region
Martes 29 de Marzo de 2016

Usuarios iniciaron una causa judicial contra las empresas que unen Paraná y Santa Fe

Como todos los años, con el inicio de las clases en las universidades, recrudecieron las quejas por las largas demoras para viajar de una ciudad a otra.

El defensor del Pueblo Adjunto de Entre Ríos, Pablo Donadío, confirmó que esta mañana deberá presentarse como testigo en un juicio que un grupo de usuarios del servicio de transporte de pasajeros inició por incumplimiento contra las empresas ERSA Fluviales y Etacer.
Afirmó que como todos los años recrudecieron las quejas por las largas demoras para viajar de una ciudad a otra y anticipó que iniciarán gestiones ante la Secretaría de Transporte de la Nación para que intervenga en este viejo reclamo.
Donadío dijo a FM Baxada, que fue convocado por la Justicia para prestar declaración “como testigo” en una causa que se inició contra las empresas de transporte de colectivos que unen las capitales de Entre Ríos y Santa Fe. Destacó que su testimonio será en defensa de los usuarios. “A la Defensoría también se le pidió desde el Juzgado un informe exhaustivo sobre el tema”, agregó.
Por otra parte, confirmó que volverán a reclamar ante las autoridades de la Secretaría de Transporte de la Nación y de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CRNT) que intervengan en este tema que afecta directamente a los usuarios.
El defensor adjunto sostuvo que en los últimos días volvieron a producirse nuevas quejas ante el incumplimiento de las empresas y las largas colas para utilizar el servicio. “Es lo mismo de todos los años, que recrudece, y que la verdad todavía no se ha encontrado una respuesta por parte de las autoridades competentes”, sostuvo Donadío.
“Venimos trabajando hace dos años con los usuarios, obreros, estudiantes; nos hemos reunido con decanos de universidades y centros de estudiantes”, recordó el integrante de la Defensoría del Pueblo.
Además, señaló que la delegación provincial de la CNRT sigue acéfala. “Quedó vacante por jubilación y hasta la fecha no han designado representante; estamos en un problema porque los empleados de esa área aducen que su única función es la de controlar el toque de andén de los colectivos, los horarios de llegada”, dijo. Y agregó: “A nosotros eso nos parece una tarea bastante pobre para un organismo nacional que tiene jurisdicción en la provincia de Entre Ríos”.
“Lo que está ocurriendo por estas horas es una sucesión de reclamos por la misma situación que se venía repitiendo antes; el problema que yo veo es que no está organizada la distribución de los pasajeros porque las dos empresas tienen criterios distintos para efectuar los recorridos”, mencionó.
Al respecto, explicó que “una de las empresas fue autorizada el año pasado, mediante una resolución particular, para hacer un recorrido diferenciado, por lo que determinadas unidades van sólo hasta el pozo, otras hasta la Facultad de Derecho y otras directo a la Terminal. Los usuarios deben hacer una única fila para subir a cualquiera de los dos servicios, no saben nunca cuál de las dos empresas le va a tocar y cuando ponen un pie arriba del colectivo se encuentran que quien iba hasta la terminal, ese coche al que subió sólo llega hasta la Facultad de Derecho, entonces tiene que esperar 40 o 50 minutos más para encontrar el nuevo coche”, reclamó.
“Esto es un caos, si colocasen carteles indicadores eso beneficiaría bastante”, sugirió Donadío quien sostuvo que “hoy es una lucha entre los pasajeros, con peleas, empujones y corridas, cuando esto no debería ser así”.
Por último, resaltó que “hay una responsabilidad de los organismos nacionales que tienen competencia en esta temática: la Secretaría de Transporte de la Nación y la CNRT. No es un problema de los municipios de Paraná y Santa Fe porque no tienen competencia”, concluyó.
Fuente: UNO Entre Ríos
 

Comentarios