pais
Domingo 26 de Julio de 2015

Vinculan a un puntero de la Villa 31 con negocios millonarios durante la administración de Mauricio Macri

Oscar Remorino, “El Gitano” como los conocen los vecinos de la villa 31, es uno de los más antiguos habitantes de ese barrio y según lo publicado hoy por el diario Tiempo Argentino, fue beneficiado por el gobierno porteño con una serie de contrataciones que suman más de 45 millones de pesos.
Según la investigación periodística, Remorino es el titular del Centro de Materiales para la Construcción (CEMACO), un corralón radicado dentro de ese barrio popular que en el año 2008 fue clausurado por el gobierno porteño, en momentos en los que el macrismo buscaba detener la expansión de la villa.
A partir de ese momento, El Gitano no sólo consiguió la reapertura de su negocio, sino que además logró formalizarse como proveedor del Estado local prestando diferentes servicios relacionados a la resolución de problemas de infraestructura en las villas de la ciudad.
Según el Sistema Integrado de Administración Financiera del gobierno porteño (SIGAF), al año siguiente de la clausura de su corralón, Remorino comenzó a facturar por servicios adjudicados mediante contrataciones directas y licitaciones, que desde 2009 a la fecha suman más de 45 millones de pesos.
La subsecretaría de Atención Ciudadana, conducida por Eduardo Macchiavelli, un funcionario de estrecha confianza del jefe de Gabinete Horacio Rodriguez Larreta y la Secretaría de Hábitat e Inclusión, controlada por Marina Klemenciewicz, que reporta a la senadora nacional y precandidata a vicepresidenta del PRO, Gabriela Michetti, son algunos de los organismo a los que el hombre de villa 31 prestó servicio, lo que habla de la capacidad de negociación que logró con diferentes sectores del macrismo.
Durante 2012, el gurú espiritual Sri Sri Ravi Shankar fue contratado por el gobierno de la ciudad para realizar una serie de seminarios y encuentros para enseñar técnicas de respiración.
Uno de los lugares en los que disertó el líder espiritual fue la villa 31, donde fue recibido por Oscar Remorino, quien durante ese mismo año embolsó más de 7 millones de pesos en contrataciones con el ejecutivo que conduce Mauricio Macri.

Comentarios