santafe
Viernes 22 de Abril de 2016

Veto de Corral y polémica: ¿quién actualiza el valor de las multas?

  Hijos del rigor. “La ciudad no puede ser un viva la Pepa. No queremos una ciudad desordenada”, dijo el intendente José Corral. El concejal opositor Juan José Saleme respondió: “Nosotros no queremos un intendente con superpoderes”

El intendente de la ciudad, José Corral, vetó ayer la ordenanza sancionada por el Concejo Municipal. La misma, propone modificaciones a la norma que establece la actualización de los valores en las multas de la ciudad de Santa Fe. Desde el 2012 el Ejecutivo Municipal tiene la facultad de ajustar el precio de las multas a través de las denominadas Unidades Fijas, que toman como referencia el valor del precio del combustible.
LEER MÁS: Ahora el valor de la Unidad Fija para multas será determinado por el Concejo
 
La iniciativa del concejal Saleme, vetada por Corral, propone devolverle facultades al Concejo, para que sea el recinto quien defina el costo de las infracciones que se cometan en la ciudad de Santa Fe. La discusión no termina, ya que se trasladará nuevamente al Concejo Municipal. Los ediles podrán rechazar el veto, aunque para lograrlo necesitarán contar con el acompañamiento de las dos terceras partes de los miembros.
 
En diálogo con Diario UNO, el intendente de la ciudad, José Corral, aseguró que “el sistema sancionatorio garantiza una ciudad ordenada”. Además, afirmó que no existe un motivo recaudatorio por parte del municipio y apuntó: “De hecho es mucho más lo que el municipio invierte en control de lo que se recauda con multas”, sostuvo. 
 
El autor de la iniciativa, Juan José Saleme, fundamentó el proyecto presentado en el Concejo. Entre los argumentos más destacados, el edil sostiene que es una facultad del Concejo actualizar los montos de las multas ya que lo establece la ley de municipios y comunas de la provincia. “No queremos la ciudad del viva la Pepa como ha dicho el intendente, pero tampoco queremos un intendente con superpoderes”, manifestó. 
 
 
Por otro lado, la concejala Adriana Molina consideró “oportuno” el veto del intendente porque el sistema punitivo se “corresponde con una política de Estado, vinculada con el ordenamiento de la ciudad”. Molina fue crítica de la iniciativa opositora: “Ni siquiera establece si las actualizaciones serían semestrales o anuales y cuál sería el equipo técnico para establecerlo. Así que creemos que es absolutamente acertado el veto”.
 
Proyecto 
En diálogo con Diario UNO, Saleme se mostró a favor del ordenamiento de la ciudad y del sistema sancionatorio pero insistió en “devolverle” al Concejo facultades que le fueron quitadas. “La ley de municipios y comunas le da la facultad al Concejo de actualizar los montos de las multas. Nosotros no estamos discutiendo sobre montos de multas, ni sobre la voracidad recaudatoria que tiene el intendente –que nosotros entendemos que la tiene–, nosotros lo que estamos discutiendo es el respeto a la ley. La ley nos otorga esa facultad y nosotros la queremos recuperar”, resaltó. 
 
La concejala Molina hizo referencia al proyecto aprobado este jueves por la mayoría de los ediles. “Sanciones como las de ayer lo que harían es poner en incertidumbre cómo se actualizarían las multas. Creemos que es importante seguir insistiendo en la necesidad de evitar accidentes viales y las multas tienen que ver con esto”, indicó.

Pero Saleme persistió en su argumento principal y dijo: “Queremos recuperar el tope a la actualización de las multas. La ley (de municipios y comunas) establece un tope que es el índice de costo de vida según el Indec. Entendemos que el valor de las naftas aumenta por encima de lo que es el costo de vida”.
 
Sancionar para ordenar
“Hemos mejorado en el ordenamiento y son menos la cantidad de multas que se realizan”, afirmó Corral. En diálogo con Diario UNO, el mandatario aseguró que es necesario continuar con el actual sistema sancionatorio. “Uno pretende que no se apliquen las multas porque lo que queremos es una ciudad ordenada en la que todos cumplamos las normas. Pero para lograr el cumplimiento de las normas tiene que haber estímulos. Los mismos están dados por las sanciones que se aplican a quienes no cumplen las normas”, expresó.
 
Según el municipio, uno de cada cuatro ciudadanos que manejan se les realizó una multa. De ese grupo, solo tienen multas graves el 7 por ciento y gravísimas el 1,6 por ciento. “Si nosotros miramos las estadísticas del cinemómetro de las avenidas, vamos a ver que desde el 2012 al 2015, ha bajado en un 44 por ciento”, afirmó la concejala Adriana Molina.
 
En el mismo sentido, Corral apuntó: “Nosotros estamos convencidos de que el sistema sancionatorio es para garantizar una ciudad ordenada. Las mejores situaciones se dan cuando logramos a través de los controles disminuir las infracciones. Las conductas se generan también por los límites, las sanciones”.
 
Con respecto al carácter recaudatorio denunciado por concejales opositores, el titular del Ejecutivo respondió: “No hay un motivo recaudatorio. El motivo de los controles es tener una ciudad ordenada. De hecho es mucho más lo que el municipio invierte en control de lo que se recauda con multas”.
 
Facultades en debate
“Queremos que haya control, queremos que existan las multas, pero queremos respetar la ley”, dijo Saleme en relación a la ley provincial que establece que el Concejo es quien define sus valores. “La multa es una sanción al ciudadano que no respeta la ley y el intendente es el primero que no la está respetando. El Concejo cedió esta facultad a partir de una mayoría automática circunstancial”, reclamó.
 
Por su parte, Molina consideró que en este caso no hay delegaciones de facultad al Ejecutivo. “La Unidad Fija la establece el Concejo Municipal. Sería delegación de facultades si diría que el Ejecutivo determina la Unidad Fija, pero nosotros le estamos dando una canasta de combustibles para que tome de referencia y la determine. Es decir que le estamos diciendo en base a qué la tiene que hacer”, finalizó.

Aquiles Noseda / aquiles.noseda@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios