Policiales
Jueves 11 de Febrero de 2016

Varadero Sarsotti: asesinaron a un hombre a balazos en la calle

Asesinaron a Miguel E. Fianaca de 43 años con cuatro tiros. La víctima salió de la cárcel en 2012 y tenía gruesos antecedentes penales

Este jueves, a las 18.45, un hombre que fue identificado como Miguel Eduardo Fianaca de 43 años, fue asesinado con varios balazos que lo impactaron en el abdomen en un ataque que fue consumado en una de las calles laterales que rodean a la plaza de la populosa barriada de Varadero Sarsotti que está ubicado en el extremo sur de la capital santafesina.
Según el testimonio de los vecinos de Varadero Sarsotti, Fianaca de 43 años, salió de la cárcel en 2012 y un año después asesinaron a su hijo en el mismo barrio. Así fue como este jueves discutió con un hombre y todo terminó cuando recibió cuatro disparos con orificios de salida que terminaron con su vida de manera instantánea. 

Le pegaron cuatro balazos
La tórrida tarde santafesina, llevó otra vez como tantas otras, a Miguel Eduardo Fianaca de 43 años, a las calles de Varadero Sarsotti, algunos lugareños cuentan que cuando se acordaba que hacia unos años le habían matado a su hijo, solía volver para discutir y pelear con los vecinos. Según afirmaron "él era así, y como vivía en la calle y no tenía familia, decía, “no tengo nada para perder”.
Y, eso fue lo que pasó hoy. Llegó al barrio, e hizo una recorrida hasta que llegó a la zona conocida como la de la placita, porque es un triángulo al que se accede cuando uno desciende por la denominada curva de Cilsa y en vez de subir por la avenida Mar Argentino, desciende por el cardinal norte del barrio y que tiene las calles asfaltadas. 
Fianaca, habló con uno y con otro, hasta que finalmente se encontró con alguien con quien sostenía viejas diferencias y una áspera discusión verbal se transformó en una fría ejecución a tiros a la vista de todos y en medio de la calle. Los vecinos que dijeron que no vieron ni escucharon nada, en realidad, vieron y escucharon todo, pero el miedo a las represalias, a la mayoría de ellos, los mantiene en silencio. A otros, no. 
Para cuando los vecinos denunciaron el ataque a tiros a la Policía, Fianaca, agonizaba. Llegaron los primeros agentes y luego lo hizo el médico policial que constató el fallecimiento de la víctima, y le constató ocho orificios, por lo que se estima que fue asesinado con cuatro balazos con orificios de salida. 
No hubo detenidos relacionados con este homicidio. Este es número 18 en lo que va de 2016. 

Juan Trento / jtrento@uno.com

Comentarios