Policiales
Martes 11 de Agosto de 2015

Violenta guerra de familias por el caso de Antonella Altamirano

Este martes, nuevamente hirieron a su primo Cristian Gómez de 18 años. Dialogó con Diario UNO de Santa Fe, y la mujer imploró terminar con las agresiones.

En horas de la tarde del martes Diario UNO de Santa Fe dialogó con Antonella Altamirano de 20 años, en la puerta de su vivienda ubicada en Estrada al 6500 casi Hernandarias de barrio Piquete Las Flores, minutos después de que su primo, Cristian Gómez de 18, fuera nuevamente baleado en un brazo. 
La situación que lo tuvo a Gómez como víctima fue similar a la que atravesó en la tarde del lunes cuando fue baleado  por dos menores con los que se habría tiroteado en inmediaciones de la esquina de Estrada y J. P. López, en este caso el sector corresponde al barrio Hipódromo de la capital santafesina, y los conflictos involucran a los integrantes de tres distintas familias de la zona. 
Como corolario de lo vivido, Gómez fue trasladado primero hasta el Hospital Iturraspe y posteriormente derivado al Hospital Cullen, adonde recibió curaciones y el alta. 

Una historia de terror
Antonella relató en detalle que su vida se ha transformado en un verdadero infierno desde el jueves 6 de agosto, a las 20, cuando su expareja, N. G. U. de 20 años,  tiroteó la vivienda que habita con su familia en Estrada al 6500, cuando ella y su hija estaban en el interior. 
Por ese motivo,  ella el viernes a primera hora denunció la situación ante los medios de comunicación de Santa Fe, haciendo la salvedad de que la vida de su beba de 11 meses, la propia y la del resto de sus familiares corrían serio peligro de muerte. 
Entre otras consideraciones sobre las que abundó Antonella respecto del calvario en el que se transformó su vida en los últimos tiempos,  relató que cuando promediaba el mes de diciembre decidió poner fin a una extensa relación de pareja con el padre de su hija Alexia Julieta,  N. G. U. de 20 años.
Además,  aclaró que el principal motivo de su separación desde hace ocho meses fue el hartazgo por los castigos físicos y mortificaciones de todo tipo que tuvo que soportar por su férrea negativa a prostituirse en beneficio del joven. 
Antonella, valiente para desenmascarar a su agresor y coherente a la hora de armar el relato sobre los sucesos, se encargó de precisar que toda la denuncia que llevaba adelante podría tener consecuencias personales para su hija, su familia y para ella, pero aún así siguió adelante. 
LEER MÁS: Quiso asesinar a su ex pareja y al bebé de ambos a tiros en barrio Piquete Las Flores
La aprehensión del agresor
El sábado a la madrugada, agentes  de la Comisaría 26ª, aprehendieron en inmediaciones del un bailable ubicado en la esquina de Gorriti y Urquiza a N. G. U. de 20 años, y en las primeras horas lo entregaron a la Policía de Investigaciones, y estos informaron la novedad a los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios, del Ministerio Público de la Acusación, Cristina Ferraro y Jorge Nessier. 

Imputado de gravísimos delitos
El domingo, a las 8.30, en los tribunales santafesinos, el juez Eduardo Pocoví y la fiscala Cristina Ferraro, imputaron a N. G. U. de cada uno de los graves cargos en su contra, ya que había sido acusado por su expareja, Antonella Altamirano, de ser el autor de los disparos contra su vivienda que pusieron en riesgo la vida de la beba de ambos y la de ella. 
El joven fue imputado de tentativa de homicidio triplemente calificada, es decir: por haber usado un arma de fuego en el ataque perpetrado contra la vivienda de Estrada al 6500 en barrio Piquete Las Flores; porque además los balazos fueron contra su expareja y la beba de ambos, en este caso la calificación es por el vínculo; y femicidio, ya que el ataque fue perpetrado en su condición de mujer, y amenazas. 

Audiencia de prisión preventiva
Este martes, fue celebrada en los tribunales la audiencia de prisión preventiva, a N. G. U. de 20 años, y la medida fue dictada sobre el joven por el conjunto de delitos acreditados durante la audiencia imputativa que fue celebrada el último domingo.

Juan Trento/ Diario UNO Santa Fe/ jtrento@uno.com.ar

Comentarios