santafe
Martes 12 de Enero de 2016

Vaciaron los piletones del Parque del Sur para bajar el nivel del lago

Este lugar se alimenta por afluentes del río por lo que se elevó su caudal. Con bombas tratan de recuperar la medida normal. El fin de semana volverán a funcionar

En los últimos días, vecinos de la zona sur de la ciudad comenzaron a preguntarse por qué los piletones del Parque del Sur habían sido vaciados y si esta situación tenía que ver con la rotura del sistema de bombeo, y sobre todo si se mantendría hasta el fin de la temporada de verano ya que este sector de la ciudad es utilizado por muchos santafesinos para pasar las tardes de intenso calor. Estos interrogantes tienen respuesta. Por un lado, el municipio sacó el agua y suspendió el chorro porque el lago elevó su nivel y amenazaba con anegar el club que se encuentra a la vera del mismo, entonces hoy se trabaja para bajar el caudal que posee. Esta tarea se realizará durante estos días y se estima que el fin de semana volverán a funcionar como es habitual.
 
El secretario de Recursos Hídricos de la Municipalidad, Felipe Franco explicó a Diario UNO el trabajo que lleva a cabo el municipio santafesino. “El lago del Parque del Sur tiene una afluencia por sus napas a partir de su fondo del río. Cuenta con tres sistemas de bombeo para mantener el nivel, pero ante este pico de crecida del Paraná están al límite de su capacidad de extracción lo cual mantenía el caudal. La lluvia de la semana pasada que también aportó al lago originó que el nivel subiese”, comenzó con el relato el funcionario.
 
Siguiendo esta línea dijo que “además los piletones del Parque del Sur aportan un volumen de agua importante y a los efectos de no generar mayores inconvenientes tanto al club El Quillá como al mismo parque y lugar de recreación se decidió suspender lo que es la incorporación de agua a través de los chorros”. Es por eso que dejó en claro que los piletones funcionan a pleno y el sistema también: “No se rompieron sino que se cortó el sistema para poder abatir el nivel del lago principal y a partir de ahí generar una limpieza del mismo y luego volver a llenarlos para su uso”, agregó Franco.
 

Repleto. Así está el lago y perjudica las instalaciones del club / Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Trabajo en marcha
El funcionario aclaró: “Estas tareas demandarán unos días ya que incrementamos la capacidad de bombeo porque incorporamos una motobomba y a partir de ahí en dos o tres días vamos poder bajar los niveles adecuadamente, proceder a la limpieza, lograr la erradicación de algunas especies de peces y retomar para el fin de semana este lugar como balneario”, expresó.
 
Más adelante, el secretario de Recursos Hídricos explicó: “Nosotros estamos logrando un equilibrio en lo que es el pasaje a través de las napas inferiores del lago y el río, lo cual nos permite lograr una asimetría con el sistema de bombeo. Si a ese afluente del río a través del sustrato inferior le sumamos otro caudal que agregamos a través de perforación (los chorros) estamos sumando agua pero no es complicado contrastar, el incremento se produjo por la lluvia de la semana pasada. Entonces sí o sí tenemos que parar la incorporación de agua nueva que sería la de los piletones y atacar con la mayor capacidad que tenemos de extracción para restablecer los niveles del lago”. 
 
Es por eso que para lograr este objetivo, el funcionario resaltó: “De las tres bombas que habitualmente tiene el lago se sumó una motobomba que tiene una capacidad mayor que las otras y logramos en 24 horas un descenso de 12 centímetros con lo cual en dos o tres días vamos a poder restablecer los niveles normales”, dijo Felipe Franco.
 

Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Según la escala que está en el ingreso al club El Quillá, el lago hoy está en 1,45 metros y lo normal sería alrededor del metro. “Por eso en dos o tres días estaríamos bien y eso permitiría volver a la normalidad”, reiteró.
Franco resaltó como positivo que el río esté bajando, “lento pero baja y eso también va a permitir que disminuya el afluente al lago”, dijo. Vale destacar también que en estos días el parquizado presentaba charcos de agua y eso llamó la atención de los visitantes de este espacio verde.
 
El secretario aclaró que “también tiene que ver con esto” y dijo: “Alrededor del lago hay unas perforaciones que eran para mantener la calidad del lago y de ahí también aflora agua y eso tiene que ver con las napas muy altas pero sobre todo con la vinculación con el río. Poco a poco y a medida que el Paraná descienda todo se irá acomodando”. 
 
Situación límite pero controlada
Por su parte, el presidente del club El Quillá, Enrique Serrao se refirió a la situación y aseguró que es compleja pero hasta el momento las actividades en la institución son normales. “Subió un poco por arriba del límite del club y se está metiendo en las canchas de fútbol y tenemos filtraciones permanentes por los lugares más bajos. Pero no podemos decir que estamos en una situación seria. Las bombas están trabajando y la Municipalidad llevó una grande y eso da una ayuda mayor, pero la realidad es que el río sigue estando a nivel muy alto y eso no nos favorece”, explicó a Diario UNO. 
 
Serrao aseveró: “Esta situación no es nueva y pasa en cada crecida que hace que el lago esté alto y las filtraciones son comunes en lugares muy bajos y donde hay bombas que hacen que el agua salga hacia afuera pero tratamos de sacarla de nuevo hacia el lago estamos en una situación límite, pero controlada”.
 

Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
Ante la consulta sobre cómo se desarrollan las actividades en la institución, el presidente de El Quillá expresó: “El club sigue funcionando de manera normal. Estamos atentamente mirando hacia el río para ver qué puede llegar a ocurrir. No nos afecta directamente pero sí a través del lago y hasta que no baje todo lo que tiene que bajar hace que la napa este altísima. Además cada lluvia como la de hoy (por este martes) sube el caudal por los desagües provenientes del sur de la ciudad y también elevan el nivel del espejo de agua”.
 
Ante la consulta sobre si es favorable que se hayan vaciado los piletones del Parque del Sur, Serrao expresó: “Es una ventaja porque ellos también aportaban agua al lago. Por eso estamos atentos a lo que tenemos cerca como los piletones y como todos, esperando que baje el nivel del río”. 

Comentarios