Santa Fe
Sábado 13 de Agosto de 2016

Urtubey: "Santa Fe debe ser el nodo de desarrollo del norte argentino"

El gobernador salteño estuvo en la capital provincial y se reunió con distintas autoridades políticas. En ese marco habló con Diario UNO.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, estuvo días atrás en Santa Fe. El mandatario aprovechó su viaje para reunirse con Miguel Lifschitz; con el intendente de Santa Fe y presidente nacional de la UCR, José Corral; y por último mantuvo un encuentro con dirigentes del justicialismo santafesino. Además, en su paso por la capital provincial dialogó con Diario UNO de diferentes temas de la realidad nacional.
—¿Cómo evalúa los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri?
—Creo que la Argentina está pagando los costos de haber salido de una especie de realismo mágico a una ortodoxia pura sin escalas. El impacto pega en los sectores medios de los argentinos. El trabajo que hemos hecho nosotros, y particularmente yo, fue el de tratar de atenuar ese impacto.
—¿De qué manera?
—Tratando de persuadir al gobierno de contar con mayor gradualidad en la aplicación de las políticas públicas; de acompañar en decisiones que considero acertadas para que sea menos gravosa la situación de los argentinos, por ejemplo, la salida del default que se dio en un marco de consenso. Creo que es positivo tener un gobierno que aprende a dar marcha atrás cuando hay políticas que no caminan. También es cierto que abusar excesivamente de la prueba y error a veces genera impacto.
—¿Como oposición al PJ no le está faltando fuerza para hacer reclamos al gobierno nacional?
—Tenemos distintos perfiles. Algunos nos planteamos como opción superadora al gobierno, que apoya algunas políticas, que marca diferencias en otras y que no tiene pudor en apoyar lo que le hace bien a la gente. Otros creen que ser oposición es elevar el volumen de la discrepancia, yo creo que no.
—En ese contexto político, ¿qué lugar va a ocupar el Partido Justicialista?
—El Partido Justicialista tiene un problema adicional, que es procesar una derrota electoral que nos desplazó del poder y en alguna medida nos obliga a renovar nuestro contrato social con la gente. Más allá de la posición respecto al gobierno, el problema adicional es nuestra posición frente a la gente. Pasaron muchas cosas que horadaron el prestigio de nuestro espacio político como el vehículo en que la gente pueda confiar para llegar a buen puerto. Hay que reconstruir ese vínculo.
—¿Con qué dirigentes cree que el PJ debe reconstruir ese vínculo?
—Yo apuesto a una profunda renovación y eso se tiene que dar de abajo hacia arriba. Claramente hay dirigentes que ya son emergentes de una nueva mirada del peronismo entre los cuales está Omar Perotti, en Santa Fe; hay gobernadores de provincias como Entre Ríos, San Juan, Chaco, que son provincias con nuevos liderazgos, con dirigentes que empiezan a tomar un lugar importante producto de tener un vínculo muy estrecho con la gente.
—¿La conducción que hoy tiene el PJ, refleja esa renovación?
—No todavía porque estamos en un proceso de transición. A mi juicio la conducción real de la Argentina se va a dar en 2019 cuando vayamos a discutir un nuevo escenario político nacional. En el mientras tanto, yo apelo a que la renovación se vaya dando de abajo hacia arriba. Para eso nos va a servir la elección del año que viene, que es estrictamente provincial. Si bien se eligen cargos nacionales, son a nivel provincial y eso va a permitir acelerar los procesos de renovación.
—¿Cristina tiene que estar adentro o afuera del peronismo?
—Creo que la renovación se tiene que dar desde la gente, no desde el poder. La gente pondrá a los dirigentes en el lugar que crea que tienen que estar.
—Lo que sucede es que a veces las listas tienen siempre a los mismos dirigentes.
—Por eso. Pero en esta elección que viene no hay un liderazgo nacional y las listas se tienen que conformar a nivel provincial, de abajo hacia arriba. Si el peronismo interpreta a la gente, las listas van a expresar la nueva lógica de relación con la sociedad y, por ende, validaremos una renovación o los dirigentes que vienen desde antes. Si nosotros pretendemos ordenar desde el poder estamos perdidos.
—¿Las elecciones del año que viene son fundamentales para que el peronismo se posicione como alternativa de poder en 2019?
—Creo que serán fundamentales para la Argentina. Soy peronista y quiero que al peronismo le vaya bien. Pero estoy más preocupado porque a los argentinos nos vaya bien. Tenemos que consolidar la institucionalidad el año que viene. Como peronista voy a trabajar para que nos vaya muy bien a los peronistas. Pero esencialmente espero que la Argentina pueda fortalecerse institucionalmente a través de una representación genuina.
—Usted visita Santa Fe muy seguido, ¿cuál es la importancia de esta provincia para Salta?
—Así como en la historia Santa Fe ocupó un rol protagónico en los procesos constitucionales y demás, hoy ocupa un lugar interesante como centro nodal de desarrollo de todo el norte argentino. Hay que salir de la lógica del centralismo en la Argentina desde una mirada integradora pero con círculos económicos que sean integradores en serio. En ese sentido, creo que Santa Fe está en un lugar estratégico y hay que trabajar fuerte en eso. El 80% de la producción salteña se exporta desde Santa Fe; en turismo los santafesinos están segundos en cantidad de visitantes que tiene Salta.
—¿Cuáles son los procesos que hay que poner en marcha para que Santa Fe se transforme en ese centro nodal?
—Una de las cuestiones es la iniciativa del puerto de Santa Fe, tener el dragado necesario para que podamos tener barcazas con el volumen que necesitamos. Y esencialmente tenemos que seguir profundizando nuestro nivel de vinculación. Entiendo que hay una cuestión histórica entre Rosario y Santa Fe. Pero hoy tenemos conectividad aérea entre Salta y Rosario, que está más cerca que Buenos Aires. Lo que necesitamos es generar la logística y no hay que innovar, ya se hizo. El Belgrano Cargas viene acá, la ruta nacional 34 también. Así estuvo diseñada la Argentina federal desde López, Güemes y compañía y hoy lo que tenemos que hacer es reciclar esas viejas ideas con nuevos métodos y medios de comunicación.



Comentarios