mundo
Martes 07 de Abril de 2015

Uruguay dice que la situación de los DDHH en Venezuela es "preocupante"

El canciller Rodolfo Nin Novoa citó un informe de Amnistía Internacional y comparó el cuadro con el vivido por su país bajo la dictadura militar.

El canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, declaró que es "enormemente preocupante" que Venezuela mantenga presos políticos, en un nuevo choque entre el recién asumido gobierno uruguayo de izquierda y Caracas. Novoa incluso hizo un paralelo entre la actual Venezuela y la dictadura militar que sufrió su país en los años 70 y 80. Se trata de las críticas más duras que un canciller sudamericano ha dirigido al gobierno chavista por la represión interna. Novoa hizo su comentario a propósito de un reciente informe de Ammnistía Internacional sobre las numerosas violaciones de los derechos humanos que se registran en Venezuela.

La Justicia venezolana, totalmente controlada por el gobierno, ha apresado a altos dirigentes opositores, a los que acusa de "conspiración" para dar un golpe contra el presidente Nicolás Maduro. Este es el caso del alcalde de Caracas Antonio Ledezma, el más reciente preso pólítico de Venezuela. También se destaca el líder opositor Leopoldo López, acusado también de golpista por azuzar una ola de protestas estudiantiles el año pasado que dejó 43 fallecidos, la gran mayoría de ellos jóvenes opositores muertos a tiros por milicias chavistas o policías.

"La prisión de opositores es preocupante para fortalecer el clima de democracia que tiene que haber en América Latina y en América del Sur, específicamente esas cosas generan mucha preocupación", dijo Nin Novoa. "En Uruguay sería impensable que un día un gobierno se hubiera llevado a un intendente de su despacho con fuerzas policiales, derrumbándole la puerta y a los empujones, se lo dijimos a la canciller venezolana y al embajador", agregó Novoa en referencia a la violenta detención de Antonio Ledezma. El canciller indicó que la autorización que hay en Venezuela "para reprimir manifestaciones con armas de fuego es un exceso a todas luces". Una reciente resolución ministerial autoriza esta clase de represión, lo que motivó protestas de la oposición y denuncias ante organismos internacionales. En relación a las denuncias de torturas en las cárceles de Venezuela, el canciller uruguayo dijo que "son enormemente preocupantes". Novoa indicó que la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas) pidió "que la Cruz Roja entre a las cárceles de Venezuela para evaluar la situación y la respuesta fue el silencio". Agregó que la Unasur va a insistir con el pedido. Consultado sobre el reciente informe de Amnistía Internacional (AI) "Venezuela, los rostros de la impunidad", en el que se denuncian muertes de manifestantes por disparos de policías y milicias chavistas, torturas y vejaciones sexuales, así como detenciones arbitrarias y represalias por denunciar estos abusos, el canciller uruguayo dijo que el reporte es "enormemente preocupante". Lo es "sobre todo para un país que vivió las mismas condiciones que están viviendo parte de los venezolanos ahora, hace más de treinta años y tuvimos que salir al mundo a pedir ayuda", dijo en alusión a las violaciones de derechos humanos durante la dictadura militar uruguaya. "Los derechos humanos es la única materia en la cuál la no injerencia en los asuntos internos de los países no es válida", añadió. "Los derechos humanos se defienden todos en todas partes del mundo", sostuvo Nin quien enfatizó en el pedido de que la Cruz Roja pueda ingresar a las cárceles venezolanas a constatar la situación de opositores arrestados. "Hasta que no tengamos un informe detallado de lo que está ocurriendo en las cárceles venezolanas como dijo el vicepresidente (uruguayo Raúl Sendic) no nos consta; por eso es que pedimos que la Cruz Roja Internacional entre en las cárceles de Venezuela y elabore un informe", detalló. Nin Novoa, cuyo país ejerce la presidencia pro témpore de Unasur, recordó que esa solicitud fue formulada a Maduro en la última cumbre del bloque en Quito y dijo que "el silencio fue la respuesta. Seguiremos insistiendo en eso", concluyó.

Según AI "la inmensa mayoría de las violaciones de derechos humanos en Venezuela no son investigadas y sancionadas". "A un año de las protestas (que dejaron 43 muertos el año pasado), las víctimas aún esperan justicia", señaló.

Las declaraciones de Novoa marcan un nuevo quiebre con Caracas, que semanas atrás criticó al vicepresidente uruguayo Raúl Sendic por decir que no hay pruebas de la presunta "injerencia de Estados Unidos" en el país petrolero. La cancillería citó al embajador venezolano en Uruguay para que brindara explicaciones.

El presidente Tabaré Vázquez, que asumió el 1º de marzo, tiene un vínculo mucho más distante con Maduro que su antecesor José Mujica, aunque ambos pertenecen al izquierdista Frente Amplio. Las críticas de Novoa se dan poco después de que un grupo de ex presidentes sudamericanos anunciara que presentará una declaración pidiendo la liberación de presos políticos y que la crisis venezolana sea analizada en la Cumbre de las Américas del viernes y sábado en Panamá.

Comentarios