez argentino en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Conoció la noticia en Venezuela y todavía no llegó a la ciudad, pues desde Ezeiza empezó una gira por el sur del país para continuar dirigiendo el TNA. 
 
Ovación lo contactó para que brinde sus sensaciones acerca de este particular momento: “Sabía que me había ido bien en algunos torneos pero no es fácil dirigir un Juego Olímpico, la verdad es que uno siempre quiere estar, es la primera vez que me pasa, no sabía si me iban a designar, por ahí los árbitros más viejos me decían que podía estar pero uno nunca sabe, y que te llegue el mail con la confirmación es muy gratificante”. 
 
Más adelante, enfatizó: “A la gente que se encarga de evaluarnos la conozco y siempre nos dicen que hay que estar preparados para cualquier torneo, siempre nos dicen eso, dirigiendo Liga de las Américas, partidos importantes, como un pase de un grupo como me pasó ahora es como que te da confianza y obviamente que uno siente que le están dando una responsabilidad mayor”.
 
 
Rápido crecimiento
Lezcano obtuvo su licencia internacional en 2011 y a partir de allí fue convocado a distintos torneos mundiales de importancia. El propio juez así lo admite: “Sinceramente en 2011 tuve la Clínica para árbitro FIBA y la persona que designa me dio distintos objetivos a cumplir, casi no dirigí categorías menores a nivel FIBA, directamente Liga Sudamericana, Liga de las Américas, empecé casi desde arriba”.
 
Preparación
Si bien es fresca la noticia acerca de la oficialización de los jueces que impartirán justicia en Brasil, el propio Lezcano imagina una preparación especial para la cita olímpica: “Todavía no recibí ninguna notificación oficial pero el año pasado por ejemplo en el Mundial U19 que pude dirigir, nos hicieron una preparación física tres meses antes, teníamos que mandar informes, seguramente este año lo van a hacer con GPS pero es todo extraoficial. Por ahora estoy enfocado en cumplir mi contrato en el TNA, el año pasado tuve la chance de dirigir un par de partidos de la A”.
 
Mecánica actual
El arbitraje internacional de los últimos años tiene varios puntos en los cuales la FIBA pretende hacer profundo hincapié. Al respecto, el colegiado opinó: “Lo que se busca es limpiar el tema de los contactos fuertes, lo que son sanciones antideportivas, esa problemática que se puede presentar. Hay que dejar jugar, dar una continuidad en roces mínimos, se hace hincapié en ventaja-desventaja, hacer un juego más fluido y vistoso, con la conducta se trabajó mucho en eso. Nos piden que seamos estrictos en estos aspectos puntuales”.
 
Camino abierto
En su corta y vertiginosa carrera internacional, Lezcano participó el año pasado de un Campus NBA, otro de los galardones que le dio prestigio a su trayectoria. “Se están abriendo ellos, si bien no lo hacen a los Campus para reclutar, sí para mostrar el sistema de entrenamientos que tienen ellos y lo hacen para abrir puertas al básquet FIBA, lo hacen con jugadores, con Brasil la NBA va a firmar un contrato, se está abriendo mucho, para mí lo que viene es siempre mejorar, tratar de dejar todo, no siempre dirigir una final es el único objetivo, son tres jueces y a veces llega tu país, un montón de razones, siempre quiero estar en las finales, pero hacer un buen trabajo y estar preparado para lo que me toque”, contó.
Quien conoce a Leandro Lezcano sabe que es una persona bondadosa, con perfil bajo, cuyo objetivo no es otro que dar lo mejor cada vez que entra a un rectángulo. 
 
Santa Fe es su mundo, ese que lo verá desde el 6 de agosto en un Juego Olímpico por primera vez: “Siempre me acuerdo del Colegio de Árbitros de Santa Fe, crecí siempre con Juan (Fernández), Silvio (Guzmán), Fabio (Alaniz), con todos porque no quiero olvidarme de nadie, algunos llegaron a la Liga Nacional A, otros no llegaron pero te transmiten igualmente su experiencia, la verdad es somos un grupo muy unido y que pudimos juntos lograr muchas cosas positivas”.
 
El clic por el referato
Tal vez el camino de Lezcano no sería este si algunos acontecimientos no hubieran sucedido de la manera que pasaron hace apenas seis años, cuando existía la firme posibilidad de dedicarse a ser profesor de Educación Física, la carrera que pudo cursar y recibirse: “A mí siempre me apasionó el arbitraje, en un momento durante 2010 era árbitro nacional pero no estaba el Torneo Federal, por la misma problemática de contratos que existe ahora no podía entrar a la Liga Nacional B y estuve cerca de trabajar en España, tenía un contacto con un amigo, conseguí en la Escuela de Comercio un trabajo y me quedé acá, hubiese cambiado un poco porque al otro año accedí a tener la licencia internacional”.
 
Apoyo masivo
Las redes sociales sirvieron de disparador una vez conocida la noticia para felicitarlo por semejante logro: “Estábamos en Caracas con Juan Fernández cuando me enteré, uno siempre se apoya en la familia, tenemos muchos viajes, mucho tiempo fuera de casa, lejos de mi señora y mi hijo de seis meses, mis viejos, mis hermanos, lo que primero que se te viene a la cabeza es el apoyo de toda la familia, la gente la verdad que con la mayoría uno tiene buena relación. La profesión de árbitro nos hace poner del lado del malo, pero trato de respetar a jugadores y entrenadores, y en el básquet de Santa Fe tenemos todos un respeto mutuo con toda la gente que forma parte de la familia de este deporte”.
Leandro Buttarazzi / leandro.buttarazzi@uno.com.ar / Ovación

Comentarios